Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN JUEVES 17 s 5 s 2007 ABC AD LIBITUM RESPONSABLES Y FLAUTISTAS EL mismo modo que Bartolo, el de la flauta, maneja un instrumento dispuesto para la monotonía de un único registro, de un solo agujero, José Luis Rodríguez Zapatero, el del PSOE, se ha instalado en la obsesión de hablar con ETA. Demuestra la experiencia que la persistencia, incluso la contumacia, de un personaje sobre una misma idea no es hija de la voluntad y no debe ser incluida en el virtuoso capítulo de la perseverancia. Suele derivarse de la falta de otras ideas alternativas. Zapatero llegó a La Moncloa para protagonizar un proceso de paz y en ello sigue más de tres años después. Incluso M. MARTÍN cuando se trata de promoFERRAND ver candidaturas socialistas para su instalación en Asambleas y Concejos el líder insiste con la suya. Supongo que, antes de un año y salvo que medien acontecimientos extraordinarios, en las venideras legislativas, los electores le pedirán cuentas a Zapatero. Tanta insistencia entra ya en el territorio de lo doloso, especialmente si se advierte la impenetrabilidad de la que ETA y sus marcas afines hacen gala. La responsabilidad en el ejercicio del poder, su exigencia, su premio y o su castigo, es la mejor prueba de que la democracia funciona. La irresponsabilidad acredita lo contrario: un decorado democrático sin acción ni fundamento alguno en su interior. Del mismo modo que, en las grandes pruebas atléticas, los participantes tienen tasado el número de sus intentonas, en la competición gubernamental debiera establecerse un máximo de errores repetitivos. Ahorraríamos muchos disgustos. Fijémonos, para decir lo mismo de un modo más sencillo, en el caso del anestesista Juan Maeso. Desde 1988, durante diez años, estuvo inoculando el virus de la hepatitis C en, como mínimo, 275 pacientes. Los tribunales, con su acostumbrada lentitud, han cerrado el caso con la literaria condena de 1.933 años de prisión para el desaprensivo doctor. Lo que desconsuela es que no le acompañen al trullo ninguno de quienes, profesional o políticamente, han sido sus superiores y no quisieron, o supieron, vigilar y prevenir la catástrofe. La responsabilidad del poder, en todos sus niveles, debe ser exigida para que, como nos ocurre, el poder no pierda su púrpura y su respeto. La saña del condenado pudo pasar inadvertida en las primeras docenas de casos; pero, llegados al ciento, algo no habrá hecho bien la llamada cadena de mando. Desde el responsable autonómico de Sanidad hacia abajo. Zapatero sale ahora con el aviso de que el fin de ETA será difícil. ¿Habrá llegado por sí solo a tan luminoso corolario? Aún así, insiste. Debe intentarse de nuevo el diálogo con quienes han hecho profesión y bandera del asesinato y la extorsión. Si no le pedimos cuentas, la responsabilidad terminará recayendo en nosotros, que, por electores, somos sus jefes más directos. Podemos llegar a cómplices. SARKOZY NO ES UN NEOCON al otro lado sólo parece quedar- -y en horas bajas- -el viceICOLAS Sarkozy aúna rasgos que en otros tempepresidente Cheney, que en términos reales no es otra cosa ramentos políticos serían más que contradictoque un conservador pragmático que vio en las ideas rios: es un pragmático osado, un conservador con neoconservadoras una cobertura intelectual de lujo para muchas prisas. Desde luego, no es un neoconservador. Su el mandato de Bush jr. Lleva tiempo Condoleeza Rice arriformación es gaullista, endógena. Su pro- americanismo mándose a los modos de la realpolitik y saltándose la contrasta con las posiciones geoestratégicas que mantuvo pauta neocon como predijo Colin Powell incluso antes De Gaulle, pero no le convierten en el gran aliado de las esde dejar el poder. Quizás uno de los pocos políticos más o trategias neoconservadoras norteamericanas en Europa, menos neoconservadores fue el senador Moynini va a fotografiarse junto a Bush jr. cuando no le han. Era demócrata y ya murió. convenga. Incluso, como conservador, abunda en Las proximidades y distancias con el moviuna impaciencia que no es la que corresponde al miento neoconservador son para Sarkozy muy searquetipo del estadista: parece como si la calma le mejantes a las del conservador europeo, en este caenervase, como si su bulimia por el dossier pudieso post- gaullista. Cree en la ley y el orden, en el esra llevarle al cambio por el cambio, en un ímpetu fuerzo y el trabajo, en la nación, como creían los nervioso por la acción política. Es en esos momenconservadores en sus buenos tiempos. Le inspira tos cuando asoma el Sarkozy aventurero, el gran dar una respuesta al utopismo progresista y la pirata de alto vuelo político. VALENTÍ irracionalidad de la nueva izquierda. Durante la En la formación del Gobierno han aparecido PUIG campaña presidencial, el alegato de Sarkozy conlos dos Sarkozy: el astuto y el apresurado. Después tra todo lo que significó 1968 fue sonoro, pero es que vivió de un ballotage en el que logró absorber gran parte del de muy joven lo que significaba aquella revuelta de hijos voto de Le Pen- -en operación equiparable a la de Mittede papá contra el padre De Gaulle. rrand reduciendo el voto comunista- -y dar una finísima Sí, es más pro- Israel que Chirac pero las inercias de la estocada al centrismo de Bayrou, ahora pretende nom France qui tombe no le llevan por el camino de reformas brar algunos ministros de la izquierda reformista para económicas expeditas, si acaso por cierto proteccionismo menguar al socialismo francés el margen de maniobra paque suavice la dinámica globalizadora y políticas de afirra su tan necesaria renovación. Así, según la tipología clámación positiva que permitan un aterrizaje sin fracturas sica de la derecha francesa, asume votos legitimistas, una sociales. Además, cree en la Europa política y ahí va a tefranja del orleanismo y el completo bloque del bonapartisner su principal terreno de juego, con su idea de un minimo. tratado que sustituya al Tratado Constitucional del no y De hecho, ¿es que existen políticos neoconservadores sea ratificado por los parlamentos nacionales. Si los en carne y hueso? El neocon es más bien un intelectual, neocon recelan de la Europa política, Sarkozy piensa en un estratega, una estrella de think tank En el caso de un Europa que posea y despliegue tanto hardpower coWolfowitz, la suerte no le acompaña y el Financial Timo softpower Para el caso, en su mapa institucional de mes ya ha comenzado la campaña para que sea Tony la Unión Europea- -como escribe Guy Sorman- -no apareBlair quien ocupe la presidencia del Banco Mundial, desce Turquía para nada. A la espera de unas elecciones legispués de que sus consejeros más entusiastas hayan comprolativas que se le suponen favorables, Sarkozy ha de saber bado que auparle a un nuevo formato de presidencia eurohallar el punto de conveniencia entre la reforma y la estapea no es fácil, al no haber integrado Gran Bretaña en la bilidad, entre la parálisis y la acción. La vastedad y magnieurozona. Curiosamente, el semanario Time ha tenido ficencia del palacio del Elíseo tal vez templen el frenesí pouna iniciativa plutarquiana publicando un inverosímil lítico del nuevo presidente. Francia lo necesita. paralelismo entre Sarkozy y Gordon Brown, el sucesor de vpuig abc. es Blair. No hay políticos neocon a este lado del Atlántico y D N