Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 s 5 s 2007 INTERNACIONAL 39 Los que defienden la guerra santa no son musulmanes L. DE VEGA ARGEL. Los altavoces de miles de mezquitas recordaban ayer, pasado el mediodía, que llegaba la hora de la oración. Las aceras se llenaron de esterillas porque, como cada viernes, muchos de los que acuden a escuchar el sermón más importante de la semana se tienen que quedar en la calle. Omar, de 25 años, intenta siempre que puede hacer los cinco rezos preceptivos al día. Se siente profundamente musulmán pero sabe que su país debe hacer algo con la violencia que se comete en nombre del Corán, el libro sagrado. Su discurso, como el de muchos, es que los que defienden la guerra santa (yihad) no pueden ser considerados musulmanes Pero Argelia tiene un problema desde hace años, sobre todo desde que un golpe de mano del Ejército impidió acceder en 1992 a los islamistas, vencedores en las urnas. Eso abrió la espita de la violencia, que arroja entre 150.000 y 200.000 muertos y que aún hoy sigue salpicando de sangre a diario al gigante magrebí. Al Qaida del Magreb, nueva denominación de los salafistas combatientes argelinos, es el grupo terrorista más fuerte del norte de África y sigue plantando cara al Estado, al que considera impío. Abdelaziz Buteflika impide que los integristas se presenten a las elecciones, a las que sí han concurrido los denominados islamistas moderados. El presidente ha hecho de la Carta por la Reconciliación aprobada en referéndum en 2005 el pilar de su segundo mandato. Gracias a ella más de 2.000 presos no implicados en actos colectivos de derramamiento de sangre han sido puestos en libertad. Además varios centenares de terroristas han entregado las armas y algunos colaboran incluso con las autoridades. Esta estrategia de acercamiento a los violentos es mirada con recelo sobre todo por Occidente y en especial por países como España, muy pendiente de las células de apoyo y financiación de Al Qaida instaladas en nuestro territorio. Pero hay sectores dentro del país que reclaman al presidente que vaya aún más lejos. El líder del Partido Ennahda pidió durante la campaña una amnistía general para acciones terroristas desde los noventa. Los funcionarios de los colegios electorales contaban anteayer los votos tras haberse cerrado las diversas circunscripciones REUTERS Argelia se divorcia de sus políticos con una abstención récord del 64 por ciento La coalición de Gobierno pro- Buteflika, que tenía la mayoría parlamentaria, mantiene la hegemonía en la Asamblea Nacional, con 249 de los 389 escaños LUIS DE VEGA ENVIADO ESPECIAL ARGEL. Sólo uno de cada tres argelinos votaron en las elecciones legislativas celebradas el jueves, lo que supone un nuevo récord de abstención. Se confirma a la vez lo que muchos se temían durante la campaña electoral, que la desconfianza de los ciudadanos en los políticos asciende de manera vertiginosa. El ministro del Interior, Nuredín Yazid Zerhuni, hizo ayer públicos los resultados, entre los que destaca por encima de todo el alto índice de abstención. De los casi 19 millones de personas llamadas a votar, sólo el 35,6 por ciento fueron a las urnas, diez puntos menos que en las últimas legislativas hace cinco años. Sorprende además que de los algo más de 6,5 millones de sufragios, casi un millón fueran votos nulos. Lejos de reprocharse nada, Zerhuni aplaudió el proceso y se felicitó por cómo se había desarrollado todo ante una sala con numerosos periodistas nacionales y extranjeros. La Comisión Electoral, que es quien debe dar finalmente validez a los resultados, enumeró algunas irregularidades a las que el ministro quiso restar importancia diciendo que se sentía satisfecho por la calidad organizativa Los argelinos han votado en libertad y los resultados hay que interpretarlos como un gesto de madurez política de los ciudadanos, que han querido apoyar la democracia y la lucha contra el terrorismo, señaló el responsable de Interior. Coincidiendo con el cierre de los colegios electorales en la noche del jueves, la selección de fútbol de Argelia vencía a la de Jordania en Amán la final de la Champions League árabe. Ésa era en realidad la resaca que se vivía el viernes en el país magrebí, día de fiesta para los argelinos, y no la de los comicios, en los que apenas se ha implicado nadie. Muchos estuvieron hasta muy tarde recorriendo las calles celebrando la victoria de la que es para ellos la verdadera democracia, el fútbol. Como estaba previsto mucho tiempo antes de que empezase el recuento, la coalición de tres formaciones que apoya el programa del presidente Abdelaziz Buteflika y que tenía la mayoría parlamentaria mantiene la hegemonía en la Asamblea Nacional con 249 de los 389 escaños. A la cabeza sigue el Frente de Liberación Nacional (FLN) el que fuera partido único durante lustros, con 136 diputados, aunque sufre un retroceso importante con respecto a los 199 que contaba en la legislatura que acaba de concluir. Le siguen la Agrupación Nacional Democrática (RND) con 61 y el Movimiento de la Sociedad por la Paz (MSP) de corte islamista, con 52. Integristas excluidos RESULTADOS ELECTORALES EN ARGELIA Escaños Reunión por la Cultura y la Democracia 19 Reunión Nacional Movimiento de la Partido de los Democrática Sociedad por la Paz Trabajadores de Argelia 61 52 26 Movimiento de la Reforma Nacional 5 COALICIÓN DE GOBIERNO Frente de Liberación Nacional 136 Inscritos: 18.760.400 Votantes: 6.687.838 Votos válidos: 5.726.087 Participación Abstención La oposición Nada que reprocharse Independientes 33 Frente Nacional Argelino 13 Otras formaciones marginales 44 64,36 ABC 35,64 Destaca como primera fuerza de la oposición, aunque separado por un abismo de los tres primeros, el Partido de los Trabajadores (PT) que pasa de 21 a 26 asientos y que tiene al frente a la única mujer que lidera una formación política argelina. La trotskista Luisa Hanune ha recorrido su país en las últimas tres semanas reclamando la igualdad entre hombres y mujeres y pidiendo el fortalecimiento del sector público para que se beneficien todos los ciudadanos del sector de los hidrocarburos, principal fuente de riqueza del país. Pide además que se revise el acuerdo de asociación con la Unión Europea.