Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA LUNES 14 s 5 s 2007 ABC La Policía vigilará en frontera el dinero de los inmigrantes que llegan de países calientes Se pedirá justificación de los 513 euros: cartillas de banco, tarjetas y cheques C. MORCILLO MADRID. El Gobierno está decidido a que se cuele el menor número posible de inmigrantes irregulares, cuya cifra según algunos cálculos vuelve a superar el millón. La Policía ya ha recibido la orden de controlar las fronteras terrestres, marítimas y aéreas de forma exhaustiva y sistemática en especial a aquellas personas que proceden de países estadísticamente más sensibles a la emigración irregular hacia España o como los denominan los agentes que luchan contra estos delitos, los que llegan de países calientes Las útimas medidas aprobadas por el Ejecutivo obligan a los extranjeros no comunitarios a acreditar que poseen un mínimo de 513 euros para entrar en España. Deberán exhibirlos en efectivo o bien presentar cheques, cartas de pago o tarjetas de crédito, que tendrán que ir acompañadas, según la orden ministerial, del extracto de la cuenta bancaria o una libreta bancaria puesta al día (no se admitirán ni cartas de bancos ni extractos de internet) El Ministerio del Interior es el encargado de aplicar unos criterios uniformes en todas las fronteras, tanto para el control de entradas como los tránsitos y salidas. El aumento de 513 euros como bolsa de viaje exigida a los extranjeros (hasta ahora se pedían 300) supondrá un enriquecimiento adicional para las mafias de la inmigración, según algunas ONG. Por lo que respecta a la norma que regula desde este fin de semana la carta de invitación que puede realizar un español o un extranjero legal, el Ejecutivo ha dispuesto que este documento sólo justifique el requisito de hospedaje. A partir de ahora habrá un modelo único dotado de especiales medidas de seguridad y elaborado por la Dirección General de la Policía. Se creará un fichero nuevo con los datos de identidad y residencia tanto del invitador como del invitado. RELIGIÓN Los hijos de Tarancón Hoy, centenario del nacimiento del cardenal, todas las campanas de Burriana tocan a júbilo. El recuerdo al hombre que llevó la Iglesia a la democracia pervive entre quienes lo trataron como a un segundo padre POR JESÚS BASTANTE BURRIANA (CASTELLÓN) No hay día que no me acuerde de él, de nuestros paseos, de esas palabras que salían de su boca y confortaban tu alma. Me hace mucha falta Juan José es el sobrino pequeño del cardenal Tarancón, y uno de los grandes responsables de que hoy, 14 de mayo, las campanas de toda Burriana (y algunas de Villareal, Nules y demás localidades de esta comarca de Castellón) recuerden con sus tañidos el centenario del nacimiento del que fuera el principal artífice de la entrada de la Iglesia española en el siglo XX Los dos sobrinos carnales vivos del cardenal, Vicente y Juan José (Manuel, el mayor, falleció hace ya varios años) mantienen vivo el recuerdo de Tarancón en la localidad que lo vio nacer. Hasta hace algunos años, el lema de esta ciudad era Burriana, París y Londres por la alta torre que corona una de sus iglesias. Pero, desde que en 1994 falleciera en la vecina Villareal el cardenal Tarancón, sus familiares han conseguido que el cardenal del cambio hijo predilecto de la localidad, se convirtiese también en su principal reclamo histórico y turístico. Los dos sobrinos de Tarancón decidieron, hace unos años, hacer perpetuar los apellidos de su tío, de modo que ahora, al igual que él, son Enrique- Tarancón Vicente se muestra más retraído a la hora de hablar de su pariente. No así Juan José, miembro de la comisión organizadora del centenario, que este fin de semana ha vivido uno de sus momentos más álgidos, con la celebración de un encuentro internacional sobre la figura del cardenal. Desde que se jubiló y vivía en Villareal, iba a verlo todos los días recuerda su sobrino, quien habla de Tarancón como de mi segundo padre. Mis hijos lo recuerdan como a su Paul Preston: Debemos echarle de menos El encuentro- homenaje al cardenal Tarancón, celebrado este fin de semana en Burriana, finalizó con la entrega de nueve medallas conmemorativas de la efemérides. El concejal de Cultura de este municipio, y principal valedor del centenario, José Ramón Calpe, otorgó las enseñas al hispanista Paul Preston; a Vicente Enrique, en representación de la familia de Tarancón; a los cinco ponentes del congreso; al presidente de la Fundación Cañada Blanch, Juan López- Trigo y a la secretaria autonómica de Cultura, Concha Gómez. Preston animó a los burrianenses y a toda la Iglesia a fomentar el recuerdo al cardenal. No sólo hemos de celebrar su vida, sino que también debemos echarle de menos Operarios de Salvamento Marítimo atienden a un bebé llegado en una patera, ayer en Motril EFE Medio millar de africanos alcanzaron la costa canaria este fin de semana ERENA CALVO LAS PALMAS. Aumenta el ritmo en la llegada de barcazas a las costas españolas. Sólo durante este fin de semana más de medio millar de indocumentados lograba alcanzar Canarias a bordo de catorce embarcaciones clandestinas procedentes tanto del Sahara como del África subsahariana. El desembarco del último cayuco localizado al cierre de esta edición se preveía para esta mañana en Tenerife. En la madrugada del domingo otras dos barcazas alcanzaban la pequeña isla de El Hierro y el sur de Gran Canaria, donde tocaba tierra un cayuco con setenta personas de origen subsahariano que desembarcaron en el muelle de Arguineguín. La mayoría de inmigrantes de este grupo presentaba buen estado de salud, a excepción de un menor que ingresó en un centro con fractura de muñeca. Las costas canarias no han sido las únicas afectadas por la llegada de embarcaciones clandestinas en los últimos días. Una patera con unos 66 inmigrantes a bordo- -entre ellos dos mujeres y un bebé- -fue interceptada ayer navegando a unas siete millas de la Isla de Alborán, informó Ep. otro abuelo, del cariño que le profesaban Alejado de los círculos de poder, que nunca le gustaron Tarancón era fabuloso. Jamás hablaba mal de nadie, ni exigía un trato especial a su condición. Era absolutamente familiar. Aún hoy, cuando le recordamos, no podemos hablar del cardenal, sino de el tío aunque a él lo que le gustaba que le llamásemos el tío obispo Durante la enfermedad que acabó con la vida de Tarancón, Juan José se convirtió en su sombra. Pasábamos casi todas las noches juntos, él casi sin poder respirar y yo aguantándome las lágrimas porque no podía verlo sufrir. Vivió su enfermedad con absoluta ejemplaridad: una noche, se mareó y cayó al suelo por el dolor. Nadie se enteró El sobrino del cardenal se emocionó el pasado 29 de abril, cuando todo el pueblo acudió a la misa presidida por el cardenal Rouco que abrió los actos del centenario. Y, sin embargo, no puede evitar afirmar que la Iglesia no se ha acordado lo suficiente de su tío. Tarancón, según algunos, podría ser declarado venerable en unos años. Para mí es un santo, qué voy a decir. Pero él jamás lo quiso aclara.