Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S 6 19 5 07 LA VACA QUE RÍE 16 S 6 LOS SÁBADOS DE Pantoja como Pretty woman sabel es un evergreen Siempre verde. Siempre funciona. Le pasa como a Pretty woman cada vez que la pasan por televisión. Tampoco es de extrañar la atención que genera con una vida tan extraordinaria. Porque lo de ahora es sólo lo último. Hoy quiero confesar que me he hecho pantojista de toda la vida. No es que antes no me gustara, pero en vida de Rocío Jurado lo tenía bastante claro. Me encantaban los directos de Rocío (todavía guardo por algún libraco un clavel de los que lanzaba en la canción del ídem) También he tenido siempre claro que me gusta más Victoria de Los Ángeles que Elisabeth Schwarzkopf, adorando a ambas. Lástima que a ninguna de éstas dos se las pueda ver ya en directo. Desaparecida Rocío Jurado, queda Pantoja en los escenarios (el muerto al hoyo y el vivo al bollo, con perdón) Y por muchos años. Debería ser como el lince ibérico, una especie protegida. No hay más. Y esas uñas. Pasa la noche en el calabozo y sale con la manicura perfecta, la tía. Lástima que caiga en lo de siempre. Un mandamiento para chicas os doy: si tiene ruedas o pelotas no os acerquéis. I ROSA BELMONTE Un cuac- cuac encantador Reivindicación del gordito e está cansando mucho La Marca (Cayetano) Sí que es guapo pero ya se está haciendo cansino. Mejor le iría gastando misterio a lo José Tomás que yendo de modelo y de revista en revista enseñando los pies. Eso sí, tiene que ser fina, que si no La Marca no posa. Vogue Elle (portada de junio junto a Petra Nemcova) Vanity Fair (próximamente) y así. El titular, en Elle de Petra Cayetano parece un reportaje sobre el servicio doméstico. Porque Petra, por muy buena que esté (o por ello) es nombre de criada para todo, igual que Anacleto lo es de agente secreto. De mis lecturas. Sin embargo, ahí está el hermano gordo (no el compacto) recibiendo por todos lados. Como responsable civil subsidiario por filiación materna y por su aspecto, cada vez más parecido al de un golfo apandador sin antifaz. ¿Pero qué sociedad insensata estamos construyendo? ¿Es que ahora a los hombres no les está permitido ser feos, gordos y calvos como toda la vida? Otra cosa es que se permita a las mujeres. M Una fan de Pantoja sostiene una hucha... por si las fianzas Ese baremo distinto ha sido siempre uno de los clásicos de la desigualdad. Sí, también me he hecho paquirrinista de toda la vida. Como diría Guy Browning, los cisnes emiten un desagradable siseo, mientras que los patos emiten un cuac- cuac encantador. EFE Los guapos no saben hablar unque perdí la inocencia el día que descubrí que a los jerséis de cachemir también le salen bolas, oír al duque de Feria me ha dejado con la boca abierta. Como buen hijo de su madre (nada co- A mo el anuncio del ambientador) los sonidos que salen de su boca parecen los de alguien que esté recuperándose de un accidente cerebrovascular. Algo así como Glenda Jackson haciendo de Patricia O Neal. Pero del fácil calladito estás más mono he pasado a concluir que esa dicción es propia de una clase social determinada. Y no se puede cuestionar desde el punto de vista de alguien cuya bisabuela probablemente no dormía con camisón o pijama (y tampoco era Marilyn Monroe, claro) Delitos y faltas e he acordado de lo que decía una señora del público en el concierto de Pantoja en Valladolid: Pues vaya una cosa, todo el mundo roba. Mi jefe me roba a mí todos los días. Y mira el Michael Jackson. Ése sí es asqueroso, menudo cochino Isabel debería ser como el lince ibérico, una especie protegida. No hay más. Y esas uñas. Pasa la noche en el calabozo y sale con la manicura perfecta, la tía M