Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 15 s 5 s 2007 OPINIÓN 5 UNA RAYA EN EL AGUA EMBOSCADA EN SECOND LIFE O hay escapatoria. Te metes en Second Life para construirte una existencia alternativa, en busca de una reencarnación virtualen la quealiviarladesesperanza de una realidad sórdida y gris que no crees merecerte, y te topas de bruces con Llamazares dándote la matraca en un cibermitin. Sin piedad ni perdón; Llamazares emboscado en un rincón del mundo digital que habita al otro lado del espejo de cristal líquido de la pantalla, donde creías poder encontrar el consuelo ficticio de tu desventura. Te metes en Second Life para ser rico si eres pobre, para ser guapo IGNACIO si eres feo, para ligarte a la CAMACHO vecina del segundo si no te comes una rosca, y resulta que allí están también ellos, los candidatos, con su monserga cainita, con su tabarra sectaria, con su monótona cháchara de populismobarato, acechando en una esquina para endilgarte el discursodelquetratas de huir fingiendoqueeres diferente y ajeno. Vuelve a nacer para eso. Un poco más allá, en algún lugar del laberinto titilante de la red, un tipo al que le desborda el alma de indignación por la ignominia ha montado una sentada virtual contra la excarcelación de De Juana. Hay sedes del PSOE y del PP pancartas electorales y quizá pronto una urna en la que también, probablemente, ganarán siempre los otros. Algunos hijos de perra organizan tramas de ciberpederastia, y es de temer que en cualquier momento aparezcan los especuladores del ladrillo, los vendedores de milongas, los gurús de la telebasura y los terroristas callejeros. La vecina seguirá sin hacerte caso y descubrirás que el pecado original ha fundado también el mundo de los falsos sueños digitales. Y que, disfrazado de avatar camuflado bajo la identidad oculta de esa segunda vida que creías haberte inventado para sobreponerte a la amargura de la primera, en internet eres también el títere tembloroso de una farsa estéril, la comparsa de una hueca ceremonia de poderes autosatisfechos, un triste ángel con alas cargadas de cadenas (decía Blas de Otero) al que nadie concede más rango que el de carne del cañón de la mentira, del partidismo y de la demagogia. Hay un ruido de furia en la red, una tormenta de insultos que incendia los blogs con chispazos de rabia, un huracán de voces encrespadas que se disparan unas a otras venabloscomobalas, y quenovieneaser sinoelreflejo de esta España del cabreo y de la ira, de laexaltación ydelacólera, delgarrotazofanático ydeldelirio enconadoqueazuzan loschamanes dela política. En esta brutalencrucijada de odios, en esta liza salvaje y sectaria que agitan tiposdelimpioscuellosblancos con carita muy dignay entrañas dehiel, quizá noesté lejano el día en que alguien queme en Second Life una sede del Partido Popular o la emprenda a bofetadas contra el trasunto cibernético de un concejal del País Vasco. Hemos trasladado más allá del espejo la miseria moral de una política envilecida por el rencor al adversario. Y el que pretenda escapar enmascarado en la simulación de un yo postizo y acaso con más suerte, ha de saber que lo mejor que le puede pasar es tropezarse en cualquier esquina con la parla vacía de un Llamazares de pega. N ZAPATERO YA ESTÁ EN CAMPAÑA N Zapatero seguramente hay más sociología que ideología. Historia, más bien poca, salvo para reescribirla como memoria histórica Un rastro táctico de vaguedades va indicando el paso de Rodríguez Zapatero por los ámbitos de la campaña electoral. Se está ocupando de lleno, mucho más de lo que había hecho hasta ahora- -por ejemplo, en política internacional o económica- -pero su agenda se caracteriza más por lo no dicho: los asuntos primordiales le resbalan, elude pronunciarse aún a sabiendas de que el calor de un mitin acoge cualquier simplismo y agradece toda demagogia. Hasta ahora su afirmación más nítida y sustancial ha sido decir que el voto de los valencianos es de los valencianos, libremente emitido El contexto era la Fórmula- 1 pero la aseveración es universalista. Nadie puede impedirle al presidente del Gobierno difundir a todas horas la buena nueva: el voto de los sevillanos es de los sevillanos, el voto de los extremeños es de los extremeños, el voto de los barceloneses es de los barceloneses. Lo mismo, los jóvenes: Para ser dueños de vuestra vida, tenéis que ser dueños VALENTÍ del voto les dice Zapatero. Y así. PUIG Cuando se acaba el mapa, vuelta a empezar porque ya se sabe que la derecha española es tan bestia que no cree que el voto de los sevillanos sea de los sevillanos, ni que el voto de los extremeños sea de los extremeños, ni que el voto de los barceloneses sea de los barceloneses. A los jóvenes, la derecha se los come con patatas. El caso flagrante es Galicia. Con Pérez Touriño al frente de la Xunta- -dice Zapatero- estamos dejando atrás, para siempre, aquella Galicia donde los caciques querían mandar, para que manden los ciudadanos La tesis abruma: los caciques mandaron en Galicia desde el retorno de la democracia, con lo que el voto entonces no importaba. Importa ahora porque a la abigarrada coalición que tiene la Xunta en sus manos la preside el socialista Pérez Touriño. Lógicamente, no importan las políticas de dependencia que el PSOE practica en Andalucía. El democratismo de E Zapatero viene a ser de tanta ambivalencia como su buenismo. Es decir: la derecha corrompe el voto, lo manipula, engaña y tergiversa: la izquierda devuelve su pureza al voto, lo sublima, lo legitima. Esos que insultan, esos que descalifican, es que no tienen ni idea, ni una propuesta, ni confianza en sí mismos como partido, como proyecto y como políticos Siendo lo que son todas las campañas electorales, del rango que fueran, en pocas ha habido por parte de un presidente del Gobierno tanto infantilismo deliberado, tanto falso candor, tanta descalificación subrepticia del adversario, tanta nostalgia pre- fabricada del paraíso terrestre. Es el estilo Zapatero en la incipiente campaña electoral. Ahora bien, ¿es ese estilo lo suficientemente sólido y coherente, tiene el calado necesario para conectar con las pulsiones de inquietud y descontento que se perciben en la sociedad española? Indudablemente, existe el efecto dislocante de convertir unas elecciones municipales y autonómicas en el refrendo de una etapa de gobierno nacional o en la aquiescencia a las actitudes de la oposición. Lo cierto es que ha sido el propio Zapatero quien lo ha querido así, como indican las grandes pautas de la campaña y la insistencia de sus argumentos sobre una derecha que solo mira al pasado. Por su parte, el PP ha hincado el diente en la estrategia de Zapatero en relación a ETA. Ahí adquiere su plena dimensión todo lo no dicho por Zapatero. Calla, mientras los dispositivos que activó en su día prosiguen en funcionamiento, como engranajes que han adquirido una autonomía que se diría imparable. La onda expansiva del elemento centrífugo que es parte sustancial del zapaterismo, con su teoría de tripartitos y alianzas difícilmente asimilables, no es algo que se pueda parar con un gesto, ni se puede controlar con un quiebro. De todos modos, sobre ello se sustenta la dialéctica de Zapatero, como se ve en el País Vasco y Navarra. La erosión de las más altas instituciones judiciales no parece inmutarle. Será porque el proyecto del zapaterismo va más allá. Su apuesta es por la ocupación hegemónica, al servicio de la demoscopia y sin otro deber contractual que el poder. vpuig abc. es