Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 DEPORTES MARTES 15 s 5 s 2007 ABC COPA LOUIS VUITTON s Semifinales España puso contra las cuerdas a Nueva Zelanda Hizo una gran regata y perdió por culpa del viento con el Rey de testigo PEDRO SARDINA VALENCIA. Agustín Zulueta le pidió a Karol Jablonski que volviera a ser agresivo en las presalidas. El polaco lo prometió en rueda de prensa y ayer lo cumplió en el primer enfrentamiento de las semifinales de la Copa Louis Vuitton, contra Nueva Zelanda. Ayer atacó España en la presalida y se defendió, con uñas y dientes, Nueva Zelanda. Jablonski fue coherente y tapó las bocas que le han estado criticando durante todo el segundo round robin demostrando que es un patrón extremista Entró por el lado malo, porque le tocó por sorteo, en un campo de regatas infame, mal colocado, sin viento estable y con una línea de salida digna de la peor regata del mundo. El Comité de Regatas se columpió ayer. El campo se montó para una regata de club, para la que vale cualquier recorrido. Un poco más hacia Pinero había cuatro nudos más y con dirección estable. No debió dar la salida cuando lo hizo porque el viento estaba muy inestable y su intensidad era muy poca. Están empeñados en regatear frente a la Malvarrosa y eso lo desluce todo. España y Nueva Zelanda salieron al unísono después de pegarse duro durante la presalida. El equipo español obligó al neozelandés a defender el lado derecho del campo, en teoría el peor, pero la suerte quiso que el role fuera por la derecha, lo que provocó que el España 97 llegara a barlovento con más de un minuto de retraso sobre el New Zealand En la popa se rehizo el equipo español y a base de maniobras y de velocidad pudo recortarle 22 segundos al rival, que continuaba confiado en una Resultados New Zealand gana a España 97 por 0: 43 (1- 0) Luna Rossa a BMW Oracle por 2: 19 (1- 0) victoria segura. El día no estaba para bromas porque el viento soplaba loco. España viró la segunda baliza de barlovento a sólo 11 segundos de Nueva Zelanda. El equipo estaba trabajando muy bien deshaciendo el capricho del viento. La última popa fue a muerte, con el equipo español batiéndose el cobre cada metro. Cuando parecía que la llegada iba a ser muy apretada, el viento roló 160 grados y se pasó de navegar en popa a hacerlo en ceñida. Ahí se acabaron las esperanzas de España, que ayer demostró que puede obtener buenos frutos de estas semifinales. Nos hubiera gustado ver la misma regata en un campo como Dios manda porque proba- El Rey vivió una gran jornada como tripulante 18 del España 97 blemente a estas horas hablaríamos de una victoria segura española. La otra semifinal fue un paseo para el Luna Rossa que se impuso por dos minutos y 19 segundos a un BMW Oracle prepotente y sin ninguna idea desde la presalida. Los italianos pueden dar la sorpresa en esta semifinal y volver a disputar una final de la Copa Louis Vuitton. Los americanos ganaron la segunda ceñida, pero ya era demasiado tarde. Hoy, otras dos regatas. Más información sobre las regatas en www. desafioespanol 2007. com NICO MARTÍNEZ Bonnefous admite que si gana el Alinghi la Copa América seguirá en Valencia La noticia que adelantó ABC el pasado viernes dando a Valencia como sede de la XXXIII edición de la Copa América si el barco suizo Alinghi gana la actual edición fue confirmada ayer por el presidente de ACM, Michel Bonnefous, en un desayuno que ofreció a la Prensa. El máximo dirigente de la organización dijo que para que la competición se quede en Valencia hay que dar un paso más en las negociaciones y las dos partes deben tener una visión de futuro, primando los aspectos deportivos por encima de otros. Debe ser un proyecto en común e interesante También anunció que en breve se reunirá con el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla. El presidente de ACM destacó, otra vez, el buen campo de regatas con el que cuenta Valencia la salida y la llegada y otros pequeños detalles. El Desafío, muy bien MI GRAN PREMIO Heikki Kovalainen Piloto de ING Renault A FONDO Y SIN DESCANSO scribo estas líneas con una sonrisa. La séptima posición en Montmeló es muy satisfactoria después de una carrera tan trabajada. Contra todo pronóstico, nuestro aparato de repostaje funcionó mal y tuvimos que decidirnos a cambiar a una estrategia no prevista de tres paradas. De no ser por eso creo que podía haber terminado quinto. Ahora veo las cosas desde una perspectiva más positiva. Lo importante es cómo E El Comité de Regatas volvió a dar la salida en un campo indigno de una competición de esta categoría terminó el fin de semana. No tuvimos ningún problema técnico en los entrenamientos libres, logramos la décima plaza en la calificación e hicimos una carrera sólida a pesar de los mencionados incidentes. No cabe duda de que avanzamos en la buena dirección. Cuando llegamos a Barcelona el jueves nos encontrábamos, tanto el resto del equipo como yo, en un territorio que nos resultaba familiar. Habíamos pasado varios días probando en pista una serie de desarrollos que se acababan de incorporar al R 27: nueva suspensión, un alerón trasero revisado, tubos de escape modificados y algunos otros pequeños detalles. Estábamos convencidos de que nos ayudarían a mejorar este fin de semana. Por supuesto, lo que no sabíamos era en qué medida habían mejorado nuestros competidores. El viernes y el sábado transcurrieron sin problema. En la primera sesión de libres validamos el comportamiento del coche con los dos tipos de ruedas de que disponíamos, con objeto de adaptarlas a las condiciones del circuito. La temperatura era 15 grados más alta que la semana anterior, y este cambio puede tener un impacto muy considerable en la capacidad competitiva del coche. El resultado general fue aceptable y los neumáticos tuvieron un buen comportamiento. Fisichella y yo terminamos con el segundo y tercer tiempo más rápido, cuando a última hora el equipo nos pidió que corriéramos con menor carga de combustible, pues teníamos que comprobar el sistema del mismo. Sabíamos que no podríamos luchar por conseguir estas posiciones en la calificación, pero aun así, nos sentíamos optimistas. Al día siguiente validamos nuestras opciones por la mañana y, unas pocas horas después, ambos Renault estábamos, por pri- mera vez este año, entre los 10 primeros en la calificación. ¿La carrera? Bueno, puedo asegurar que fue caótica. Hacer tres paradas significa que hay que llevar el acelerador a fondo todo el tiempo, sin descanso. No cometí ningún error, incluso cuando ya era evidente que el aparato de repostaje no funcionaba bien y que no tenía más solución que improvisar y volver a calcular mi estrategia durante la carrera. Pude lograr mi mejor resultado en F- 1. No está mal. Dentro de dos semanas estaremos en Mónaco. ¡Estoy impaciente! Es la carrera que todo piloto sueña ganar. Será difícil aspirar a la victoria, pero estoy impaciente por conducir un fórmula 1 en esas calles. Será, no me cabe la menor duda, una experiencia inolvidable. Kovalainen, relevo de Alonso en Renault, logró el domingo en Montmeló el mejor puesto en su carrera en la F- 1