Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20- -5- -2007 Festival de Cine de Cannes CULTURAyESPECTÁCULOS 91 Michael Moore bromea con los fotógrafos ayer, antes de la presentación de su película en el festival AFP Moore: El Gobierno estadounidense me hace la mejor propaganda El polémico documentalista presenta en Cannes con una cuidada estrategia su documental sobre la sanidad en EE. UU. MACARENA GARCÍA CANNES. El Gobierno norteamericano me hace la mejor propaganda Así se confiesa Michael Moore y arranca carcajadas. Diez días antes de venir aquí, se les ocurre acusarme de haber violado el embargo a Cuba agrega, y entre la prensa reunida en el Festival de Cannes se vuelven a escuchar risas. El hombre de la gorra parece haber vuelto a cautivar al público del más ambicioso festival de cine. En 2004 ganó la Palma de Oro con la polémica Farenheit 9 11 En esta ocasión no quiso entrar en la competición oficial- -según él, porque en este documental estamos hablando más de un nosotros que de un mí pero tuvo tribuna especial el sábado por la mañana y la seguridad de que el mundo entero recibiría sus descargas contra la falta de protección social del sistema norteamericano en general y la inexistencia de atención sanitaria gratuita en particular. El estreno fue calculado: contadas personas habían visto Sicko antes de su exhibición en Cannes y él se había cuidado de no decir palabra a la prensa. El Gobierno de Bush no hizo más que darle un espaldarazo al informarle que el Departamento del Tesoro le estaba investigando, porque parte de su documental fue rodado en Cuba violando el embargo económico que rige sobre la isla. Sicko que significa loco o enfermo, apunta los dardos contra el lucro en la atención sanitaria estadounidense y compara la suerte de sus ciudadanos con la de franceses, británicos y canadienses. No puede ser que la salud sea un negocio, ustedes en Francia saben que hasta su peor enemigo tiene derecho a ver a un médico si lo necesita Moore transformó en hechos sus ideales y donó dinero al responsable de uno de los principales sitios web dedicados a detractarle. Ayer mismo su enemigo se enteró de que había sido él quien le había ayudado durante la enfermedad de su mujer. También supo que el ges- to está documentado en el nuevo filme de Michael Moore. Pero los principales protagonistas de Sicko son un grupo de personas que participaron en el rescate de víctimas del atentado a las Torres Gemelas, que quedaron maltrechos y sin recibir cobertura sanitaria en su país. Michael Moore les invita a ir a Guantánamo, el único territorio estadounidense donde sí hay salud para todos. O casi. Porque tampoco reciben allí atención médica y acaban trasladándose a Cuba, donde se someten a tratamientos dentales, terapias y exámenes. Con el tono amenamente ácido que le caracteriza, Moore regala escenas como la de una mujer que casi llora en cámara al darse cuenta de que por el precio de un inhalador en EE. UU. puede comprarse doscientos en Cuba. Decidí hacer un filme distinto, dar con otro tono explica Moore; ya estaba harto de los gritos y alaridos Y sí, pese a la amenaza que se cierne sobre él, el polémico documentalista parece más tranquilo. En Sicko no hay persecuciones con cámara a las autoridades que deberían responder por sus decisiones. Y al estar haciendo una película sobre salud me puse más saludable, comencé a comer verdura, a caminar y bajé unos cuantos kilos Las preguntas sobre el movimiento anti- Moore (el cúmulo de producciones que tratan de cómo él tergiversa o fuerza la realidad en sus documentales) se las tomó con humor: Hay un sinfín de documentales dirigidos contra mí. A estas alturas podría auspiciar un festival con todos ellos Después de lograr el beneplácito de las risas, dejó escapar su nuevo espíritu: La verdad es que ahora espero que me den un descanso y digan que les gusta mi mirada y que les parece justo, porque no quiero esperar 10 ó 20 años a que las cosas sean distintas Más información sobre el festival: http: www. festival- cannes. fr