Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 s 5 s 2007 MADRID 57 Polonia y la Interpol de Varsovia coordinaron las acciones para contactar con la Policía de Krakovia. La idea era lograr una nueva llamada entre la familia y los secuestradores, para así aportar alguna pista sobre el paradero de la víctima. Y se consiguió. Gracias a una llamada del hermano de la víctima, los investigadores averiguaron que se hallaba retenido contra su voluntad a las afueras de Madrid. Finalmente, el pasado día 10, tras nueve días de cautiverio, se detuvo a tres de los supuestos involucrados en la trama. Uno de ellos confesó que Dominik estaba en un chalé en Hontoba, en la provincia de Guadalajara, donde fue liberado. En Madrid se detuvo a Maciej W. rumano de 33 años; Marcin C. alias Diablo compatriota de 26 y encargado de la negociación con la familia de Dominik, y un menor de edad. En Alcalá de Henares cayó Dawid Alexander L. polaco de 23 años, y en Mirador de Hontova (Guadalajara) arrestaron a Anna- Mariya Angelova D. búlgara de 18 años. Sin embargo, la propia víctima negó los hechos. ¿Por qué? Los investigadores manejan dos hipótesis. Por un lado, por miedo a las represalias sobre su familia en Polonia o por su implicación, con la banda, en la fabricación de documentos falsos para así devolver la deuda con su trabajo ilícito. Dominik presentaba varias heridas en la cara. Además, también se encontraron un collarín para sujetarle el cuello, grilletes, cuerdas y un cuchillo con sangre- -también había sangre en la chaqueta del secuestrado- Pero la declaración de uno de los detenidos confirmó el secuestro, así como la violencia empleada sobre la víctima, según informaron fuentes policiales. Pese a la culminación de las pesquisas, la Policía de Cracovia sigue protegiendo a la familia de Dominik, que también fue detenido por obstrucción a la justicia. La mitad de las órdenes de protección por malos tratos son denegadas ABC MADRID. La Memoria Anual de la Fiscalía de Madrid detalla que los procedimientos por malos tratos en el ámbito doméstico y familiar se incrementaron un 22,88 durante 2006. Así, ascendieron a 19.354 casos, de los cuales más del 70 se produjeron contra la mujer. En lo relativo a las órdenes de protección, se solicitaron 6.622, un 14,36 más que en el año 2005, aunque se denegaron casi el 50 frente al 37,73 de 2004. En cuanto a la nacionalidad de los agresores, el informe destaca un incremento importantísimo de los agresores extranjeros, que representan el 60 mientras que en 2005 resultaron ser el 45 De este modo, en Madrid capital, el 39,42 de los agresores son españoles y el 60,58 extranjeros, entre los que destacan los ecuatorianos, que representan casi un 16 Estos datos los hizo públicos ayer el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Manuel Moix, quien subrayó la desaceleración de la delincuencia durante 2006, año en el que se produjo un pequeño incremento del 2,92 de los asuntos penales. Moix explicó que la causa principal de que esta subida sea menor a la de otros años es la mayor presión policial que ha provocado un efecto disuasorio El fiscal jefe de Madrid subrayó que el Ministerio Público emitió en 2006, en todos los órdenes jurisdiccionales, un total de 875.873 dictámenes por escrito, un 11 más que a lo largo del año anterior. La mayor parte de los delitos denunciados fueron contra el patrimonio y el orden socioeconómico, destacando los hurtos y robos con fuerza. La delincuencia juvenil subió un 5,71 una cifra que, según Moix, más o menos se mantiene Llegan las detenciones El joven polaco fue retenido contra su voluntad, y para ello sus captores llegaron a utilizar grilletes ABC Secuestran y amordazan a un polaco durante nueve días Detenidos los cinco miembros de la banda, que pedían a la familia de la víctima 3.000 euros por el pago de una deuda M. DÍAZ MADRID. Agentes del Grupo de Secuestros y Extorsiones de la Udev Central, de la comisaría de Alcalá de Henares y de la Policía de Krakovia han detenido a cinco personas de una banda organizada acusadas del secuestro de uno de sus integrantes. Los raptores pedían a la familia de la víctima 3.000 euros como pago de una deuda. La operación policial fue denominada Juda y se inició cuando la Policía de Krakovia comunicó a la Interpol que Dominik Adam Juda, polaco de 25 años, podía permanecer retenido contra su voluntad en Alcalá de Henares. Los primeros indicios llegaron a raíz de que los secuestradores hubiesen realizado una llamada a través de un teléfono móvil español en el que reconocían que estaban llevando a cabo la detención ilegal de una persona en el interior de un sótano. Según los captores, no liberarían a su víctima hasta que recibieran 3.000 euros a través de la compañía de mensajería internacional Western Union, para así saldar su deuda con ellos. Varios testigos aportaron datos sobre el momento del secuestro. A Dominik lo recogieron cuatro individuos en un BMW color oscuro en el parque de San Isidro. Ahí se perdía la pista, aunque entre la numerosa comunidad polaca de Alcalá de Henares corría el rumor de que al joven lo tenían retenido. Los agentes averiguaron que los posibles secuestradores pertenecían a una banda que se dedicaba a la falsificación de documentos como el NIE- -el DNI de los extranjeros residentes en España- -y al robo en tiendas. El agregado de Interior en Maltrato físico El secuestrado también fue detenido por obstrucción a la justicia, pues negó los hechos tras el rescate La Policía mantiene un dispositivo de protección a la familia de la víctima en Polonia Le recogieron en un BMW