Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA LA HORA DE LA VERDAD DEL 11- M LOS ACUSADOS PRESIONAN AL TRIBUNAL VIERNES 18 s 5 s 2007 ABC El Egipcio y Belhadj dejan la huelga de sed por respeto a sus abogados Doce acusados siguen sin comer y aseguran que llegarán hasta el final NATI VILLANUEVA MADRID. La advertencia del presidente del Tribunal del 11- M a los acusados que están en huelga de hambre el juicio bajo ningún concepto se va a suspender parece haber hecho mella en algunos de los procesados, que, como Fadual El Akil y Hamid Ahmidan, decidieron ayer abandonar esta protesta por indicación de sus abogados. También lo hicieron, aunque sólo la huelga de sed, los promotores de esta iniciativa: los presuntos ideólogos Youssef Belhadj y Rabei Osman El Egipcio que cumplieron ayer su séptimo día sin comer y que, en una carta a sus defensas, dejan claro que seguirán así de forma indefinida. De esta forma, en estos momentos la protesta está siendo secundada por 12 de los 19 procesados que se encuentran en prisión. Ninguno de ellos probó las lentejas, ternera y fruta que sí tomaron El Akil, Ahmidan, Bouharrat, Bousbaa, Zouhier y los asturianos Trashorras y Antonio Toro. Los primeros síntomas de debilidad aparecieron en Abdelmajid Bouchar, quien tuvo que ser hidratado por los forenses de la Audiencia y no pudo estar presente en la declaración de su padre. Por lo demás, Un testigo dice que El Chino compró las tarjetas en el local de Lavapiés D. M. MADRID. Rachid Bendouda, también conocido como Rachid el Gordo cambió sus declaraciones policiales y judiciales para exculpar, entre otros, a Jamal Zougam. No obstante, el testigo tuvo que reconocer que Jamal Ahmidan, jefe operativo de la célula islamista, compró en el locutorio del procesado varias tarjetas de teléfono. Ante el tribunal, Bendouda afirmó que así se lo dijo Mohamed Bekkali, socio de Zougam en el locutorio de Lavapiés. Cabe recordar que, según la investigación policial y judicial, las tarjetas que se colocaron en los móviles que actuaron como activadores de la carga explosiva fueron vendidas en el locutorio del marroquí. Bendouda dijo conocer, al menos de vista, a varios de los procesados, como Mouhannad Almallah Dabbas, el suicida Allekema Lamari o el huido Mohamed Afallah. Todos solían acudir al barrio de Lavapiés, así como Abu Dahdah, líder de una célula de Al Qaida en España, de quien afirmó que le vio en varias ocasiones con Zougam. También explicó que acudió varias veces a las citas del río Alberche (donde, según la Policía, se realizaban labores de adoctrinamiento) pero que dejó de ir porque le gustaban reuniones más juerguistas que esas Bendouda, además de Zougam, exculpó a Rachif Aglif Dijo que nunca había visto a éste último con Jamal Ahmidan, El Chino aunque en su declaración judicial afirmó todo lo contrario. Este cambio de opinión lo justificó en que cuando fue detenido por la Policía estaba agotado Mientras, el padre de Abdelmajid Bouchar, en una declaración breve pero muy tensa, tras afirmar que su hijo no ha hecho nada señaló que nosotros hemos venido a trabajar y no a matar. Los problemas en Irak o Afganistán no nos importan, si fuera por nosotros que los maten a todos Al terminar su declaración, Abdelsalam Bouchar intentó acercarse al habitáculo blindado donde permanecen los acusados para ver a su hijo, que en ese momento no se encontraba porque estaba siendo hidratado, ya que está en huelga de hombre. Al no verlo, el Abdelsalam Bouchar se puso nervioso y el presidente del tribunal le aclaró dónde estaba su hijo. El Egipcio sigue la sesión de ayer de la vista oral el juicio transcurrió sin incidentes, salvo un malentendido que provocó la expulsión de El Egipcio (el presidente pensaba que estaba caldeando el ambiente cuando lo que hacía era señalar que la traducción no era correcta) En la carta que El Egipcio y Belhadj han entregado a sus defensas, los ideólogos comunican el fin de la huelga de sed en señal de respeto y agradecimiento a sus abogados y a todo el esfuerzo que hacen Además, aprovechan la misiva para dejar constancia de su respeto al Tribunal confiando en que al final se hará justicia Nunca la intención era la de presionar al Tribunal o suspender el juicio apuntan. La huelga que han iniciado se debe a la extrema y profunda indignación que sienten, además de a los temores, bien justificados, a que haya sentencia política en vez de judicial, influida por la alarma social que se alimenta a diario contra nosotros de forma infundada y (sic) injustificada Paralelamente a esta carta, los abogados de los 12 procesados en huelga difundieron ayer un escrito en el que aseguran que respetan, aunque no comparten, la decisión de sus clientes y se hacen eco de sus motivos: consideran, dicen, que tanto las pruebas del juicio como su presunta culpabilidad o inocencia están siendo utilizadas como objeto de debate político entre los diferentes parti- POOL Carta manuscrita en la que Belhadj y El Egipcio comunican que abandonan su huelga de sed dos políticos y medios de comunicación, olvidando que están en juego hasta 40 años de privación de libertad para algunos de ellos por unos hechos de los que se consideran absolutamente inocentes Sus clientes creen que la citada presión está impidiendo un debate sereno en las diferentes sesiones de la vista oral, hasta el punto de que la presunción de inocencia de la que gozan se ha transfor- ABC Los abogados dicen que sus clientes son usados como objeto de debate entre partidos y medios de comunicación mado política, mediática y, por ende, socialmente, en presunción de culpabilidad Todo ello, dicen, ha provocado en su ánimo una desesperación tan grande que prefieren morir a seguir sufriendo la misma por lo que continuarán con la protesta de forma indefinida Con ello no quieren, señalan los letrados, que nadie malinterprete o utilice maliciosamente su decisión. No lo hacen porque otros lo hagan o lo hayan hecho (en referencia a De Juana) no existe implicación política o religiosa en su decisión No venimos a matar ABC. es ¿Qué opina de esta huelga de hambre? Participe en abc. es