Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 16 s 5 s 2007 ABC Uribe reemplaza a la cúpula Ahern advierte que la solución del Ulster no de la Policía por espionaje Las escuchas ilegales afectaban a políticos y periodistas colombianos ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. Los servicios de inteligencia de la Policía colombiana han espiado ilegalmente durante los dos últimos años los teléfonos de miembros del Gobierno, de la oposición y periodistas, según reveló ayer la revista Semana la de mayor circulación en Colombia. Un escándalo que en este país era un auténtico secreto a voces. El escándalo se destapó a raíz de que el presidente colombiano Álvaro Uribe, reelegido el pasado mes de agosto, exigiera a la Policía que investigara cómo es que Semana había obtenido las grabaciones telefónicas según las cuales mandos intermedios de los paramilitares de extrema derecha organizaban desde su prisión asesinatos, tráfico de cocaína, extorsiones y otros delitos. Uribe, duramente cuestionado por la comunidad internacional tras desmovilizar en cinco años 30.000 paramilitares a cambio de penas mínimas de prisión y no extraditar a sus líderes a los Estados Unidos, no podía permitir que la publicación de las grabaciones pusiera aún más en tela de juicio su proceder con los grupos paramilitares armados creados en los ochenta para combatir a la guerrilla izquierdista. Por eso ayer mismo, cuando el presidente supo que la Policía no sólo había hecho las grabaciones sino que después había filtrado la información a Semana exigió la renuncia inmediata al director nacional de la Policía, general Jorge Daniel Castro y al director de inteligencia de la institución, general Guillermo Chávez y nombró nuevo comandante al general Óscar Naranjo, calificado como el más brillante oficial de la institución por su lucha frontal y exitosa contra los cárteles de la droga. Se pudo comprobar- -explicó el Ministro de Defensa Juan Manuel Santos- -que personal de inteligencia grababa a personas que no eran objeto de investigación, entre quienes se cuentan miembros del Gobierno, de la oposición y periodistas. Ese procedimiento es totalmente inaceptable, ilegal y contrario a la política del Gobierno. Por eso ordenamos una investigación interna Santos advirtió que si las grabaciones comprueban que sirve en otras partes El presidente irlandés pronuncia en Londres un discurso histórico ante el Parlamento EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Bertie Ahern fue ayer el primer jefe de Gobierno de Irlanda en poder dirigirse, en Londres, a una sesión conjunta de la Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores. El especial honor, reservado a singulares personalidades, tenía por objeto celebrar la culminación, la semana pasada, del proceso de paz en el Ulster, asunto remanente de la cuestión irlandesa que ha enfrentado durante siglos a las dos islas. Ahern se felicitó de que el mundo haya admirado la manera en que Irlanda del Norte ha superado su enfrentamiento interno, pero advirtió que dos conflictos no son nunca iguales y dos soluciones nunca serán similares El primer ministro irlandés elogió la figura política de su homólogo británico, Tony Blair- -que precisamente después de la foto del Ulster anunció que abandonaría la jefatura del Gobierno- y aseguró que su contribución ha sido excepcional en la sintonía que finalmente han alcanzado ambos países. Con ello, Ahern devolvía a Blair su gesto de invitarle a la sesión conjunta del Parlamento de Westmister, a poco más de una semana de las elecciones generales irlandesas- -a las que, por cierto, Ahern se enfrenta con pronósticos de serias dificultades para formar una coalición de gobierno- Ahern declaró su apasionada esperanza de que un día la isla de Irlanda pueda unirse en un solo Estado, pero se comprometió a oponerse siempre a que esa aspiración sea lograda como una unidad impuesta a través de la violencia o la amenaza de la violencia En el futuro sólo cabe, indicó, el consentimiento libremente expresado y el total respeto a los derechos y las tradiciones de sus gentes. Rodrigo Tovar, alias Jorge ex comandante paramilitar EFE Renuncias y nombramientos En las grabaciones se revelaba cómo los paramilitares organizaban delitos desde la cárcel Las destituciones incluyen al director general de la Policía y al director de la Inteligencia nacional antiguos integrantes de los escuadrones paramilitares de ultraderecha continúan ordenando actividades ilegales desde la prisión, perderán todos los beneficios judiciales que incluyen una sentencia máxima de ocho años de cárcel por delitos de lesa humanidad. Dolor de cabeza Y es que el tema de estos escuadrones de la muerte como se les conocía a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) ha sido el gran dolor de cabeza del Gobierno de Uribe. En los últimos tres meses han terminado en prisión por sus nexos con los paramilitares el jefe de la policía secreta colombiana, 14 congresistas y seis alcaldes. Incluso la ex canciller María Consuelo Araújo, tuvo que renunciar a su cargo a raíz de que su hermano, el senador Álvaro Araújo, hiciera parte de la para- política como se conoce esta alianza entre políticos y paramilitares. Según la Corte Suprema de Justicia colombiana, la instancia jurídica que investiga a los políticos, cerca de 30 legisladores firmaron en junio de 2001 un acuerdo en el que se comprometían a trabajar con los paramilitares a cambio de un apoyo electoral en las regiones que se logró obligando a la población a votar por el candidato favorable a las AUC. Blair aplaude a Ahern durante su discurso ante el Parlamento POOL