Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN VIERNES 18 s 5 s 2007 ABC AD LIBITUM CON EL DEBIDO DESPRECIO S bueno para la democracia, y conviene a la ciudadanía, que veamos crecer a quienes pueden llegar a ser nuestros representantes en cualquiera de los tres planos- -nacional, regional y local- -de la Administración. La observación de su desarrollo político nos da la medida de sus cualidades y defectos y, tanto para votarles como para dejar de hacerlo, nos brinda referencias suficientes para alcanzar un juicio cabal. La presencia de protagonistas sobrevenidos en razón del dedazo superior de cada partido, conduce a la confusión y al desconcierto. Enturbia cualquier proceso electivo. Los cuneros, paniaM. MARTÍN guados, incrustados y FERRAND oportunistas, que de todo hay en la viña electoral, conforman una bruma que impide la contemplación del paisaje. ¿Quién habría de decirnos, aunque se le veía venir, que Miguel Sebastián, candidato a la alcaldía de Madrid por capricho de José Luis Rodríguez Zapatero, gran promotor de indeseables, era todo un malandrín? De haber comenzado su ascensión por donde se debe, de concejal raso o de algo menos, no habría podido defraudarnos en el debate que- -en desconexión local para Madrid- -mantuvo en TVE con el actual alcalde, Alberto RuizGallardón, y el aspirante de IU, Ángel Pérez. Sebastián, en uno de esos formatos antiperiodísticos que diseñan los comunicólogos y los agentes de la propaganda partidista, nos mostró sus vergüenzas. Sólo se le puede reconocer su absoluta falta de sentido ético y su mala educación. Supongo que, si la sensibilidad y el buen gusto siguen siendo ingredientes en la condición ciudadana, Sebastián se suicidó como candidato. Pocos llorarán por él; pero es grave que, impunemente, los partidos, en huida de la democracia interna que les demanda la Constitución, puedan proponernos a tipejos de semejante catadura. Las opciones que la democracia ofrece a los ciudadanos- -ideas distintas, proyectos diferentes, representantes variados y modelos alternativos de gestión- -tienen su límite en la villanía que lució Sebastián- -un rufián, según la precisa definición de un editorial de ABC- -en el debate de TVE. No escribo estas líneas en defensa de Ruiz- Gallardón, que sabe defenderse solo. Tampoco en alivio de Ángel Pérez, que sobrevivió al desagradable naufragio producido por el berbiquí de Sebastián. Las redacto a favor de los millares de socialistas, de carné o de afición, a los que las circunstancias han dejado sin voz, sin candidato y sin el legítimo orgullo de pertenecer a un partido más que centenario. Zapatero, al secuestrar la voluntad de sus bases y generar esperpentos como Sebastián, lindo tipo de varón, está convirtiendo en hemipléjica una democracia que ya venía afectada por el desproporcionado peso que en ella tienen las minorías nacionalistas. Sebastián es un síntoma de esa enfermedad en la que estamos instalados: el rencoroso poder de Zapatero. ÍDOLOS DE LA CUEVA A VOLAR, QUE SON DOS DÍAS disfrutamos la nueva revolución del transporte: el L miércoles la polémica compañía aérea irlanaumento de la demanda de pasajes en los llamados desa Ryanair, cuyos aviones transportan países emergentes está contribuyendo dramáticaanualmente a más de 40 millones de viajeros a mente al espectacular espesamiento de la red de trá 25 países diferentes, puso en el mercado por tiempo lifico aéreo en los últimos años. Por poner un ejemplo mitado un millón de plazas libres de tasas, impuesllamativo: según los datos recientemente proporciotos y cargos Durante las primeras horas de la ofernados por la Official Airline Guide, China tiene prota su página web recibió más de cuatro millones de vigramados en mayo 23.000 vuelos internos más que en sitas (muchas de ellas españolas) y se colapsó varias el mismo mes del año anterior; un incremenveces. No es extraño: no todos los días tiene to del 18 Y la India no le va muy a la zaga. Si uno la posibilidad de, por ejemplo, viajar de eso no es motor (y consecuencia) de progreso, Alicante a Pisa desde 1 (un) céntimo de además de factor de democratización, que euro, o de Madrid a Bournemouth por la misvenga Mao (o Ghandi) y lo vea. ma cantidad. Repito: desde un céntimo. Y no Vayamos ahora con las malas noticias. No crean que hay trampa: algunos lo han consehace falta ser un lince para darse cuenta de guido. La feroz competencia entre compañías que tamaño trasiego celeste no constituye sóde bajo coste para atraer a la masiva clientela lo fuente de desarrollo de los pueblos, sino esveraniega, y la necesidad de maximizar el emMANUEL pecial motivo de inquietud medioambiental. pleo de los nuevos aparatos adquiridos ante RODRÍGUEZ El Panel Intergubernamental del Cambio Clilas perspectivas de bonanza en el sector estaRIVERO mático de las Naciones Unidas cifró hace alrían en la base de una oferta cuyo lema podría gunos años en un 2 %l a contribución del tráfico aéser: ni un solo asiento vacío en los aviones, (nos) cuesreo a la emisión global de gases de efecto invernadete lo que (nos) cueste. Y aunque no (les) cueste. ro. No es una barbaridad, teniendo en cuenta cómo Vivimos en un mundo en el que es cada vez más fáestán las cosas en otras áreas. Pero lo que ocurre es cil y económico cambiar de aires. En lo que llamaque la progresión en el empleo de la aviación como mos Occidente los vuelos baratos han modificado medio masivo de transporte es geométrica. Y la revosensiblemente el modo en que los ciudadanos utililución del low- cost se halla todavía en sus primeras zan no sólo las vacaciones, sino los fines de semana. fases. De modo que, si no se hace algo pronto y coordiEl viejo sueño escapista es ya una realidad experinadamente, ese tanto por ciento puede convertirse mentada por cada vez más gente. ¿Que no sabemos en un 5 ó 10 a la vuelta de un par de décadas. ¿La soqué hacer este finde y estamos hasta el gorro de la lución? No es fácil. Frente a la irresponsabilidad campaña electoral? No importa: podemos cenar el sápuesta de manifiesto por algunas compañías aéreas bado en un bistrot de Montparnasse y regresar el docuya única lógica parece ser la de la acumulación primingo, después de darnos una vuelta por el Pompimitiva, se propone la elitista demagogia de quienes dou, a tiempo de enterarnos de los nuevos trapos suquieren arreglarlo todo con un aumento desmesuracios aventados por unos y otros. Y todo ello sin dejar do de los impuestos por uso que, como casi siempre, necesariamente exhausto el presupuesto. Y quien diiría en perjuicio de los más débiles. Mientras tanto, ce París, dice también más lejos: el mundo al alcance ahí está la tentación, guiñándonos el ojo. Y es que, a de todos los bolsillos. veces, irse apetece mucho. ¿O no? Pero no es sólo en la parte rica del planeta donde E E