Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 ELECCIONES 27 M (Viene de la página anterior) MADRID LOS ERRORES DE SEBASTIÁN je. Entre otras cosas, aseguraban, ello sería imposible porque la M- 30 es ahora una calle, una vía pública. En vista de que la mencionada campaña publicitaria continuaba, optaron por llevar el asunto a los tribunales, y así lo comunicó el vicealcalde, Manuel Cobo. SÁBADO 19 s 5 s 2007 ABC a los coches que rodaban, sin llevar chaleco reflectante ni ninguna otra protección, y saltándose las indicaciones de los cuerpos de seguridad, lo cual resultó, según el Ayuntamiento, peligroso para él y para sus acompañantes. de Sebastián fue la pregunta que por tres veces utilizó en el debate electoral celebrado el miércoles en TVE. Juego sucio Se queda solo Allí, Sebastián interrogó al alcalde sobre su presunta relación con una imputada en el caso Malaya la abogada Montserrat Corulla, considerada la testaferro de Juan Antonio Roca, cerebro de la operación, con la que el regidor mantuvo una amistad personal. A la pregunta sobre si había existido relación en su condición de alcalde o relacionada con cuestiones urbanísticas, el regidor respondió que profesional, ninguna El estupor y la vergüenza por la actitud de Miguel Sebastián en el debate televisado ante Alberto Ruiz- Gallardón alcanzó a buena parte del Partido Socialista de Madrid, así como a Izquierda Unida. Desde el PP se consideró sin paliativos una bajeza moral algo en lo que han coincidido los principales medios de comunicación escritos en sus editoriales. Sin embargo, Sebastián mantiene sus ataques sin pruebas. El peaje que nunca existió Denunciado en los tribunales También relacionada con la M- 30 es otra polémica que alimentó un anuncio preelectoral del PSOE y repitió el candidato en varias declaraciones públicas: la acusación de que el alcalde Ruiz- Gallardón iba a implantar un peaje para circular por la M- 30. Incluso llegó a circular un vídeo- montaje, que estuvo colgado en la página web del candidato algún tiempo, en el que se recogía, en tono humorístico, ese supuesto peaje en algunas de las vías de acceso a la M- 30, con unas curiosas señales en que podía leerse: ¡A pagar! Desde el Gobierno local se cansaron de desmentirlo, asegurando que no había previsto establecer ningún tipo de pea- Los falsos folletos Parquímetros inexistentes Los parquímetros han estado también en el argumentario utilizado por Miguel Sebastián. Durante una visita al barrio de Arganzuela, un vecino le llevó varios folletos buzoneados por la zona, en los que el Ayuntamiento anunciaba que iba a extender los parquímetros a ese barrio. Folletos que ratificaban el temor expresado en este mismo sentido por el candidato en varias ocasiones, pero que resultaron ser absolutamente falsos: nadie sabe en el Gobierno local de dónde han salido, quién los imprime o distribuye, pero aseguran que no hay intención alguna de instalar nuevos parquímetros. Y esperan obtener algún dato sobre el origen de estas falsificaciones Fotomontaje de los peajes de la M- 30, toda una invención para denunciarlas ante los órganos competentes. ABC El Oceanográfico En Villaverde Su propuesta de construir un Oceanográfico en Villaverde ha llenado de pasmo a más de uno, sorprendido de que en un barrio con tantas carencias y necesidades básicas, y con tantas reivindicaciones vecinales pendientes, se apueste por una dotación tan singular y tan curiosa en una localidad de tierra adentro como es Madrid. El último capítulo de esta cadena de errores que se han sucedido en la fallida campaña El candidato, con la baronesa Thyssen CH. BARROSO Entró en un túnel sin chaleco y desobedeció a un agente ABC Un tosco cartel para proponer una playa en el río ABC Sebastián acusa a Gallardón de trato de favor y el Ayuntamiento lo niega M. J. ÁLVAREZ MADRID. Por tercer día consecutivo, el aspirante socialista a la Alcaldía de Madrid, Miguel Sebastián, volvió a la carga en relación a su polémica pregunta en el debate televisivo al alcalde y candidato popular, Alberto Ruiz- Gallardón. Y ayer pasó abiertamente de la interpelación de marras- ya no me vale -a la acusación directa y personal de trato de favor de Gallardón a una persona imputada en la Operación Malaya que se ha visto beneficiada en dos actuaciones urbanísticas: el Palacio de Villagonzalo y el frontón Beti- Jai (714 2003 y 711 2005) en libertad bajo fianza en alusión a Monserrat Corulla. Pero la documentación y los argumentos que esgrimió fueron reiterativos y las supuestas anomalías de Gallardón desmontadas, una a una, por la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, poco después. Sebastián se centró en los dos expedientes citados de recalificación: el del Palacio y el del frontón, aunque subrayó: Hay más y condicionó su denuncia a según cuál sea la respuesta del alcalde. Yo interrogo al señor Gallardón y es a él al que le corresponde responder, no a Manuel Cobo quien el jueves negó las irregularidades. En el informe que Sebastián aportó se recoge que hasta en tres ocasiones, y, a través de una solicitud de Corulla, el pleno del Ayuntamiento, con el voto a favor del PP, aprobó, denegó, y volvió a aprobar la exención del impuesto de construc- Ni se recalificó, ni se votó en pleno ningún expediente ni se perdonaron impuestos, dice el Consistorio ciones a la empresa promotora del edificio- -Palacio de Villagonzalo, S. L. cuya administradora única es Corulla- Y el alcalde estuvo presente, incumpliendo la ley de incompatibilidades, que obliga a ausentarse o abstenerse cuando el asunto tratado tiene relación con alguien de la corporación. El documento concluye que el resultado de toda esa operación es que se ha permitido la alteración de un edificio histórico y su transformación en un hotel de lujo, generando fuertes plusvalías económicas Asimismo, indicó que quería hacer una declaración de intenciones. Hoy, varios medios de comunicación me insultan. Yo les digo que les tengo respeto y que a cada calumnia, una idea, a cada injuria, una propuesta. Muchas gracias y mu- cho respeto El Ayuntamiento volvió a salir al paso de las irregularidades citadas. No hubo recalificación alguna en ninguno de los edificios citados. El Palacio de Villagonzalo mantiene los usos previstos en el PGOU, al igual que ocurre con el frontón Beti- Jai, para el que el PGOU establece la expropiación según la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez. En cuanto a la votación en el pleno, asegura que ninguno de estos expedientes urbanísticos se someten a pleno, por lo que no sabemos a qué se refiere el señor Sebastián Por último, en relación al impuesto de construcciones, alude a la Ley de Patrimonio de la Comunidad, que obliga a establecer bonificaciones a los edificios protegidos, como es el caso, para incentivar su conservación.