Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CULTURAyESPECTÁCULOS SÁBADO 19 s 5 s 2007 ABC Rodrigo Leao cierra hoy su gira en Madrid LUIS MARTÍN MADRID. Los teclados de Rodrigo Leao han sido durante más de quince años uno de los motores de la renovación de la música popular portuguesa. Leao conoce perfectamente el traje musical que mejor sienta a sus ideas, aunque en los orígenes de su carrera en solitario tuviese veleidades minimalistas que lastraron, en cierto modo, su creación. Ahora está embarcado en una gira que, primero, le ha mostrado al lado del pianista italiano Ludovico Enauldi para, poco después, desprecintar junto a su banda el temario del reciente disco O mundo que es antología de los mejores temas escritos por el músico entre 1993 y 2006. Necesitaba separar el trabajo que he venido haciendo a lo largo de todos estos años, porque creo que hay dos etapas bien diferentes precisa Rodrigo Leao. En la primera, las influencias de compositores como Philip Glass y Michael Nyman revistieron mi música de elementos sinfónicos y minimalistas. Después de 2000, sin embargo, creo que viré hacia unas composiciones más acústicas, resueltas de una forma tradicional. Y, como además el volumen de conciertos aumentó, creo que estas canciones han llegado a más personas que las de la primera etapa Dice Leao que no sabe cuándo se reunirá con su grupo para grabar un nuevo disco. Sí puedo avanzar, en cambio, que volveré a introducir cambios sustanciales en lo próximo que haga. Ahora trabajo en la banda sonora de un documental sobre Portugal que ha dirigido el sociólogo Antonio Barretto. Se trata de siete episodios que narran cómo han sido los cuarenta últimos años en el país. Esta música se publicará el próximo otoño y es seguro que haremos algunos conciertos TEATRO Mujeres soñaron caballos Texto, dirección, escenografía e iluminación: Daniel Veronese. Intérpretes: Celso Bugallo, María Figueras, Ginés García Millán, Andrés Herrera, Blanca Portillo y Susi Sánchez. Lugar: Teatro Valle- Inclán, Madrid. La Orquesta Nacional, con la casa en obras, se va al Matadero S. GAVIÑA MADRID. Este verano el Auditorio Nacional de Madrid cerrará sus puertas durante seis meses para acondicionar el edificio al plan de seguridad actual. La gran incógnita era qué iba a suceder con sus inquilinos, la Orquesta y Coro Nacionales (OCNE) de España. Ayer, en la presentación de la programación de la próxima temporada, fueron desvelados algunos de sus destinos durante los meses en el exilio. El primero, y donde iniciarán sus actividades, será el Matadero, que acogerá Septiembre sinfónico Un ciclo que nació hace tres años con vocación de desarrollarse al aire libre, pero que no había logrado un espacio para tal fin. Ahora, la situación se impone, y les permite trasladarse a un espacio con mucho más aforo: el Matadero, donde se celebrarán dos programas. Uno bajo el nombre de Música para fuegos de artificios con partituras muy populares de Bizet, Chaikovski o Wagner (8 de septiembre) mientras que una semana más tarde celebrará una noche de boleros, con una ligera puesta en escena de Mario Gas y unos intérpretes muy especiales- -Pasión Vega, María de Medeiros y Miguel Poveda- El aforo será excepcional: veinte mil personas. Acontinuación, la ONE participará en el Teatro Real en la ópera en concierto Leonore de Beethoven: abrirá la temporada del Centro para la Difusión de la Música Contemporánea, dirigida por Beat Furrer; y se irá de gira- -Almería, Las Palmas y China, coincidiendo con el Año de España en ese país- No será hasta enero cuando empiece su temporada de abono propiamente dicha, encapsulada según su director artístico, Josep Pons, pues todo se ha tenido que reducir. Lo hará con el apartado Carta blanca que recibirá durante dos semanas a uno de los grandes compositores del siglo XX, Elliott Carter. El resto del curso se desarrollará bajo una Mirada a Oriente y cómo nos ha marcado esa mirada desde Occidente explica Pons. La OCNE vuelve a apostar por invitar y entablar una relación de continuidad con nombres de directores y solistas, que serán los Pollini y los Abbado del futuro Entre los de la próxima temporada destacan Ilan Volkov, Mark Albrecht, Antonini, Slatkin y Dudamel, entre los primeros; y Volodos, Lang Lang, Lars Vogt y Rachlin, entre los segundos. Más información sobre la temporada: http: ocne. mcu. es Hacia el abismo al galope JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN Tres imágenes de caballos- -la de unas ancas obscenamente lustrosas, la de un pony desaparecido y la de una manada encerrada en un sótano sombrío- -se agitan en el fondo del avispero familiar que Daniel Veronese cocina a presión en un espacio no mayor que una celda. Tres hermanos y sus respectivas mujeres reunidos para cenar en el piso del menor, Roger (Andrés Herrera) que, en incesante actividad, machaca suelo y paredes con un balón de baloncesto: fue boxeador y no sabe que tiene un tumor cerebral; está casado con Bettina (Susi Sánchez) bastante mayor que él. En contraste, Lucera (María Figueras) la mujer de Iván (Celso Bugallo) el mayor, es poco más que una adolescente. La pareja del mediano, Rainer (Ginés García Millán) que se ha visto obligado a cerrar por motivos económicos el negocio familiar, es Ulrika (Blanca Portillo) que actúa de agente provocador. Un ambiente incómodo, en el que la forzada proximidad acenABC Blanca Portillo, en un momento de la obra túa la tensión y hace que asomen los tentáculos de las rencillas, las atracciones y las repulsiones latentes en ese ámbito crecientemene electrizado por la inminencia de una catarsis cuya dirección no se adivina, aunque se presiente un galope hacia el abismo. Como en algunas joyas sucintas de los viejos maestros del cine, se sugiere más de lo que se evidencia y apenas unos trazos bastan para retratar a cada personaje. Se intuyen viejos secretos familiares, una tragedia tal vez provocada sobre el origen de Lucera, quien oficia inconscientemente una alquimia hipnótica y crispada, y que anuncia el turbador laberinto de su carácter con la liturgia sonámbula con que se saca de la boca una y otra vez su aparato dental. Y hay también una primordial violencia exasperada, en la que tal vez puedan advertirse ecos, nunca explicitados, del horror de la dictadura argentina; hay, en cualquier caso, una violencia de raíz biológica, como tatuada en la dotación genética de la especie. En la intimidad de la sala, el público asiste a esta ceremonia de la devastación, que comienza con un chiste y termina en una némesis, un metódico descuartizamiento que, en otras circunstancias, podría presentarse como una cínica actividad social, algo divertido de qué hablar mientras llega la comida, pero que aquí no resulta inocuo por el estremecimiento caníbal que se advierte en cada palabra y cada gesto. Un gran trabajo conjunto de realismo trascendido, un todo en que texto, dirección e interpretación, se alían para conseguir mucho más que un espectáculo redondo: una experiencia de choque. NADA ES LO QUE PARECE Consiga mañana, con ABC, La reina de Nueva York por tan sólo un euro y el cupón del día LUIS CONDE- SALAZAR INFIESTA Hazel Flagg (Carole Lombard) es una joven provinciana de la localidad de Warsaw (Vermont) un tedioso pueblo de la llamada América profunda en la que sus monosilábicos habitantes, desconfiados hasta el surrealismo, han conseguido hacer de la rutina un arte. A la señorita Flagg le ha sido erróneamente diagnosticado un envenenamiento por Radio. Su vida se acaba pero antes de morir quiere cumplir con el sueño de visitar Nueva York, la ciudad donde los aduladores y los sabelotodo se engañan mutuamente y donde la verdad, al contacto con la tierra, se vuelve más falsa que un ojo de cristal A Warsaw llega Wallace Cook (Fredric March) un conocido periodista del Morning Post, altanero y engreído, en busca de una noticia con la que resarcirse de una metedura de pata monumental al presentar por error a la high society de la ciudad de los rascacielos a un limpiabotas disfrazado de generoso sultán. Flagg le oculta la verdad (que no es otra que ella está fresca y sana como una lechuga) y Cook muestra a los neoyorquinos a la hermosa muchacha, cuya entereza y estoicismo ante la muerte cerca- ANUNCIO De conformidad con lo previsto en el artículo 247 de la Ley 9 2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid, se hace público que con fecha de 27 de diciembre de 2006 se ha suscrito Convenio Urbanístico de Planeamiento sobre condiciones del Sector 14 del Plan General de Ordenación Urbana entre este Ayuntamiento y el Presidente de la Junta de Compensación del Sector 14. El período de información pública es de veinte días a contar desde el día siguiente a la publicación de este anuncio en el BOLETIN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID. Durante dicho período se puede examinar el citado expediente en las dependencias de la Secretaría General del Ayuntamiento de Torrejón de Velasco, en horario de nueve a trece- treinta horas, pudiendo presentarse en este plazo las alegaciones que consideren oportunas ante el Pleno del Ayuntamiento de Torrejón de Velasco. En Torrejón de Velasco, a 27 de diciembre de 2006. EL ALCALDE- PRESIDENTE. D. MIGUEL ANGEL LOPEZ DEL POZO. AYUNTAMIENTO DE TORREJÓN DE VELASCO (Madrid) na la convierten en una heroína. Cuando se descubre el pastel ya es tarde y, evidentemente, el asunto es tapado para no producir el definitivo derrumbamiento del periódico. Y, además, surge el amor entre la pareja... Para este divertido trabajo Wellman contó con el gran guionista Ben Hecht y con la pareja Carole Lombard- Fredric March. Mientras que March era un reputado galán que había trabajado a las órdenes, entre otros, de John Ford, Ernest Lubitsch o Sydney Franklin, Lombard (Jane Alice Peters, 1908- 1942) era una actriz con unas dotes excepcionales para la comedia, como demuestra el hecho de que Lubitsch se fijara en ella para incorporarla al rodaje de la que luego sería su obra maestra: To be or not to be Ser o no ser 1942)