Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA SÁBADO 19 s 5 s 2007 ABC RELIGIÓN Roma prevé nombramientos de manera inminente en el Episcopado español El movimiento afectaría al menos a una docena de diócesis s Blázquez podría sustituir en Oviedo a Carlos Osoro, quien marcharía a Valencia, mientras que Juan del Río será nombrado obispo de Málaga JESÚS BASTANTE MADRID. La Santa Sede prevé una profunda remodelación en al menos una docena de diócesis españolas, que de manera inminente (en las próximas semanas y meses) podrían contar con nuevo obispo, según han confirmado a ABC fuentes eclesiásticas de toda solvencia. La reforma, que se está llevando a cabo con intensos y fecundos diálogos entre las diócesis afectadas, la Nunciatura y la Congregación de Obispos, traería consigo nombramientos en Pamplona, Valencia, Santander, Coria- Cáceres, Lérida, Málaga, Segovia, Lugo y Gerona, diócesis cuyas sedes están vacantes o cuyos obispos ya han rebasado la edad canónica de jubilación. A su vez, los traslados de obispos de una a otra diócesis podrían afectar a los Obispados de Jerez, Bilbao, Oviedo, Madrid, Alcalá, Huesca y Jaca, sin olvidar Santiago (Julián Barrio acaba de salir de una enfermedad) El último nombramiento episcopal en España tuvo lugar el 15 de diciembre pasado, con la designación de Gregorio Martínez como obispo de Zamora. Aunque la mayor parte de las futuras decisiones ya están tomadas por la Nunciatura y se encuentran en el Vaticano, la política de nombramientos se llevará a cabo de forma escalonada se aseguró. El proceso, incluso, podría llegar hasta las próximas elecciones a la Conferencia Episcopal. Éstas tendrán lugar el próximo mes de marzo, momento en el que los obispos habrán de renovar la Presidencia, Vicepresidencia, Comité Ejecutivo y demás órganos decisorios de la Casa de la Iglesia. Una elección que, a día de hoy, no parece nada clara, aunque fuentes episcopales ven poco probable que Blázquez repita como presidente. Sí parecen inminentes los nombramientos para la diócesis de Málaga y el cambio de cromos que afectará a las sedes de Oviedo, Valencia y Bilbao. En este sentido, fuentes eclesiásticas han asegurado a ABC que en las próximas semanas podría hacerse efectivo el nombramiento del obispo de Jerez, Juan del Río, como titular de la diócesis de Málaga. Del Río, quien preside la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, sustituiría a Antonio Dorado, quien hace un año cumplió los 75. La reciente ceremonia de beatificación de la Madre Carmen en Antequera pudo ser el broche final a la carrera episcopal de Dorado Soto, según apuntan desde su propia diócesis. Quien también presentó su renuncia- -en este caso, hace dos años- -fue el arzobispo de Valencia, Agustín García- Gasco. El éxito de la histórica visita a Valencia de Benedicto XVI el pasado verano hizo que se prolongara un año más la estancia del prelado en la sede levantina, llegando incluso a escucharse rumores de una posible púrpura. Fuentes episcopales añadieron que previsiblemente antes del verano Benedicto XVI aceptará la renuncia de García- Gasco. A día de hoy, el candidato que cuenta con todas las papeletas para pastorear la diócesis de Valencia es Carlos Oso- RICARDO BLÁZQUEZ CARLOS OSORO SIERRA JUAN DEL RÍO MARTÍN El obispo de Bilbao y presidente de la Conferencia Episcopal española nació en Villanueva del Campillo (Ávila) el 13 de abril de 1942. Ordenado sacerdote en 1967, es Doctor en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma (1972) Blázquez fue decano de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca entre 1978 y 1981. En 1988 Juan Pablo II lo designó obispo auxiliar de Santiago de Compostela (diócesis entonces presidida por Antonio María Rouco) y en 1992 obispo de Palencia. El 8 de septiembre de 1995 fue nombrado obispo de Bilbao. Desde 2005 es presidente de la Conferencia Episcopal, donde ha presidido las comisiones de Doctrina de la Fe y Relaciones Interconfesionales. El arzobispo de Oviedo nació el 16 de mayo de 1945 en Castañeda (Cantabria) Antes de entrar en el Seminario realizó estudios de Magisterio, Pedagogía, Matemáticas y Educación Física. Ingresó en el Seminario para Vocaciones tardías de Salamanca, siendo ordenado sacerdote en 1973, y siendo destinado a la diócesis de Santander. Tres años después fue nombrado vicario general de Santander, cargo en el que permaneció hasta 1994. Juan Pablo II lo designó obispo de Orense el 22 de febrero de 1997. El 7 de enero de 2002, fue nombrado arzobispo de Oviedo, en sustitución de Gabino Díaz Merchán. Desde 2005 forma parte del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal El actual obispo de Jerez nació en Ayamonte (Huelva) el 14 de octubre de 1947. Hijo de un industrial y de una ama de casa, se ordenó sacerdote con 26 años, quedando adscrito a la diócesis de Sevilla. Estudió las carreras de Filosofía, Graduado Social y Teología, materia en la que se doctoró en la Universidad Gregoriana de Roma en 1984. Experto en medios de comunicación, fue el director de la Oficina de Información de los Obispos del Sur de España hasta su primer nombramiento episcopal, que tuvo lugar en septiembre de 2000. Desde 2005, Juan del Río también preside la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social. Se trata de un hombre afable y cercano, que conserva buenas relaciones con la prensa. Las primeras diócesis afectadas por los nombramientos serían Málaga, Oviedo, Valencia y Bilbao La profunda remodelación del Episcopado podría prolongarse hasta marzo de 2008 Pamplona, Santander, Segovia, Cáceres, Lérida, Lugo y Gerona esperan que se designe nuevo obispo Elecciones al Episcopado LA MISIÓN Jesús Higueras LA DIÓCESIS, LA IGLESIA uando recitamos todos los domingos en el Credo: Creo en la Iglesia que es una, santa, católica y apostólica con ello confesamos que no existen muchas iglesias, sino C que Cristo funda una única Iglesia, la Iglesia universal, que se hace presente en cada diócesis. La Iglesia diocesana es la presencia en un territorio concreto de toda la Iglesia universal. Es precisamente a través de la diócesis como nos vinculamos de modo más pleno con Cristo Salvador, puesto que en la diócesis, por medio de su pastor, el Obispo, estamos unidos a los Apóstoles, a la celebración de los Sacramentos y al anuncio de la Palabra. Cada cristiano se debe sentir profundamente vinculado a la diócesis a la que pertenece, sabiendo que nosotros no somos una parte pasiva dentro de la Iglesia, sino que entre todos construimos y somos la Iglesia, con el corazón muy puesto especialmente en el Obispo, que hace cabeza y preside en la caridad, en nombre del único pastor que es Jesucristo, y sabiendo también que el corazón de la diócesis es el seminario, puesto que allí se forjan las almas de los futuros pastores que apacentarán a todo el pueblo de Dios. Amar a la diócesis significa rezar por todo el pueblo santo para que sea fiel a su vocación, pero también estar unidos afectiva y efectivamente con aquél que representa a Cristo, el Obispo diocesano, y pedir especialmente para él los dones del Espíritu. Pedir también para que él lleve a buen término al rebaño que le ha sido confiado y por eso, el amor a la diócesis significa una oración constante para que el Señor suscite pastores santos, como así ha sucedido hasta ahora en nuestra querida patria española, donde la Iglesia peregrina en diferentes diócesis y al frente de las mismas ha habido pastores, que en muchos casos, derramaron su sangre por amor a su rebaño. No existe la iglesia de España, la de Cataluña o la de... Es la Iglesia en un lugar concreto. Sabiendo que la Iglesia es una, tenemos un corazón católico y universal, puesto que todos nos sabemos miembros del único Cuerpo de Cristo.