Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA VIERNES 18 s 5 s 2007 ABC El Ayuntamiento de Sevilla ordena paralizar la construcción de la mezquita El sultán Al Qasimi, del Emirato Árabe de Sharjah, considerado un islamista radical, estaba detrás del proyecto JUAN J. BORRERO SEVILLA. El Emirato Árabe de Sharjah, uno de los que forman los Emiratos Árabes Unidos, un Estado del Golfo Pérsico, ha sido el mecenas del proyecto de la mezquita de Sevilla, según se desprende de un documento del año 2003 que posee la Gerencia de Urbanismo, al que ABC ha tenido acceso. En ese texto, el presidente de la Comunidad Islámica, Malik Ruiz, presentaba al emir Al Qasimi como garantía financiera del proyecto ante el propio Ayuntamiento. Mientras, el Ayuntamiento de Sevilla ha dado marcha atrás y no dará el visto bueno al expediente del proyecto de construcción de la mezquita de Bermejales. En el documento en poder de la Gerencia de urbanismo, del 17 de diciembre de 2003, el presidente de la Comunidad Islámica expone a los responsables municipales los detalles del proyecto, tanto urbanísticos como de financiación, y en este punto asegura a la Gerencia de Urbanismo que como medios para la realización del proyecto tenemos el compromiso realizado públicamente el día 10 de julio de 2003, durante la inauguración de la Mezquita de Granada, del Jefe de Estado del Emirato Árabe de Sharjah, Shaykh Sultan Al Qasimi Seguidamente, explicaba que con tan importante aval el proyecto de construcción del centro se solventaría en ocho meses tras la cesión de los terrenos y la mezquita, y tras la concesión de las licencias oportunas sería una realidad dos años más tarde. Sin embargo, el pasado miércoles, en la conferencia de prensa que convocó en Sevilla la Comunidad Islámica en España, el mismo Malik Ruiz, Miguel Ángel Ruiz Callejas, promotor principal del proyecto, aseguró que el emir de Sharjah no participa en absoluto ni en su financiación ni en ningún otro tipo de ayuda o colaboración En diciembre de 2006, ABC se hizo eco del protagonismo del emir de Sharjah, considerado un islamista radical, en el boicot a Dinamarca después de que un periódico danés publicara una caricatura de Mahoma, que fue considerada ofensiva en el mundo islámico. Desde entonces, los promotores de la mezquita, la Fundación Mezquita de Sevilla, que agrupa a Al Qasimi, junto a su hijo (a la izquierda) también pagó la mezquita de Granada, con cuyas autoridades aparece en la imagen seis miembros de la Comunidad Islámica, ha venido manteniendo que los seis millones que calcula costará el templo y todas sus instalaciones anexas se conseguirán mediante donativos anónimos El presidente de la Comunidad Islámica en España fue el mismo que el pasado miércoles leyó un comunicado en el que se vertían duras acusaciones contra el diario ABC, al que le hacía responsable de una campaña difamatoria Y ayer, el vicealcalde de Sevilla, Emilio Carrillo, manifestó a ABC que la Gerencia de Urbanismo se encuentra tramitando el cierre del expediente, lo que conllevará que los promotores de la mezquita perderán su derecho a construir sobre los 6.000 metros cuadrados de suelo municipal cedidos en 2004 y tendrán que volver a solicitar la cesión de terrenos del Patrimonio Municipal de Suelo- en Bermejales o en otro lugar -si persisten en su intento de construir la mezquita. Para ello, el Ayuntamiento tendrá que devolver a la Comunidad Islámica los 96.727,81 euros entregados hasta ahora, en nombre de la Fundación Mezquita de Sevilla, a la Gerencia de Urbanismo en concepto de fianza y licencia para la elaboración del proyecto básico. Igualmente, Urbanismo está obligado a tramitar la reversión notarial de las escrituras que concedió en 2004 a la Fundación Mezquita de Sevilla. Desde la cesión de la parcela de Bermejales, la Comunidad Islámica de Sevilla ha hecho entrega de dos cantidades de dinero en Urbanismo. En concepto de fianza, los promotores entregaron un talón del BBVA por 31.575,81 euros a nombre de la Fundación Mezquita de Sevilla, entidad que posteriormente abonó 65.152 euros para hacer frente a la licencia del proyecto básico que fijaba como inversión total del completo cultural la cifra de 3.521.779 euros. En el expediente, según el delegado de Urbanismo, no existe otra entrega de dinero, a pesar de que los promotores sostienen que ya han hecho efectivo el pago de las licencias de apertura de los elementos del proyecto que no corresponden a la ABC Entrega de dinero sala de cultos: el restaurante, la biblioteca y el aparcamiento. Según el vicealcalde, se ha ordenado la devolución de las cantidades, las únicas- -resaltó- -que se han hecho efectivas en relación al proyecto en la gerencia de Urbanismo En ocho meses ABC. es Más información de la expansión del islamismo en España en abc. es Sin derecho a construir Moratinos reivindica la huella musulmana como parte de la identidad europea ABC MADRID. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, señaló ayer que la identidad europea del siglo XXI tiene también una dimensión árabe- musulmana sin la cual no será posible superar los actuales retos y desafíos de Europa, informa Efe. Moratinos hizo esta reflexión durante la presentación del libro del portavoz del PSOE en el Parlamento Europeo, Enrique Barón, titulado El error del milenio en el que se retrata la España islámica en el año 1000 en contraste con la Europa cristiana. El ministro reivindicó aquella huella musulmana y subrayó que debe estar incluida de manera legítima a la hora de definir la identidad europea del siglo XXI Esa referencia de que Europa es una expresión judeo- cristiana es incompleta y no entenderemos Europa y no podremos superar los desafíos y retos de Europa si no añadimos su dimensión musulmana- árabe explicó. Moratinos ligó la trama que se narra en el libro con el actual escenario mundial y aprovechó esta comparación para destacar el valor de la iniciativa de la Alianza de Civilizaciones, lanzada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y asumida por la ONU. Durante los debates sobre el Tratado Constitucional de la Unión Europea, el Ejecutivo de José María Aznar defendió, junto a otros líderes europeos, que se recogiera una referencias a las raíces judeo- cristianas de Europa. Cuando Zapatero llegó al poder, España dejó de insistir en esa idea, mientras se propiciaba la citada Alianza de Civilizaciones.