Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 27 M DOMINGO 20 s 5 s 2007 LA OTRA CAMPAÑA ESPAÑA 19 CAMPO DE AGRAMANTE Joaquín Leguina- -Diputado del PSOE por Madrid Esteban González Pons- -Consejero del Gobierno valenciano ÚLTIMO MONO LO MÁS IMPORTANTE ES EL Los líderes nacionales no hablan sobre la financiación de las obras y servicios de los ayuntamientos KARMA ANTE TODO MUCHA En Interior hay 3.099 partidos registrados. Tocamos a uno cada 10.000 votantes y son de todos los sabores M ientras a los líderes nacionales (que están haciendo su particular campaña electoral, calentando motores para las generales) se les llena la boca de retórica municipalista, elogiando la proximidad de los ediles al ciudadano y otras literaturas de evasión, no se les ha oído, hasta ahora, una sola palabra acerca de lo que más importa a los ayuntamientos españoles: la financiación de sus obras y servicios. Durante los últimos veinticinco años, mientras que la Administración central cedía sin parar competencias y recursos hacia las Autonomías, las finanzas municipales se han quedado atrás. Hoy- -nadie lo niega- -los ayuntamientos están mal financiados y se les sigue cargando de responsabilidades. Por ejemplo: no existe un plan nacional ni, por tanto, un euro para la integración de inmigran- tes, pero los ayuntamientos tienen que pechar con no pocos servicios y problemas derivados del fenómeno migratorio. Las Autonomías- -respondiendo al principio burocrático de acumular competencias sin asumir responsabilidades- -no parecen dispuestas a soltar competencias ni dinero a los municipios... Pero se les puede obligar mediante una nueva ley municipal. Una ley que debiera aclarar el espinoso asunto de los recursos financieros municipales. Una ley urgente y necesaria después del último bocado (algunos piensan que a la yugular) que los Estatutos de la España plural le están dando a los recursos del Estado. Los ayuntamientos, cuya autonomía se recoge en el artículo 140 de la Constitución, no son un apéndice al servicio de los poderes autonómicos, pero lo acabarán siendo si se les niega el dinero. Los ayuntamientos serán un apéndice al servicio de los poderes autonómicos si se les niega el dinero La mayoría de estos partidos se registran para recibir el censo y usar luego sus datos en campañas publicitarias En este país, cuando se acercan las elecciones, al interés común le pasa lo que a la salud el 23 de diciembre, o a la silicona en algunas clínicas: se reparte como si fuera gratis. A fecha de hoy, en el Ministerio del Interior hay 3.099 partidos registrados. Tocamos a uno cada 10.000 votantes y son de todos los sabores: el del Karma Democrático, el del Mutuo Apoyo Romántico, el del Cannabis, el Partido Pirata, el de la Honradez Absoluta Española, el Realista... Los hay que argumentan que esta erupción primaveral de formaciones refleja el descontento de una ciudadanía que reclama un modelo democrático más directo y participativo. Sin embargo, la explicación es menos sesuda y mucho más sencilla. La mayoría de estos partidos se registran con el único objetivo de recibir el cen- so de votantes y utilizar sus datos, posteriormente, en campañas publicitarias masivas. Ahí empieza y acaba el ideario, el proyecto y la militancia. Sé que en esta jornada dominical de paseo, parque y cervecita, habrá quien me afee la conducta por pasarme de pragmático, pero esta que dejo aquí, y no otra, es la explicación gruesa de lo que podría ser un sueño postmoderno: ese parlamento donde populares, socialistas, comunistas y nacionalistas fuéramos sustituidos por porreros, románticos que pactan en verso con realistas y piratas yendo de transaccionales con españoles absolutamente honrados. Y me perdonarán los apocalípticos por el destripe científico de esta Arcadia electoral, pero en estos días conviene tener las cosas claras y tranquilitas. Ante todo mucha karma.