Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 20 s 5 s 2007 ABC AD LIBITUM COCTELERÍA MODERNA ESULTA curioso que, en tiempos de fusión y mestizaje, decaiga el gusto por el consumo de los cócteles tradicionales. El cóctel de trago corto, del manhattan al martini, es un toque de personalización para diferenciar el reconstituyente, más espiritual que físico, que tanto nos conviene a los hipotensos, los optimistas, los confiados en un futuro liberal y, en general, a quienes sabemos que la vida es un tanteo entre el gozo y la pena en el que conviene puntuar todos los días. El de trago largo, del gintonic al cubata, le cuadra mejor al verano. Unos y otros le restan monotonía a la ginebra y al whisky, los M. MARTÍN grandes supervivientes FERRAND de la gran batalla del alcohol destilado, que se han llevado por delante los valores más clásicos de la sobremesa y el aperitivo. Todos nuestros líderes partidistas tienen algo de coctelería. Ninguno se presenta en estado puro, según las definiciones de los manuales tradicionales de la ciencia política. Dejando aparte a Gaspar Llamazares y otros nombres equivalentes en la arqueología de la izquierda, que saben a absenta y se suben a la cabeza, tanto Mariano Rajoy como José Luis Rodríguez Zapatero, de tanto pretender gustar a todo el mundo, le añaden tal cantidad de componentes a su fórmula que, posiblemente, nos resulte más fácil la cata y definición de sus equivalentes franceses, alemanes o británicos. Rajoy, para entenderse con CiU a la manera que lo hizo su mentor, José María Aznar, es capaz de añadirle una parte de Estomacal Bonet -un brebaje digestivo símbolo del nacionalismo clásico, como los Aromas de Montserrat -a una London Dry Gin que bien podría ser, por ser la mejor, el espíritu del liberalismo inglés. Para descubrir los ingredientes del cóctel que define a Zapatero no es necesario recurrir a la analítica de precisión. Tómese, si se quiere caer en el riesgo de su consumo, un vaso de mezclas esmerilado con la efigie del puño y la rosa. Viértase en él un tercio de la memoria tenebrosa de un abuelo, otro tercio de rencor social tan injustificado como sonriente y divídase el tercio restante, por mitades, entre un equipo de Gobierno inane y la obsesión por pasar a la historia como el hombre que nos redimió de ETA. Con dos gotitas de falsedad y un ligero movimiento el cóctel estará listo para servir en tazas de café con leche, que no conviene que nada se parezca a lo que es para retratar al personaje. Ahora, mientras los socialistas de toda la vida los de los manuales clásicos, andan escandalizados por la fauna política que los caprichos de Zapatero han introducido en el paisaje electoral, es cuando luce esa nueva coctelería que no aliviará ninguno de los problemas en curso, pero nos entretiene y debilita. ¿No es de eso de lo que se trata? Para seguir otros modelos, como el de Nicolas Sarkozy que pone a Francia por delante de su partido, hacen falta otros mimbres. Otros ingredientes. PROVERBIOS MORALES REVOLUCIONARIOS des que habría supuesto un Sebastián en la alcaldía de OS aficionados al cine de terror recordarán seguMadrid es de naturaleza más deletérea que el que repreramente La zona muerta de David Cronenberg, sosentó la cleptocracia en épocas no pasadas del todo. La adbre novela del mismo título de Stephen King. Se esministración local funcionó como una escuela de corruptrenó en 1983 y mucho después dio origen a una serie de teción en la vorágine de la calderilla felipista (en ella se enlevisión pelín flojilla. A mí sigue pareciéndome una de trenaron Roldán y compañía) pero los ladrones, aunque las cumbres menores del género. Resumo el argumento: la ensuciaron y deterioraron, no llevaron la democracia Johnny Smith (Christopher Walken) profesor de Literahasta el borde del abismo. Se limitaron a forrarse. No pretura, sale de un coma de cinco años con parte del cerebro pararon dossiers contra empresarios ni recurrieinactivo y fabulosas dotes de videncia que le perron al chantaje sexual en períodos electorales. miten presagiar la catástrofe atómica que sobre ¿Qué ha cambiado? Pues que, siguiendo al pie de vendrá cuando un aparentemente inofensivo canla letra las enseñanzas de su admirado Fidel Casdidato a senador llamado Grey Stillson (Martin tro, la generación socialista de Rodríguez no luSheen) llegue a la presidencia de los Estados Unicha ya por desmigar el presupuesto, sino directados. Decidido a impedir el apocalipsis, Johnny mente por el poder total. La clase política del felidispara varias veces sobre el escenario de un teapismo procedía de unas clases medias económitro en el que Stillson se dispone a pronunciar el úlcamente precarias y buscaba cubrirse el riñón. timo discurso de su campaña. La policía local abaJON El zapaterismo, estadio superior del progresiste al profesor, pero, antes de morir, éste comprobaJUARISTI mo, es la expresión de unas élites mesocráticas rá que ha logrado su objetivo, porque el aterrado sedientas de venganza contra un pasado reformista que Stillson se protege tras un tierno infante que arrebata de ni conocen ni entienden. Se parecen sorprendentemente manos de una de sus seguidoras. Los planos finales son a la horda del sesenta y ocho francés e italiano: es decir, se grandiosos: la sonrisa agónica de Johnny, el horror unácreen revolucionarios, y lo son en la medida que pretennime de los asistentes al mitin y la desolación pintada en den revolucionar el capitalismo amputándole la libertad, el rostro del bellaco que ve hundirse su carrera política que es siempre un estorbo. El modelo del sesenta y ocho recién iniciada. La humanidad se salva, por supuesto. era Mao o la revolución en la revolución; el de Rodríguez, Fue una lástima que el psicodrama televisivo del miérel neopopulismo o la revolución en el capitalismo global coles pasado entre gallardía y marujeo no transcurriera (o sea, Castro, Chávez, Morales y Otegui, salvando las disen un teatro, porque tuvimos que recurrir a la imaginatancias) En ambos casos, es tarea prioritaria aplastar a ción para representarnos un estupor general de la aula oposición liberal por cualquier medio, lo que incluye, diencia que habría quedado impresionante en vivo y en claro está, desde la delación y el chantaje al terrorismo directo. Al que le quepan todavía dudas acerca del tipo de puro y duro. Una variedad de métodos que tienen un misactividades que perpetraban Sebastián y su equipo desde mo fin: amedrentar y silenciar a los discrepantes. la Oficina Económica de Moncloa le conviene una urgenFrente al tacitismo de Rodríguez, que aplica la antite reducción quirúrgica de las tragaderas (máximo de gua máxima del maquiavelismo de segundo grado catreinta días de espera y recuperación en habitación indilla y golpea la locuacidad suicida de Sebastián revela a vidual: un chollo para los enfermos de sebastianismo un Grey Stillson pasado por el esperpento. Sin embargo, agudo en la Comunidad de Madrid) Conthe se revela de imaginen las tareas que habría encomendado a la policía pronto como el Johnny Smith de esta película. Los madrimunicipal en cualquier ayuntamiento bajo su férula. leños te deben un homenaje, Manolo. Qué miedo, ¿verdad? Ahora comprendemos que el riesgo para las liberta- R L -Los vecinos de este barrio sin alcantarillado también estuvimos contra la Guerra de Irak, pero ahora queremos alcantarillas.