Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA VIERNES 18 s 5 s 2007 ABC César Alonso de los Ríos Imponen al etarra Bienzobas 30 años de prisión por el asesinato de Valiente El terrorista deberá indemnizar a la familia del catedrático con un total de 900.000 euros NIEVES COLLI MADRID. La Audiencia Nacional ha impuesto al miembro de ETA Jon Bienzobas 30 años de prisión por el asesinato alevoso y absolutamente abominable del catedrático y ex presidente del Tribunal Constitucional Francisco Tomás y Valiente. Es la pena máxima que permite el Código Penal de 1973, aplicado por ser el más beneficioso para el reo. Cuando liquide totalmente todas sus condenas y salga en libertad, durante cinco años Bienzobas no podrá volver al lugar donde cometió el crimen (la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid) ni al lugar de residencia de la familia de la víctima. El terrorista ha sido condenado al pago de una indemnización de medio millón de euros a la viuda y a los cuatro hijos que dejó el jurista; y al pago de 400.000 euros más a Miguel Tomás y Valiente quien, además del perjuicio consistente en la pérdida violenta e injusta de su padre, ha sufrido un perjuicio añadido el desencadenamiento, consecuencia del estrés postraumático, del parkinson, una enfermedad neurológica crónica, degenerativa y progresiva que en la actualidad le impide hacer vida normal. La Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia Nacional no alberga duda alguna sobre la autoría del atentado, pues existe prueba de cargo bastante y contundente que señala de forma clara a Bienzobas. Numerosos alumnos le vieron salir la mañana del 14 de febrero de 1996 del despacho de Tomás y Valiente con una pistola aún humeante en la mano y fueron objeto de sus amenazas: Si me miráis, os mato espetó el terrorista. Momentos antes, todos esos testigos habían oído tres detonaciones. E instantes después pudieron comprobar que el profesor estaba herido de muerte. Cuatro de ellos intentaron en vano bajarle al aparcamiento para trasladarle con urgencia a un hospital, pero sus esfuerzos fueron inútiles. Pese a las amenazas, son varios los alumnos que vieron, miraron y fueron capaces de identificar a Bienzobas, como han declarado en el juicio, sin ningún género de dudas El Tribunal aplica en este caso la agravante de alevosía por la absoluta indefensión de la víctima y la situación de ventaja del criminal. Bienzobas buscó el momento y lugar en que la víctima se encontraba en su despacho de la Universidad, confiado, sin posibilidad alguna de defensa relata la sentencia. El profesor hablaba por teléfono cuando el etarra abrió la puerta de su despacho (de pequeñas dimensiones) y, desde allí mismo, a corta distancia efectuó tres disparos mortales de necesidad Lo único que pudo hacer el ex presidente del TC fue intentar protegerse la cara con la mano derecha, en la que tenía una herida de bala. Fue, por lo tanto, un ataque sorpresivo, con armas, contra una persona inadvertida y desarmada Fue claramente alevoso La agravante de alevosía permite imponer la pena en sus grados medio o máximo. La Sala elige este último porque el crimen se cometió con absoluta impunidad, en el marco de una institución como es la Universidad, paradigma de la tolerancia y la razón Fue un ataque que los magistrados califican de absolutamente abominable contra los pilares de la convivencia pacífica y democrática Y concluye la Sala que ETA buscó una especial repercusión, incrementando el temor de la población al incidir en la seguridad de una institución eminentemente pacífica MODELOS S. Y S. DOS S imancas gana el doble que Aguirre pero ésta no puede quejarse de que no le llegue el sueldo. Demuestra con ello que es una marquesona. En realidad, a las gentes de izquierda les parece bien que Simancas se vengue de su pobreza genealógica. El caso de Sebastián es distinto. No podemos calcular en cuántas veces supera el sueldo de Ruiz- Gallardón, y es que sus cuentas tienen que ver con el oscurantismo institucional del sistema, es decir, con la corrupción radical y, por lo mismo, las contradicciones en las que éste cae son también muy diferentes a las de Simancas. Uno es un agrimensor y el otro pretende ser el señor del Castillo. Aquél cree que la apropiación de los medios de producción por el Estado es idealismo inalcanzable, y el otro piensa que esa apropiación es posible en nombre de una mafia. Simancas puede llegar a tener la nostalgia de la clase y Sebastián habla en nombre de ésta para justificar las aspiraciones de una minoría. Simancas representa una versión pícara del patrimonio de Pablo Iglesias, mientras que Sebastián es el Lerroux de la segunda época. El fallo de Simancas es hablar del transporte público y no hacer Metro, y el de Sebastián es volver al tranvía. El primero tiene la carga propia del resentido social y el otro no puede disimular sus complejos intelectuales y morales. Es un buen comensal para Zapatero, pero Simancas no se sienta a la siniestra del jefe. Sebastián tiene la frustración del que no ha triunfado en la derecha, mientras la de Simancas es la de quien ni siquiera pudo intentarlo. En algo se parecen: los dos piensan que la buena fama de la izquierda les permite disimular mejorar la inmoralidad y la ineficacia. Alguna razón tienen: la foto de Pablo Iglesias entre Besteiro y De los Ríos desprende un aroma de respetabilidad impensable en el socialismo de hoy. Distinto es el caso de la derecha: cada vez más legal e instruida. Me parecería muy lógico que los socialistas se comprometieran con otras causas. Por ejemplo, Simancas y Sebastián harían un papel estupendo si se dedicaran a la lucha contra el calentamiento del Planeta. La pena máxima Varios testigos Jon Bienzobas durante la celebración del juicio POOL CEP- UFP gana los comicios sindicales de la Policía ABC MADRID. La coalición entre la Confederación Española de Policía (CEP) y la Unión Federal de Policía (UFP) venció ayer en las elecciones a representantes sindicales del Consejo de la Policía, imponiéndose al Sindicato Unificado de Policía (SUP) al Sindicato Profesional de Policía (SPP) y al Sindicato de Comisarios de Policía (SCP) De los 14 delegados que había en juego, la coalición vencedora se llevó siete y el SUP logró cinco, mientras que SPP y SCP obtuvieron un delegado cada uno. En los comicios estaban llamados a votar más de 70.000 agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Concretamente, la CEP consiguió cuatro vocales, dos de ellos en la Escala Básica, el vocal de la escala de Subinspección y uno de los vocales de la escala Ejecutiva; y la UFP obtuvo tres vocales en la Escala Básica. El secretario de comunicación del SUP, Maximiliano Correal, afirmó ayer a la agencia Efe que el sindicato al que pertenece sigue siendo el mayoritario en la Policía puesto que los cinco vocales con que se han hecho en estas elecciones Reparto de los 14 vocales en juego La CEP obtuvo cuatro vocales, mientras que su compañera de coalición, la UFP, logró tres. El SUP fue el sindicato que se llevó más vocales, con cinco. Por su parte, el SPP y el SCP lograron uno cada uno. pertenecen a la Escala Básica, que es la más numerosa de todas- -con algo más de 55.000 agentes- De todas formas, estos resultados son provisionales ya que dos mesas en Vizcaya votarán el próximo día 22.