Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID MARTES 15 s 5 s 2007 ABC AL DÍA DIMES Y DIRETES Rafael Puyol Antonio Sáenz de Miera SOFÍA a elección del nombre de Sofía ha suscitado comentarios interpretativos y opiniones del mas variado pelaje. Yo no le doy mas vueltas: se llamará así porque les gusta a sus padres, que son hijos también de Sofía. Sí me ha entrado la curiosidad de consultar algunos materiales exóticos en los que además de conferir al nombre el significado griego de sabiduría, atribuyen a las Sofías condiciones esenciales de cercanía y talento. Se dice de ellas que son de naturaleza emotiva, amable y condescendiente. Que valoran la armonía de las formas y que son suaves, cordiales y sagaces. Que aman la sobriedad, gustan la concreción y buscan la soledad. No son malas virtudes para una Infanta de España, situada a la rueda de su hermana Leonor en el ranking de la sucesión. Bien es cierto que los exégetas anuncian para las Sofías cualidades especiales en el ejercicio de ocupaciones como granjera, contratista, mecánica, capataz, contable o política; y la verdad no veo a nuestra Sofía en el desempeño de tales oficios. Sofía es un nombre intermedio. Se sitúa a caballo entre la solidez y densidad de las Josefas, Cármenes, Pilares o Isabeles que monopolizaron el nombre de las mujeres españolas hasta los años 70, y la menor suntuosidad de las Lucías, Lauras, Paulas o Martas que las pasarelas de la onomástica han popularizado ahora. Sofía es un nombre mediterráneo que evoca una cultura milenaria. Tiene una gran sobriedad lingüística y sonora que se aleja del exceso de las denominaciones dobles promocionadas por los culebrones latinos (las Evas Marías o Jacintas Josefas) y de la reciente secularización del santoral que nos ha llevado por los caminos extranjerizantes de las Vanesas, Melisas o Polianas. A mí me gusta Sofía. Es un título escueto, pero rotundo. Y me evoca logros del espíritu y conquistas sociales decisivas: Museos, Hospitales, Orquestas, Escuelas de Música, Proyectos contra el Alzheimer, o compromisos para erradicar la violencia. Sofía nace con un buen nombre. El que su abuela, la Reina ha situado, en el cuadro de honor de nuestro reconocimiento colectivo. PIERA lberto Ruiz Gallardón ha entregado hoy a Adrián Piera la Medalla de Oro de Madrid. Lo único sorprendente de esta noticia es que no se hubiera producido antes. Cualquier alcalde desde por lo menos José Luis Álvarez, me refiero a Tierno, a Barranco, a Álvarez del Manzano y desde luego al actual, han sido testigos de lo que, por muchas razones, la ciudad de Madrid le debe a su iniciativa y a su impulso. Es mucho y muy importante y hasta hoy no había sido debidamente reconocido. Ahora todos estamos muy orgullosos de Ifema, pero no estoy seguro de que esa aventura de crear un recinto ferial en Madrid, que para muchos era temeraria, hubiera salido adelante sin el entusiasmo, la ilusión, la paciencia y las horas que puso en aquel asunto tan vital. Y es que durante su mandato la Cámara de Comercio e Industria vivió una época dorada desde la que Piera puso en marcha mil proyectos al servicio de Madrid. Fui testigo de excepción de la contribución de Piera a la creación y al desarrollo de la Fundación Universidad Empresa. En el tiempo que le dedicó, que fue mucho y bueno, supo representar con dignidad y con altura los intereses empresariales en el mundo académico. Su doble condición de empresario y de universitario dio fuerza y contenido a aquella Fundación que debe mucho a su generosidad de espíritu y a concepción de la modernidad. En unos momentos de incesante actividad, fue también capaz de resucitar el Club Siglo XXI y de darle un protagonismo en la vida política y social española que no se ha vuelto a producir desde entonces. Madrileño a carta cabal, capaz de extraer lo mejor del casticismo y ponerlo a disposición de un proyecto de modernidad y de futuro, Adrián Piera hubiera sido un excelente alcalde de la capital, algo que no fue posible porque él nunca ha querido entrar en los engranajes de los partidos. Pero desde la sociedad civil, Adrián Piera ha hecho tanto por Madrid y por los madrileños que resulta difícil de comprender que hasta ahora no se haya tenido en cuenta. Seguro que ha sido San Isidro, de quien Adrián es buen devoto, quien ha inspirado a nuestro alcalde una decisión tan justa y merecida. ¡Ya era hora! L A El ambiente festivo ya se había instalado ayer en la Pradera de San Isidro DANIEL G. LÓPEZ La Pradera y la Colegiata, protagonistas de San Isidro Los candidatos a la Alcaldía y la Comunidad harán un alto en la campaña electoral para participar en la festividad JESÚS BASTANTE MADRID. La Colegiata y la Pradera del Santo se convertirán hoy en los principales escenarios de los actos con motivo de la festividad de San Isidro Labrador, patrón de Madrid. Celebraciones litúrgicas, conciertos y exposiciones darán este toque especial- -y tan castizo- -a las fiestas más populares de Madrid. En esta ocasión, además, el patrón de la capital se ha colado en mitad de la campaña electoral. Tanto es así, que la agenda de los candidatos a la Alcaldía y la Comunidad de Madrid viene marcada en rojo en este día. Aunque de modo muy diferente. Mientras regidor y presidenta, Alberto Ruiz- Gallardón y Esperanza Aguirre, acudirán a la Eucaristía que presidirá este mediodía el cardenal Rouco Varela en la Colegiata de San Isidro, los candidatos socialistas, Miguel Sebastián y Rafael Simancas, se encontrarán a esa misma hora degustando el agua milagrosa de San Isidro y visitando a los isidros y susanas que desde primera hora de la mañana se congregan en la Pradera del santo. La Misa en la Colegiata será el principal acto religioso de la jornada. No obstante, durante todo el día, la Ermita de San Isidro albergará ceremonias eucarísticas. El propio cardenal Rouco, como viene siendo tradicional, acudirá a la Pradera a las dos de la tarde, momento en el que previsiblemente volverá a coincidir con los candidatos populares. A las siete de la tarde, las imágenes del patrón de Madrid y de su esposa, Santa María de la Cabeza (cuyas reliquias podrán ser visitadas durante toda la jornada) saldrán en procesión por las calles del Madrid de los Austrias. Junto a las celebraciones litúrgicas, el día estará copado por toda una panoplia de acontecimientos. El más madrugador arrancará a las nueve de la mañana, con el acto de izada de la bandera española en la plaza de Colón, que presidirá el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, y al que también acudirá Gallardón. Al mediodía, la explanada del estadio Santiago Bernabéu acogerá un desfile de vehículos históricos, que pasearán por el Paseo de la Castellana. Durante todo el día, los jardines de las Vistillas acogerán las músicas procedentes de todos los rincones de España, reunidas en un festival folclórico. A las nueve y media de la noche, el Puente del Rey albergará un espectáculo de música y fuegos artificiales. La jornada concluirá con el concierto que a las diez ofrecerá, en el Parque de San Isidro, Isabel Pantoja, con entrada gratuita. Coches, fuegos... y la Pantoja Como es tradición Como en cualquier fiesta que se precie, la del patrón de Madrid también tiene sus tradiciones: En primer lugar, participar de la Romería a la ermita, que se viene celebrando desde 1575, asistiendo antes a la casa que el santo tenía en pleno barrio de Latina. Después, beber de la fuente del santo que, según los testimonios, cura las enfermedades. Tampoco está de más probar las rosquillas de San Isidro, tanto las listas como las tontas Por la tarde, y antes de asistir a la procesión y visitar las reliquias del santo y de su esposa, los más afortunados podrán acudir a Las Ventas. Aunque no toree Talavante, resultará un espectáculo.