Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA ELECCIONES 27 M www. abc. es LUNES 21- -5- -2007 ABC Zapatero niega todo diálogo con ETA, pero admite que mucha gente trabaja por su fin Reclama prudencia porque la situación es difícil y se muestra ofendido con la actitud de Rajoy GONZALO LÓPEZ ALBA SEVILLA. No ha habido ningún contacto ni diálogo del Gobierno con ETA desde el atentado de Barajas, pero la responsabilidad del Gobierno es tener la mejor información de lo que pasa en ETA en cada momento y hay mucha gente que trabaja para que termine la violencia Estos fueron los recursos dialécticos que utilizó ayer el presidente del Gobierno para, a pesar de que- -como reveló ABC el 13 de mayo y confirmó el sábado por otras fuentes Europa Press- -dos mediadores se reunieron en abril con cabecillas de la banda, poder sostener sin pillarse los dedos que el Ejecutivo mantiene rota la interlocución con los terroristas desde diciembre de 2006. José Luis Rodríguez Zapatero, tras tachar de dislate lo que se ha publicado hasta ahora no ocultó su enojo tanto con lo publicado como con la reacción del líder de la oposición porque, según subrayó durante una comida con los periodistas que cubren la campaña del PSOE, lo que se dice también afecta a la lucha antiterrorista y cuando se habla mucho, se ayuda poco Por ello, insistió una y otra vez en reclamar prudencia a todos- es crucial especialmente a los que dicen saber así como reflexión a los medios de comunicación, con continuas apelaciones al recuerdo de que acabar con ETA es un objetivo de país y el horizonte es difícil Ante la información de Gara el órgano de expresión de ETA- Batasuna, que habla de 25 reuniones entre 1999 y octubre de 2006, Zapatero quiso distinguir entre su etapa como líder de oposición y como presidente del Gobierno. Así, afirmó que entre julio de 2000- -cuando fue elegido secretario general del PSOE- -y marzo de 2004- -cuando ganó las elecciones generales- es radical y absolutamente falso que el Partido Socialista autorizara, conociera, promoviera, tuviera la más mínima información o relación no ya con ETA sino con Batasuna Dicho con esa literalidad, no excluye que el presidente de los socialistas vascos, El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ayer durante el mitin en Sevilla Jesús Eguiguren, mantuviera contactos a título personal. Alegó en defensa de la credibilidad de sus palabras que no cabe en cabeza humana de nadie con un mínimo de buena fe que alguien que promueve el Pacto Antiterrorista, que sufre y llora a las víctimas que tuvimos, que da respaldo permanente al Gobierno apoyando la Ley de Partidos y la ilegalización de Batasuna, a veces con la incomprensión de bastantes voces (de su partido) pueda ahora pensar que el PSOE estaba en algún tipo de diálogo con Batasuna. Nunca, jamás Quien recuerde aquellos años sabe que sería una locura absoluta sentenció Zapatero, y añadió que, por ello, todo lo que ha dicho el PP tiene una credibilidad cero y me produce una profunda tristeza incluso- -aunque no lo dijo- -le ofende, hasta la descon- REUTERS Los desmentidos de Zapatero Mitin del lotero saludo de Guerra y leña de Chaves Ahítos de mítines, a los periodistas de la caravana electoral del PSOE les cayó en Sevilla otro fuera de cartel: el que les regaló el lotero de Brenes, que primero se coló en el autobús para vender sus boletos y, después, agradecido por la caja que hizo, decidió acompañarlos hasta el lugar elegido para el acto y amenizarles el trayecto. El lotero demostró sobrados conocimientos históricos de su ciudad, mejores dotes oratorias que muchos políticos profesio- nales y más sabiduría popular: Yo no sé nada, pero otros no saben ni eso Y hasta se aventuró en el pronóstico político: Ganará mi amigo Monteseirín porque el del PP es muy buena persona, pero no le conoce casi nadie Y en el lugar donde se fabricó Saeta el primer avión español a reacción, bastó con que Zapatero le nombrara para que Alfonso Guerra, sentado en la fila cero, se subiera a una silla para agradecer los aplausos de la hinchada que instantes antes había coreado ¡Felipe, Felipe! Con Guerra en la segunda actividad Manuel Chaves ejerció como el Guerra de Zapatero: El PP pisotea el Estado de Derecho fianza absoluta hacia Rajoy. En cuanto a lo ocurrido durante su mandato como presidente del Gobierno, desde que tomó posesión en abril de 2004 hasta diciembre de 2006- -en octubre se celebró la última reunión antes del atentado de Barajas- se limitó a recordar que es público y conocido que autoricé contactos y que los hubo Y reiteró que, de cara al futuro como antes, el Gobierno sólo ha contemplado y contempla un escenario de diálogo porque se produzca el fin real, pleno y total de la violencia Zapatero juzgó muy grave que el presidente del PP haya cogido la información intencionada de Gara y la haya dado por buena para a continuación preguntarse y preguntar por qué cree más a Gara que a los que estábamos juntos en el Pacto Antiterrorista Su respuesta la había adelantado