Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 s 5 s 2007 DEPORTES 99 CAMPEONATO DEL MUNDO DE FÓRMULA 1 s Gran Premio de España GIRO DE ITALIA Una siesta entre rugidos Como hace cada domingo de carreras, Fernando Alonso echará un sueño una hora antes del semáforo rojo. Hoy están previstas más carreras, exhibiciones de aviones y mucho ruido, pero el campeón del mundo siempre duerme antes de las dos POR J. CARLOS CARABIAS MONTMELÓ. En fiel cumplimiento de su vida monacal, de su dedicación exclusiva al automovilismo, sujeto a un ritmo de trabajo castrense durante la celebración de un Gran Premio, Fernando Alonso no perdona la siesta. Así lo marca el ideario de su preparador físico, el fisioterapeuta italiano Fabrizio Borra. Mitad por el ritual somático al que le obliga su asistente, mitad por la costumbre que convirtió en norma desde hace años, el doble campeón del mundo siempre echa un sueño de quince o veinte minutos una hora antes de cada carrera del Mundial. También en Montmeló tiene previsto hoy planchar la oreja en el camerino acondicionado para él en el campamento McLaren. Detrás del reluciente e inmaculado motorhome de las bandejas de jamón y queso parmesano, de las ensaladas con carencia de aliño, de las salas de reuniones con acceso restringido a tarjetas exclusivas, de las pantallas de plasma que nunca fallan, se encuentra la parada litúrgica de Alonso. Una habitación en color plata con un cama incorporada. La jornada de hoy en Montmeló tiene prevista una clamorosa sinfonía de rugidos desde primera hora de la mañana. Siempre es lo mismo en todos los trazados del mundo: carreras y carreras, coches en estampida. A las diez se disputa la segunda prueba de la Gp 2 (26 vueltas a tope de decibelios) A las 11.25, una cita con el campeonato Porsche Supercup. A las 12.10, una exhibición aérea de la patrulla águila siete pilotos del Ejército del Aire que montan números con siete aviones Aviojet. Modelos que pueden alcanzar una velocidad de 835 kilómetros por hora y que arman un alboroto considerable. Ruido no falta para alborozo de los asistentes, devotos de los tapones en los oídos. Y a las 12.45 gritará, seguro, el público. Se presenta la carrera de Fórmula 1 y los pilotos pasearán por el trazado de Montmeló en automóviles de época, de cháchara unos con otros, agrupados por afinidad, mascando la tensión que se avecina y saludando a la grada. En medio de esa ensalada de estrépitos, bullicio y zumbidos, a menos de una hora del semáforo verde, a media de la obligatoria formación de la parrilla, Fernando Alonso se echa una siesta en su camerino. Lo hace desde siempre en la F- 1, desde que debutó en Minardi cedido por Flavio Briatore a la escudería cenicienta, habitual receptora de pilotos españoles. Y lo hace a conciencia. Se tumba y se duerme como un lirón. Y cierto es que a esa hora se agradece una cabezada. Las gentes de la Fórmula 1 madrugan de lo lindo. Nunca un piloto duerme más allá de las ocho La victoria del Liquigas otorga a Gasparotto la primera maglia rosa ABC LA MADDALENA. El Liquigas dio la sorpresa en la contrarreloj por equipos que abrió el Giro al imponerse al Astaná y colocó a su corredor Enrico Gasparotto al frente de la general tras esta primera etapa, disputada entre Caprera y La Maddalena, en Cerdeña, sobre un recorrido de 25,6 kilómetros y con unas condiciones meteorológicas- -24 grados y mucho viento- -que hicieron sufrir a los corredores. El Liquigas, con Gasparotto al frente y no su jefe de filas, Danilo di Luca, marcó un tiempo de 33: 35. Segundo fue el Astaná, liderado por Savoldelli, 13 segundos después, y tercero el CSC, conducido por Cancellara, 30 segundos más tarde. La cruz de la jornada correspondió al Discovery Channel, que por culpa de una caída tuvo que esperar al ruso Popovych, su jefe de filas tras la baja de Ivan Basso, y cruzó la meta en 34: 27. No estuvieron acertados los españoles en el debut de la ronda, aunque ésta no era su batalla. El Caisse d Epargne acabó noveno, a 1: 23 del ganador; el Saunier Duval fue undécimo, a 1: 25; y el Euskaltel Euskadi, vigésimo primero, a 2: 50. Presentación de pilotos Alonso conversa con Hamilton ayer en Montmeló de la mañana en un fin de semana de carreras. Como casi todos se hospedan en hoteles próximos a los circuitos, a las nueve ya deambulan por el paddock De reunión en reunión, del box al campamento McLaren, de un lado a otro en la preparación de la carrera, estrechando manos a cada paso que da, Alonso hace una pausa para comer pronto, como todos los pilotos. En torno al mediodía, su estómago de pájaro se declara satisfecho con una ensalada o un plato de pasta. Y su reloj biológico no está tan ajustado al centímetro como para despertarse REUTERS solo de la siesta. Así que cada domingo de carreras, puntual y obligadamente preciso, acude su mánager- -Luis García Abad- -a zarandearle para que se levante. En los países asiáticos- -Malasia, China, Japón- -y en las Antípodas- -Australia- -el sueño del campeón es más complicado al mediodía por el efecto del jet lag (desfase horario) En Estados Unidos y Canadá, algo parecido, aunque el cambio de meridiano no le afecta tanto. Pero en Europa- -en Barcelona, hoy- duerme a pierna suelta entre un concierto de ruidos. Clasificaciones 1 Etapa: 1. Liquigas, 33: 38; 2. Astaná, a 13 s. 3. CSC, a 30 s. General: 1. Gasparotto (Ita. Liq. 33: 38; 2. Di Luca (Ita. Liq. m. t. 3. Nibali (Ita. Liq. m. t. 4. Pellizotti (Ita. Liq. m. t. 5. Noé (Ita. Liq. m. t.