Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID LUNES 21 s 5 s 2007 ABC Los vecinos de Alcalá de Henares retiraron las arquetas de la calle para intentar aliviar la inundación por la tormenta de ayer DE SAN BERNARDO Una espectacular tromba de agua bloquea el AVE a Tarragona tres horas en Mejorada La tormenta inundó parte del casco histórico de Alcalá de Henares s Los servicios de Emergencias recibieron hasta 700 avisos en tres horas J. M. C. MADRID. La fuerte tromba de agua que cayó en la tarde de ayer sobre la capital y algunos municipios de la Comunidad de Madrid provocó que la línea Madrid- Huesca- Tarragona de Renfe tuviera que ser suspendida a consecuencia de una avería en la catenaria de la vía en el kilómetro 32, entre Alcalá de Henares y Mejorada del Campo. Según informaron fuentes de Renfe, el fallo provocó que dos AVE se quedaran parados en medio de la vía y mientras uno, que cubría el recorrido Madrid- Huesca con 272 pasajeros, pudo volver a la estación de Atocha al encontrarse aún cerca de ésta, el otro estuvo tres horas parado a la espera de que llegase otro tren que recogiese a sus 280 pasajeros. En el momento de cierre de esta edición, la vía 2 de ese trayecto se encontraba operativa y, según estas fuentes, los trenes que tuvieron que ser suspendidos a causa de la avería irían saliendo poco a poco lo que ocasionó bastantes retrasos y reclamaciones, ya que normalmente son dos vías las que cubren el servicio. Numerosos pasajeros airados protestaron por la situación. La lluvia y el fuerte viento reinante impidieron además a una treintena de vuelos que tenían como destino el aeropuerto de Barajas tomar tierra en sus pistas, según aseguraron fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) informa Ep. Buena parte de estos treinta vuelos tuvieron que ser desviados a los aeródromos de Zaragoza, Valencia, Alicante y Barcelona y el resto regresar a sus lugares de origen, según las mismas fuentes. La fuerte tormenta, con abundancia de aparato eléctrico, provocó que casi todos los vuelos con salida o llegada al aeropuerto madrileño sufrieran algún tipo de retraso. Junto a los incidentes mencionados, el aguacero causó numerosos desperfectos en diversos puntos de la Comunidad, así como un enorme trabajo a los servicios de emergencias. El 112 recibió, entre las 19.00 y las 21.30, 375 avisos por inundaciones en garajes y sótanos y roturas de árboles por el fuerte viento. Según fuentes de este servicio, las zonas con mayores complicaciones se encontraron en el sur de la región, sobre todo en Chinchón, Villaconejos, colmenar de Oreja, Campo Real y Fuenlabrada. Por su parte, los bomberos tuvieron que realizar más de 50 salidas durante el tiempo que duró el aguacero, sobre todo a causa de las ramas de los árboles caídas por el viento, pero también por inundaciones y acumulaciones de balsas de agua en la calzada, así como en sótanos y garajes. A partir de las 19.00, los avisos se extendieron también a la zona norte, principalmente a Pozuelo, Aravaca y Boadilla del Monte. Espectacular fue la inundación producida en Alcalá de Henares, donde la lluvia se convirtió en granizo durante más de veinte minutos, alrededor de las 19.30 de la tarde. La zona comercial, que comprende la plaza de Cervantes y la calle Mayor entre otras, se vio en pocos minutos inundada por más de treinta centímetros de agua. Las cañerías no aguantaron la presión y en algunos lugares, como en los baños públicos de la citada plaza, reventaron provocando fuentes de agua de más de un metro de altura. Los vecinos, de forma espontánea, ayudaron a retirar las arquetas de la calle para intentar aliviar el agua. Por su parte, los bomberos de la capital tuvieron también que incrementar su trabajo debido a la tormenta entre las 19.00 y las 20.30 de la tarde en la zona noroeste de Madrid, según informaron fuentes de Emergencias Madrid. Veinte dotaciones de bomberos del Ayuntamiento realizaron 61 salidas de forma simultánea y se emplearon a fondo para atender las peticiones. Según fuentes municipales, los barrios desde los que recibieron la mayor parte de los alrededor de 300 avisos fueron los de noroeste de la ciudad- -Moncloa, Fuencarral- El Pardo- afectados por inundaciones en sótanos, mientras que en el resto de la ciudad fueron los árboles caídos los que dieron más trabajo. Importantes problemas causaron también las balsas de agua que se originaron en determinados puntos de la capital, como la que se produjo en el enlace de la M- 40 con la A- 6, así como en algunas calles de la zona noroeste, como las de Nueva Zelanda, Ramón Castroviejo y Villamil. Éstas provocaron sobre todo importantes problemas de tráfico así como dificultades de acceso a las Urgencias del hospital Puerta de Hierro. Por otra parte, la incesante lluvia obligó a suspender la corrida de toros programada para la tarde de ayer, dentro de la Feria de San Isidro. Más de 30 centímetros de agua Balsas de agua La lluvia y el fuerte viento impidieron el aterrizaje de 30 vuelos en Barajas y provocaron retrasos