Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA MIÉRCOLES 16 s 5 s 2007 ABC Fernando González Urbaneja NO PUDO... LO QUE DAIMLER a capacidad alemana llegó con jactancia en auxilio de la norteamericana Chrysler hace menos de diez años, para retirarse ahora con discreción. La tercera compañía automovilística made in USA agonizante pese al factor Iacocca, autor de un tratamiento de choque que no sacó la firma de la crisis, ni con el compromiso del Gobierno federal norteamericano, que prestó dinero por patriotismo industrial: un dinero devuelto luego con fanfarria, pero que sólo sirvió para aplazar los problemas y dar mal ejemplo. Finalmente fue la poderosa Daimler- Benz, fabricante de Mercedes, la decidida a evitar el colapso de Chrysler, con la creación de un nuevo gran grupo mundial del automóvil resultado de una alianza atlántica que querían ampliar con algún otro socio asiático. No ha pasado una década y del proyecto no queda nada más que frustración y el alivio de salir, como los malos navegantes que tienen dos momentos felices en su aventura, cuando compran el yate y cuando le venden. Daimler comprometió 36.000 millones de dólares en una de las fusiones más espectaculares de la época, y ahora se va por la puerta de atrás a cambio de 7.400 millones de dólares y desvinculación de los 18.000 millones de dólares que suponen los costosos compromisos de pensiones y de seguro de salud de los empleados de Chrysler. La tecnología de Mercedes no ha sido suficiente para poner en rentabilidad a Chrysler. Esta industria requiere tecnología y otras capacidades imprescindibles en el primer mercado del mundo. Invertir en ese mercado está solo al alcance de gentes muy hábiles y muy capaces. Quizá habilidades que sólo tienen los nuevos asiáticos, especialmente los chinos. El nuevo salvador de Chrysler es un fondo de inversión, dedicado a industrias manufactureras, con nombre inquietante Cerberus (mastín de varias cabezas y una serpiente como cola) que lleva como gestor ¡un alemán! Wolfgang Berhard, que reestructuró sin compasión Chrysler, y luego Volkswagen, y que ahora andaba desocupado. Los poderosos sindicatos americanos, resignados, los de General Motors y Ford, alertas. Y aquí, los de Delphi (una empresa que Cerberus rechazó) a su aire. L Entrada al edificio de la Xunta en Vigo, después de que los huelguistas tirasen por las ventanas documentos encontrados a su paso EFE La huelga del naval se recrudece en Vigo tras la ruptura de negociaciones Manifestantes asaltan un edificio de la Xunta y destruyen miles de documentos oficiales E. P. RODRÍGUEZ- SOMOZA SANTIAGO. Sindicatos y patronal siguen sin acercar posturas en torno al conflicto del naval en Vigo. En guardia desde el pasado 3 de mayo, ayer se cumplieron once días de huelga, y lejos de cesar sus reivindicaciones la situación toma cada día peor cariz. Si el sábado la última de las reuniones maratonianas, que estos días protagonizan los agentes implicados en las negociaciones, dejaba un buen sabor de boca, el lunes el principio de acuerdo tornaba en un paro indefinido. Indignados con la actitud de los empresarios, por el incumplimiento del convenio vigente, los representantes de los trabajadores señalaban que mientras que se actúe colectivamente, está todo justificado en clara referencia a los incidentes registrados en la ciudad. En ese sentido, y además de realizar cortes de tráfico o incinerar contenedores, el incidente más grave ocurrido ayer fue el asalto a un edificio de la Xunta en Vigo, donde destruyeron miles de documentos oficiales de la Administración autonómica, lo cual supuso un nuevo distanciamiento entre las partes negociadoras. Los trabajadores permanecieron más de una hora en las instalaciones, en las que se iba a producir un nuevo encuentro conciliador. Tuvieron tiempo de arrojar por las ventanas todo aquello que se encontraron a su paso, romper mobiliario y realizar pintadas en las que calificaban a los empresarios de fascistas El mensaje por parte de las organizaciones sindicales implicadas- -UGT, CC. OO. y CIG- -fue claro: En los próximas días no tendrán un escenario más favorable para encontrar una salida a un conflicto que quema En este sentido, reclamaron a los políticos que se posicionen a favor o en contra de él en vez de olvidarlo. Desde Vigo, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, apeló al diálogo, al tiempo que lamentó la existencia del conflicto en un sector que se ha recuperado muy bien de una antigua crisis y que puso como ejemplo de plantar cara a la deslocalización EFE Segunda jornada de la marcha a pie de Delphi Trabajadores de Delphi- -en la imagen, a su llegada a la localidad de El Cuervo- -completaron ayer la segunda jornada de la marcha a pie por la dignidad desde la factoría de Puerto Real hasta la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía en Sevilla, para exigir una solución al conflicto, que dura ya casi tres meses.