Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19 5 07 SALUD LA DUDA ¿La vacuna del papilomavirus previene sólo el cáncer de cérvix? No sólo. La nueva vacuna actúa como un escudo protector frente al virus del papilomavirus, una infección que se transmite por contacto sexual. Las mujeres infectadas tienen muchas posibilidades de padecer cáncer de cérvix o de cuello de útero, el segundo cáncer femenino más frecuente en el mundo. Pero este virus también es responsable de gran parte de los tumores de ano, vulva, pene, así como de la cavidad oral y faríngea por lo que podría prevenir la aparición de más tumores de los que se pensaba, tanto en hombres como en mujeres. En las dos últimas semanas se han publicado ensayos clínicos que demuestran cómo la vacuna del papiloma reduce la proporción de casos de cáncer oral y de vagina. El último estudio, publicado en la revista The Lancet lo demuestra con 18.000 mujeres vacunadas. Lograr con una vacuna una protección tan amplia es importante porque muchos de estos tumores se escapan a las campañas habituales de detección precoz. Además el virus se transmite con mucha facilidad. No es necesario mantener relaciones completas para adquirir la infección y el preservativo no impide el contagio. Basta el contacto piel con piel en la zona genital para estar expuesto a la infección. Dolor de espalda Los tratamientos que no funcionan Dos técnicas quirúrgicas poco invasivas que queman el interior del disco intervertebral para paliar el dolor de espalda no sólo no funcionan sino que además pueden ser dañinas TEXTO: N. RAMÍREZ DE CASTRO a termocoagulación intradiscal surgió a finales de la década de los 90 para ofrecer una solución poco agresiva al dolor de espalda, cuando se produce por lesiones en los discos intervertebrales, aquéllos que actúan como un amortiguador entre las distintas vértebras. Pacientes en los que había desgarros en las fibras que envuelven el disco se les aplicaba calor en el interior de ese disco para soldar los desgarros y destruir los nervios que transmiten el dolor. Con una cirugía muy poco invasiva y anestesia local, se ponía fin a las molestias de espalda inte- L rrumpiendo la conducción del dolor. O, al menos, eso era lo que se pensaba. Médicos españoles han publicado en la revista científica Spine una revisión de todos los estudios publicados acerca de los dos procedimientos que se aplican con esta técnica, la electrotermocoagulación intradiscal (IDET) y termocoagulación por radiofrecuencia. Los dos sistemas tratan el disco con calor, sólo se distinguen en la forma en la que generan esta energía. La conclusión es inequívoca: Los dos procedimientos son ineficaces y suponen un riesgo injustificado para los enfermos escriben en Spine los autores. La revisión, realizada por la Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda, ha sido cofinanciada por la Agencia de Evaluación de Tecnologías sanitarias, la Fundación Kovacs y el Centro Cochrane Iberoamericano. En este trabajo se han examinado los casos de 283 pacientes intervenidos, comparados con otros a los que no se operó y funcionaron en el estudio como gru- El estudio de la Red de Investigadores en Dolencias de la Espalda concluye que la electrotermocoagulación y la termocoagulación no producen beneficio Kovacs: Debemos evaluar rigurosamente los verdaderos beneficios y riesgos de cualquier tecnología sanitaria antes de extender su utilización Revisión de todos los trabajos La termocoagulación se aplica en el quirófano para bloquear la conducción del dolor ABC