Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ELECCIONES 27 M ESPAÑA LA OTRA CAMPAÑA MARTES 15 s 5 s 2007 ABC TU NOMBRE ME SABE A YERBA (O A HIERBA) Corina Porro, la alcaldesa de Vigo y candidata del PP en las elecciones, está orgullosa de su gracia. De futbolista le habría ido peor que de política no puedo evitar pararme a pensar en cosas absurdas como que nunca escribirá su inicial y su apellido y que tampoco los utilizará como dirección de correo electrónico (cporro yloquesea) Los votantes no es que sean (seamos) especialmente educados. Pero no son masa, lo que ayuda. Cuando van a las urnas lo hacen por su pellejo. Y cuando se reúnen a montones en los mítines están entregados, se presente quien se presente, se llame como se llame. Los votantes sólo son salvajes en los blogs y en los foros de internet. Anónimamente salvajes. Corina Porro aparece en los carteles como Corina Corina por Vigo y con su nombre y apellido Corina Porro, alcaldesa de Vigo nunca como Porro, que es una marca italiana de muebles. En la gracia corta, otras candidatas del PP sí se presentan con su apellido. Así, Cospedal Cospedal presidenta Normal. Corina Porro ha dicho que las elecciones le parecen un rollo. A ella y a todos. Eso sí, la alcaldesa les da un poco de ritmo recordando una canción de Serrat. La política es más difícil que arbitrar un partido de fútbol Núñez Manrique s Ex árbitro y candidato del PP en Aranjuez POR MARIO DÍAZ FOTO JAIME GARCÍA MADRID. Sus apellidos son familiares para gran parte de los aficionados al fútbol. Núñez Manrique, de nombre José (Aranjuez, 1953) impartió justicia seis ligas en Primera División, desde 1992, y también fue árbitro internacional. Ahora, por segunda vez, figura en la candidatura del PP en su localidad. -No es la primera vez que se presenta como candidato. -También fui en las listas en 1999, aunque iba más retrasado: ahora voy el cuarto. ¿Por qué repite? -La candidata cree que puedo aportar dedicación, trabajo, credibilidad, experiencia y conocimientos en materia deportiva. Ya elaboré ese programa. ¿Arbitrar en Primera no le quitó ya las ganas de ser un personaje público? -No me considero un personaje público, ni relevante. Es verdad que, en un momento de mi vida, ejercí una actividad deportiva, a la que aún estoy vinculado, y que en Aranjuez la gente me conoce. Creo que no nos podemos quedar sentados sin tomar partido, me considero con ánimo, criterio y ganas para cambiar las cosas. -Los árbitros suelen ser Rosa Belmonte Gandul era un señor futbolista juvenil que se cambió el apellido antes de que se lo llamaran en los campos. Con buen criterio. Es una verdad mundialmente reconocida (homenaje a Jane Austen) que de la masa en los estadios no se puede esperar una educación exquisita. Que se lo digan al árbitro Condón Uriz o a cualquier jugador negro (tonto del bote o no) Con los votantes parece que no hay problema. Ahí está Corina Porro, alcaldesa de Vigo por el PP y candidata a la reelección, para demostrarlo. Desde fuera, el apellido de la política rubia (pelo tipo Tocino) suena raro. Es como cuando llegas a Las Vegas y compruebas que el aeropuerto se llama McCarran International. Como soy de fuera (de Vigo y de Las Vegas) ambos nombres me suenan raros. Y, con el de la alcaldesa, José Núñez Manrique repite como candidato en las elecciones unas figuras discutidas, incluso a veces muy criticadas, como los políticos. -Nadie puede renegar de su actividad, siempre que la ejerzas con honestidad, como yo la he ejercido. Gracias a eso he podido destacar en ella. ¿Alguien ha bromeado con la posibilidad de que la presencia de un árbitro perjudique a la candidatura? -No. Y creo que es al revés, le viene bien a la candidatura porque la actividad arbitral forma a la persona, le da carácter, personalidad... Hay que tomar decisiones difíciles y rápidas en situaciones adversas, como en la vida, y en política también. En un campo de fútbol se ejerce mucha presión, como en la política; ser árbitro me ayudará. ¿A qué políticos les sacaría tarjeta? -No amonestaría a nadie, lo mío es el diálogo, el talante. Me gusta escuchar mucho y convencer con la palabra, no amonestar, y menos expulsar. ¿Qué le han dicho sus ex compañeros de silbato cuando se han enterado? -Me han llamado muchos, apoyándome e incluso alabando mi decisión, por valiente: la política es más difícil que arbitrar un partido de fútbol.