Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL VIERNES 18 s 5 s 2007 ABC carácter selectivo de la operación antiislamista de Israel. La operación, aprobada el miércoles por Israel, se desencadenaba después de una declaración de la portavoz de Ehud Olmert, Miri Einsen: ya hemos soportado suficiente. Israel tomará sus medidas defensivas para proteger a sus ciudadanos de los misiles de Hamás Un hombre ayuda a un militante de Hamás atrapado en su coche tras el impacto de un misil israelí REUTERS La aviación israelí bombardea Gaza en represalia por los ataques de Hamás Las incursiones matan a tres civiles y cuatro milicianos s El presidente Abbás cancela su visita tras descubrir la Policía un plan de atentado contra su coche LAURA L. CARO CORRESPONSAL GAZA. Ni los vecinos de Gaza recuerdan con exactitud cuándo fue la última vez que la aviación israelí golpeó el centro de la ciudad. El pasado verano, tras el secuestro del soldado Guilad Shalit, aplastaron en las afueras puentes, coches y la estación eléctrica, pero no como ayer, cuando los Apache hebreos irrumpieron en el corazón residencial de la franja para bombardear, en pleno día, objetivos de Hamás, en represalia por el lanzamiento de más de 60 cohetes caseros Kassam en su territorio desde el pasado sábado- -un tercio de ellos en Sderot, donde 2.500 habitantes han huido clamando a su Gobierno que los defienda- Y el Gobierno de Israel se empleó ayer también por tierra, con la incursión 500 metros, franja adentro, de una batería de tanques que al cierre de esta edición ya habían disparado sus primeras ráfagas contra la localidad de Beit Lahia. Para entonces, Hamás ya había jurado venganza a través de un comunicado, con amenazas de atentados suicidas incluída. La aviación israelí penetraba a sangre y fuego poco después del mediodía con el trueno de un misil en pleno bastión islamista, el barrio de Sheik Radwan, sobre el cuartel general de la Fuerza Ejecutiva de Hamás. El impacto asesinaba a un miliciano, mandaba 30 heridos al hospital- -muchos de ellos civiles- -y dejaba definitivamente en un segundo plano los choques entre facciones, que continúan en las calles ayer con cinco nuevos muertos, choques de repente eclipsados tras los escombros humeantes y olor a carne quemada del complejo policial. Al derribo del cuartel islamista seguirían, con calculada precisión, la aniquilación desde el aire de un coche en el que iba Abu Aimad Shabana, sospechoso de manufacturar Kassam; un ataque cerca del domicilio del portavoz del Ministerio del Interior, también de Hamás; y otro más en la céntrica calle Salah Addin. En total, tres milicianos muertos. Y siguen las incursiones. La penúltima, al sur, en Rafah, con resultado de tres víctimas civiles que ponían en entredicho el A última hora de ayer, la oficina del presidente palestino, Mahmmud Abbás, confirmó a France Press que había decidido cancelar la visita que el presidente tenía prevista hoy en Gaza, tras el descubrimiento de un túnel lleno de explosivos justo por donde iba a pasar su coche. Fuentes de la Guardia Presidencial apuntaron a las Brigadas de Esedine Al Qassam, el brazo armado de Hamás, como autoras del atentado frustrado. El propio portavoz de Hamás, Abu Obviada, negó las acusación y arremetió contra Al Fatah: Lo único que hacen esas informaciones es envenenar aún más el ambiente en Gaza Mientras, la violencia sectarea no cesa. El drama de los hombres y mujeres que trataban de reconstruir sus casas, quemadas el miércoles por la rivalidad entre Hamás y Al Fatah, quedaba sobrepasado por el de la familia Al Aklook, cuya madre, en pleno shock por el estallido de la bomba delante de su casa, daba gracias por haber salvado a sus cinco niños mientras maldecía Gaza y su basura de vida Atentado frustrado ABC. es Vídeo de la ola de violencia en Gaza entre Hamás y Al Fatah en abc. es internacional La madre del español asesinado: Ayúdennos a arreglar esto L. L. CARO BEIT HANUN. Estábamos mejor con los judíos... Por favor, hagan un llamamiento para que desde fuera nos ayuden a arreglar esto... Que no hablen tanto, que hagan algo, ¡desde aquí no se puede hacer ya nada! Amelia Sayans, madrileña, casada con un palestino y vecina de la franja hace 29 años, consume las pocas fuerzas que le quedan tras haber enterrado al segundo de sus siete hijos, muerto el miércoles en Gaza por el tiro de un francotirador, implorando fin a la espiral de locura. Sujetándose la jiyab negra con la misma agonía con la que se sujetaba ayer su dolor de stabat mater Amelia dice que ni en la primera ni en la segunda Intifada vio a los palestinos matándose entre hermanos como está sucediendo ahora. Por eso, porque tanta ira le da miedo, no quiere que vuelva el varón que tiene estudiando en Madrid. Por eso mismo, el padre se ofreció el miércoles a ir a buscar al trabajo a otro, a Mohamed Ibrahim Hamed Sayans. Pero el chico no quiso molestar, y la bala furtiva del francotirador le atravesó por la es- Mohamed Ibrahim Hamed, con su esposa y su madre palda el uniforme de la Seguridad Preventiva según cruzaba una calle partiéndole en dos el corazón. Y a Amelia la vida. Que todavía no sabe si podrá volver a coser a sabiendas de EFE que el odio se masca- ahora lo siento, aunque no me creo que mi hijo se haya ido -y que en las calles están quienes mataron a su hijo dispuestos a ir a por más.