Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA SÁBADO 19 s 5 s 2007 ABC El fiscal recurre el procesamiento de tres soldados de EE. UU. en el caso Couso Solicita el archivo de la causa y niega que el ataque fuera excesivo e indiscriminado -El PSOE, tan combativo con Fungairiño, guardó silencio a la espera de Rice NIEVES COLLI MADRID. La investigación de la muerte del cámara de televisión José Couso en Bagdad, recién comenzada la guerra de Irak, ha vuelto a tropezar con la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que ayer recurrió el procesamiento dictado el pasado 27 de abril por el juez Santiago Pedraz contra tres militares del Ejército de los Estados Unidos y solicitó el archivo del procedimiento. En un escrito de cinco folios, el fiscal Jesús Alonso considera que los hechos en modo alguno constituyen los delitos que el juez instructor imputa al sargento Thomas Gibson (responsable del tanque que el 8 de abril de 2003 efectuó, contra el hotel Palestina, el disparo que causó la muerte a Couso y al reportero de Reuters Taras Protsyuk) y a dos de sus superiores: el capitán Philip Walford y el teniente coronel Philip de Camp. El fiscal defiende también que la acción de los militares no fue ni indiscriminada ni excesiva puesto que se hallaban en una situación de guerra abierta y dirigieron un único disparo hacia el lugar donde creyeron que se escondían francotiradores de la guardia republicana iraquí. La actuación de la Fiscalía ha vuelto a provocar una airada reacción, no sólo en la familia del reportero español, que ejerce la acusación en la causa, sino también en algunos medios políticos. Son casi las mismas críticas de las que esta institución era objeto antes de que cesara como fiscal- jefe Eduardo Fungairiño (nombrado durante el Gobierno del PP) y tomara el relevo al frente del Ministerio Público en la Audiencia Nacional Javier Zaragoza (nombrado ya en la etapa socialista) Mientras que Izquierda Unida acusa a la Fiscalía de ejercer un papel lamentable y vergonzante desde el BNG se habla de subordinación a los Estados Unidos. En esta ocasión, el PSOE, tan combativo en épocas pasadas, guardó ayer- -a quince días de la anunciada visita a España de la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice- un prudente silencio. Quien sí habló fue el fiscal general del Estado, Cándido Conde- Pumpido, para asegurar que la Fiscalía ha hecho todo lo que jurídicamente estima procedente para esclarecer la muerte de Couso. En su escrito, Jesús Alonso cree que la somera instrucción llevada a cabo por el juez Pedraz no ha podido acreditar que la acción realizada por los tres procesados tuviera por objeto amenazar, represaliar o atemorizar a un grupo determinado de personas en este caso. los periodistas que se alojaban en el hotel Palestina, separado del blindado americano sólo por las aguas del río Tigris. No se trata de un acto intencional doloso dirigido a causar la muerte de personas civiles protegidas (por el Convenio de Ginebra) sino de un acto de guerra realizado contra un enemigo aparente, erróneamente identificado En opinión del fiscal, los militares estadounidenses respondieron a lo que creyeron una agresión y, lejos de hacerlo de forma indiscriminada o excesiva, midieron y contuvieron su respuesta pues efectuaron un único disparo contra el foco del que pensaban provenía la posible agresión La inexistencia de pruebas para procesar a los militares por delitos consistentes en realizar, durante un conflicto armado, ataques indiscriminados contra la población civil y contra personal civil protegido, necesariamente hace decaer la competencia de la Justicia española para investigar los hechos. De hecho, cuando la jurisdicción se asume, como en este caso, de forma excepcional los indicios deben ser claros y contundentes algo que, según la Fiscalía, no se cumple. El juez Santiago Pedraz podría tomar una decisión la próxima semana y, según fuentes jurídicas citadas por Ep, previsiblemente rechace la pretensión del fiscal, por lo que será la Sala Penal quien determine si esta investigación debe seguir adelante o no. Donde dije digo... 8- 4- 2003. Muere en Bagdad José Couso como consecuencia del disparo de un tanque de EE. UU. 17- 3- 2003. El PSOE pide que el Congreso celebre un debate para aclarar la muerte del cámara español. La iniciativa se rechaza. 14- 8- 2003. El entonces portavoz del PSOE Jesús Caldera acusa a Aznar de subordinarse a EE. UU. Si no exige una investigación independiente y las oportunas responsabilidades, estaremos ante un Gobierno indigno y cobarde afirmó. 1- 4- 2004. Los socialistas se movilizan en instituciones locales y autonómicas para que el Ejecutivo del PP reclamara a EE. UU. una investigación. 14- 5- 2004. Ya en el Gobierno, y en el contexto de la retirada de las tropas de Irak, Zapatero pide más datos a EE. UU. Las relaciones bilaterales se resienten. Midieron su respuesta La Fiscalía recurre el archivo de la causa contra Rubianes por ultrajes a España Á. M. BARCELONA. La Fiscalía ha recurrido el archivo de la causa contra el actor Pepe Rubianes por un delito de ultraje a España en un programa de TV 3 al considerar que la juez se extralimitó en sus funciones en el auto de sobreseimiento. La magistrada suplente del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Sant Feliu de Llobregat decidió la semana pasada archivar provisionalmente el caso al entender que no existen indicios racionales de criminalidad en las expresiones de Rubianes. Éste dijo que se metan a España ya por el puto culo a ver si les explota o que se vayan a cagar a la puta playa con la puta España Tras asegurar que sorprende la decisión de la juez suplente de archivar la causa, la fiscal afirma, en su recurso, que las declaraciones de Rubianes en TV 3 se ajustan a las características del delito de ultraje a España, ya que por sí solas y sin ninguna interpretación, suponen una evidente ofensa a la nación española y fueron proferidas de una forma absolutamente consciente, rotunda y retirada por el cómico a una pregunta del presentador del programa, Albert Om. De la acusación al silencio Agentes de la Guardia Civil y voluntarios de la Cruz Roja atienden a los inmigrantes, ayer en Motril EFE Llegan a las costas de Motril 116 subsaharianos en dos pateras AGENCIAS MADRID. Un total de 116 inmigrantes subsaharianos, entre ellos siete mujeres y dos bebés, llegaron ayer por la tarde al puerto de Motril tras ser interceptadas por la Guardia Civil las dos pateras en que viajaban. Las embarcaciones fueron avistadas a diez millas de la costa granadina por el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) e interceptadas por la embarcación del Servicio Marítimo de la Guardia Civil y de Salvamento Marítimo a cuatro millas la primera, y a dos la segunda, de la localidad de Castell de Ferro. Los dos bebés, que al parecer no llegan al año de edad, viajaban con sus madres. Con síntomas de cansancio y también con quemaduras, los inmigrantes llegaron hacia las siete de la tarde al puerto de Motril, donde les esperaban voluntarios de la Cruz Roja. Tras recibir una primera asistencia sanitaria y ser alimentados, dos de ellos fueron trasladados al Hospital. Esta es la expedición de inmigrantes subsaharianos más numerosa llegada a la costa de Granada en lo que va de año, por delante de la patera detectada el pasado domingo, con 70 subsaharianos a bordo.