Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 ELECCIONES 27 M MADRID SAN ISIDRO ELECTORAL MIÉRCOLES 16 s 5 s 2007 ABC El alcalde hizo una parada para beber el agua milagrosa de San Isidro AYUNTAMIENTO Inés Sabanés (IU) saluda ayer a una pequeña chulapa JAIME GARCÍA La Pradera, de bote en voto Los candidatos acudieron ayer a la tradicional romería en honor del santo patrón madrileño dispuestos a comerse una rosca, que al final quedó en rosquilla. Tonta o lista, las elecciones tienen la última palabra MANUEL DE LA FUENTE MADRID. La vida en campaña del candidato electoral de un partido político es esforzada, tremendamente esforzada, mucho más incluso que la de aquellos ciclistas de hace años, antes de la EPO y de la testosterona, a los que llamaban los esforzados de la ruta. Y más esforzada aún, si el día de campaña coincide, precisamente, con el día del santo patrón de la ciudad por la que se presenta, a pesar de que tengan aquí el añadido de los candidatos autonómicos, que se apuntan a la fiesta, aunque la comunidad no tenga patrón exactamente, sino la consabida celebración de pólvora y mamelucos, el pasado Dos de Mayo. La vida (y milagros) en campaña, ayer, del candidato (unos más, otros menos, que siempre hay quien lleva mejor lo de sudar la camiseta, o el mantón, o el chaleco) fue un palizón de padre y muy señor mío, un palizón de los que no están en los escritos, un día luminoso y radiante, pero un día también para sudar la gota gorda en la Pradera del Santo Isidro, donde, por esas cosas del querer, por la noche la Pantoja sudaría otra gota: la gota Malaya El día del patrón de los Madriles es también para centenares de miles de ciudadanos de a pie, sin rémoras municipales ni autonómicas en su quehacer cotidiano, el día de retozar de lo lindo, de holgar y bullir, de calzarse unos aperitivitos, todos más bonitos que un San Luis, en el prado en torno a la Ermita, en una tradición centenaria, que nos cuentan las viejas crónicas que los gatos (y las gatas, para ser políticamente correctos) se dejan ver por allí en esta fecha nada más y nada menos que desde 1575 (aunque en pequeños grupos lo hacían mucho antes, aun a riesgo de que algún oso los confundiese con su almuerzo) entregándose, siempre y cuando el tiempo y la autoridad lo han permitido (que de todo hubo, y no es cuestión aquí ni en este día de hacer memoria, y mucho menos histórica) al bocata y al botellón, que no crean ustedes que esto de empinar el codo y andar entre guitarras es cosa de hoy, aunque desde luego lo hagan los viejos del Foro con mayor decoro que algunos jovenzuelos, sin estruendo y sin abusar de la bota, y mucho menos del voto. Ayer, martes, en medio de un puente, y cuando (salvo que la Delegación del Gobierno diga lo contrario) medio Madrid estaba en la pradera del santo y el otro medio buscando la sombra en el Retiro, los candidatos, unos con mayor fortuna y tronío que otros (todo hay que decirlo, que la asignatura del madrileñismo no se aprueba en un día) sacaron del armario electoral (más surtido que el baúl de la Piquer) el maletín castizo de la señorita Pepis y se echaron al monte (montículo, más bien) allende el Manzana- Maletín castizo de La Pepis Dos chulapos, Simancas y Sebastián, acompañados por ruiz- vampirón JAIME GARCÍA