Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14 s 5 s 2007 Primera división s Trigésima cuarta jornada DEPORTES 89 La directa de Torres derriba a los héroes El capitán rojiblanco lidera a un Atlético que superó en todo al Getafe Getafe Atlético de Madrid 1 4 entre los dientes era el Atlético y, sobre todo, Fernando Torres, que había descansado unos días por lesiones y salió como si los azulones le debieran dinero. A las primeras de cambio, realizó una diagonal. Maniche le metió el pase al desmarque y el delantero salió como una flecha entre los dos centrales. Belenguer, que estaba más lejos, no llegó, y Tena, más cercano, se vio superado por la bala rojiblanca. Llegó con claridad y cruzó el balón. A partir de ahí el partido fue del Atlético porque el gol, o quizá la gesta del jueves, pasó factura al Getafe, que se mostró espeso y torpón, mitad por la buena presión del Atlético mitad porque nunca tuvo la fluidez habitual que exhibe en su juego. Getafe (4- 4- 2) Abbondanzieri; Contra, Belenguer, Tena, Paredes; Redondo (Pachón, m. 75) Celestini, Casquero, Nacho (Vivar Dorado, m. 46) (Albín, m. 67) Del Moral y Güiza. Atlético de Madrid (4- 4- 2) Cuéllar; Seitaridis, Zé Castro, Eller, Antonio López; Galletti, Luccin (Costinha, m. 65) Maniche, Petrov; Jurado (Agüero, m. 67) y Fernando Torres (Maxi, m. 81) Árbitro: Lizondo Cortés. Amarilla a Contra, Antonio López, Petrov, Tena, Seitaridis, Redondo, Costinha, Galletti, Cuéllar y Belenguer, Goles: 0- 1, m. 2: Fernando Torres. 0- 2, m. 17: Maniche. 1- 2, m. 59: Del Moral. 1- 3, m. 64: Fernando Torres. 1- 4, m. 87: Galletti, de penalti. Fernando Torres, que fue el mejor del partido, celebra su primer gol ante el Getafe superó al equipo de Schuster de principio a fin. Petrov, mordiendo la bala como en él es habitual y muy recuperado, robó un balón en la medular y su pase al desmarcado Maniche lo convirtió éste en el segundo tanto atlético. No bajó los brazos el equipo de Aguirre como había hecho en anteriores encuentros. Marcó el ritmo del choque con Luccin y Maniche dominadores del partido y con Torres en todos lados, una bala que hacía añicos a la zaga local. El Getafe tuvo un atisbo de reacción en la segunda mitad. Tocó más el balón, lo guardó, y también el Atlético dio un pasito atrás, de forma peligrosa porque dio aire al rival, que comenzó a tocar como sabe. Para colmo, un despiste en cadena de la zaga atlética permitió a Del Moral acortar distancias. Fue en ese momento, que podía ser crítico para el Atlético, cuando apareció Torres como un volcán en erupción. En pleno acoso azulón, otro buen pase de Maniche (buen encuentro del portugués) encontró la enésima diagonal del capitán rojiblanco. Se fue como un tornado, arrasó a Tena en la carrera, burló al Pato con un cua cua y la puso en la red. Era el EFE JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Es lo que tiene esto de las gestas. Que, primero, una vez conseguida respiras, y eso es malo. Y segundo, que llega otro y se crece para ganarte por aquello del prurito de vencer a los que están de moda. El que estaba de moda era el Getafe y el que venía con el cuchillo Había un tono especial en todo lo que hacía el Atlético: una agresividad nueva, una concentración en el partido (continua además) que no había exhibido en los encuentros fuera del Calderón. Más rápido, más ágil, muy vivo en todos los balones, Muy metido en el partido fin del partido porque al Getafe ya no le quedaban fuerzas ni convicción para remontar un duelo en el que no veía huecos ni resquicios en un Atlético que mostró su mejor versión. El partido quedó para los detalles, para que Aguirre guardara a Torres, para que Petrov demostrase que va cogiendo la forma a marchas forzadas o para que el Atlético redondease la faena merced a la gracia de un árbitro que vio lo que nadie vio: un penalti en una mano nada intencionada de Belenguer. Marcó Galletti, pero era lo de menos. El Getafe no había podido con la directa de Torres.