Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA DOMINGO 20 s 5 s 2007 ABC Sin piedad con la niña La familia adoptante de una menor en Tenerife no se resigna a perderla y recurrirá todas las sentencias que instan a que la pequeña vuelva a un centro de acogida para que esté cerca de su madre biológica POR ERENA CALVO CE CASTRO FOTO MIGUEL BARRETO LAS PALMAS SANTA CRUZ. Dicen los que la conocen que es una niña alegre, que juega, va al colegio y tiene muchas mascotas en su hogar de La Orotava, al norte de Tenerife, donde ha vivido durante casi dos años. Nadie la ha visto, nadie sabe cómo es en realidad, pero ha logrado sensibilizar a la sociedad canaria desde que se convirtió en protagonista de una batalla legal entre su madre biológica y sus padres de acogida para conseguir su custodia. Ahora, a la espera de que se decida su futuro, hace diez días y diez noches que abandonó su hogar para ingresar en un centro de acogida canario. Sucedía el pasado día 10, cuando Piedad, de sólo cinco años, era localizada en una clínica privada donde la habían ingresado sus padres de acogida. Un juzgado de La Orotava ordenó a la Dirección del Menor y la Familia del Gobierno canario recoger a la pequeña y valorar su estado de salud para ingresarla en un centro de acogida donde, si se cumplen las sentencias de la Audiencia Provincial de Las Palmas, su madre biológica y su abuela podrán visitarla hasta que la niña esté preparada, de nuevo, para integrarse con su familia. El fallo, de marzo de este año, no se ha podido ejecutar todavía por la insistencia de los padres de acogida en retener a la niña, al negarse a dejar en otras manos a la que consideran su hija. Actitud que les ha costado una denuncia de la Dirección de Familia- -que hasta ahora les había apoyado- -por sustracción de menores. No en vano, desde que se conoció la sentencia de la Audiencia la familia de acogida ha jugado al gato y al ratón- -considera la otra parte implicada- -con el paradero de la pequeña, desconocido hasta que esta semana Prodeni (Asociación Pro Derechos del Niño y de la Niña) hizo público su ingreso en un centro hospitalario tras sufrir crisis de ansiedad y ataques de epilepsia provocados por el inminente abandono de la niña del que ya considera su hogar Para Fernando Hernández, abogado de la madre biológica, las cosas son muy diferentes. Explica que el informe psicosocial de la menor indica que la pequeña recuerda perfectamente a su madre. Los técnicos mantuvieron una reunión de dos horas, sin decirle a Piedad que la señora con la que estaba era su progenitora. Y la niña no sólo jugó con ella dando muestras de afectividad, sino que en la despedida dijo que quería volver a verla Por ello, Hernández se pregunta si las presuntas crisis que sufre Piedad no estarán provocadas por las posibles presiones a las que haya sido sometida por su familia de acogida. Además, recuerda que la última resolución de la Dirección del Menor indica que podría estar padeciendo maltrato emocional y explica que todos los informes que son contrarios al regreso de Piedad con su madre biológica proceden de instituciones privadas La Dirección del Menor, que tiene la guardia y tutela de la niña, la entregó en calidad de acogimiento provisional preadoptivo cuando tenía tres años y medio, a una familia de La Orotava, lo que está respaldado, según la familia de acogida, por una sentencia de la Audiencia Provincial de Las Palmas. Pero Hernández asegura que no medió instancia judicial alguna. Este abogado recuerda que todo empezó en 2002, cuando la madre biológica se encadenó en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para pedir ayuda. Es- Todo empezó en 2002 taba sin recursos, sin vivienda y con un problema psicológico Circunstancias que ya se han resuelto positivamente La Administración declaró la situación de desamparo de Piedad, se entregó a la niña a Menores y se internó en un centro. Al día siguiente se comienza el procedimiento judicial contra el desamparo y la madre biológica reclamó a Piedad, mientras comenzaba su tratamiento en distintas instituciones Según Hernández, Menores nunca trabajó con la madre biológi- Dicen los que la conocen que es una niña alegre en su hogar de Tenerife, donde ha vivido casi dos años ca para reintegrarla con su hija. Y un día le cortaron las visitas Sucedió en 2003. Después, dictaron una resolución favorable al acogimiento preadoptivo, que se materializó en 2005, sin comunicarlo a su madre Para la otra parte implicada, el meollo de la cuestión está en que no es lo mismo un acogimiento preadoptivo que una adopción Para el abogado de la familia de La Orotava, Juan Manuel Fernández del Torco, Piedad está en este último régimen y se ampara en el artículo 177 del Código Civil, que plantea que la autoridad judicial, a fin de apreciar la idoneidad del adoptante, cuando el adoptando lleve más de un año acogido legalmente por aquél tiene la potestad de ser oída Ahora la familia adoptante ha presentado un recurso contra el auto de la Audiencia de Las Palmas, que requería a la madre, Soledad Perera, que entregara a la menor. La idea es continuar hasta el final. Acudirán al Constitucional o incluso al Tribunal de Estrasburgo. Sustracción de menores La madre de acogida, Soledad Perera, en una concentración ante la Dirección General del Menor El Cabildo grancanario se hará cargo de la menor durante los próximos seis meses El Cabildo de Gran Canaria ha decidido asumir la guarda de Piedad, y según las previsiones la mantendrá en un centro de menores durante los próximos seis meses. Con el fin de no dilatar su extrema situación una vez que haya transcurrido el medio año, se decidirá si la niña se reintegra con su madre biológica, de acogimiento familiar o de adopción. En una nota, la institución insular interpretó que hasta ahora se ha interpuesto el interés de los adultos frente al de la menor Por su parte, la Dirección General del Menor ha expresado su apoyo a esta medida. La decisión podría llegar, sin embargo, antes del plazo de seis meses: si se opta por respaldar la decisión de la Audiencia Provincial de las Palmas del pasado 2 de mayo, la madre biológica recuperará el contacto con su hija. El Cabildo grancanario ha manifestado que el caso de Piedad está generando dudas en las familias solicitantes de adopción o acogida, que se preguntan si vale la pena correr el riesgo de acabar en una tesitura similar a la que rodea a Piedad. Para la Corporación insular, este panorama puede provocar que se incremente el acogimiento residencial frente al preadoptivo, lo que llevaría a la masificación, cronificación de los casos y vuelta a las fórmulas caritativas y benefactoras