Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 ELECCIONES 27 M MADRID DOMINGO 13 s 5 s 2007 LA IMAGEN DE LOS CANDIDATOS ABC Un ¿beautiful? que viste en Cortefiel J. DE D. Coqueta y asidua a Zara y a Mango EFE Miguel Sebastián (madrileño, 49 años) no es nada aficionado a las firmas de lujo. En la imagen- -el día que le citó ABC junto a los otros candidatos- -luce traje de Cortefiel, corbata de Emidio Tucci y zapatos Martinelli Inés Sabanés (leridana, 54 años) acude, curiosamente, a las mismas tiendas que Esperanza Aguirre. Los cambios de peso le han obligado a comprar trajes nuevos para la campaña. No le gustan las estridencias ni los tacones Vestidos y vestidas para la gloria (o no) Los políticos saben del valor de una imagen en la España catódica: un bolígrafo a mano en un debate vale un potosí, mientras que una foto fashion en Vogue arruina a la más pintada. Pese a ello, los seis candidatos de Madrid consultan sólo con la almohada qué ponerse pico- -ellas más presumidas que ellos. A la jefa de Gobierno de Madrid ya casi no se la recuerda con los brocados by Guiomar que gastaba cuando era presidenta del Senado. Ahora, Zara le surte de chaquetas ligeras y faldas coloristas, del estilo de las que lució en el Foro ABC. Sorprendieron sus zapatos de esparto tipo Castañer, tan de moda hoy. Zapatos de los que probablemente no se baje durante toda la campaña; comodidad obliga. Roberto Verino es otra de sus marcas preferidas: repite a menudo (la última vez, en Barcelona, en la visita que le hizo a Montilla) una casaca de seda salvaje naranja combinada con pantalón multicolor. Aborrece las estridencias, y su buena forma (hace pilates y gimnasia cada mañana, casi madrugada) le permite lucir modelos juveniles como los de Zara, ese descubrimiento al que se abonó desde la pasada campaña. Después de la espantada de Tamayo y Sáez, la presidenta tuvo que enfrentarse a un segundo proceso electoral en pleno noviembre. Entonces, hizo acopio en las tiendas de esa cadena de jerséis gordos como los denomina, que combinó con faldas cálidas. Y como único complemento esa mochila- talismán roja, que todos recordamos, de la que no se despegó en toda la campaña. Y vaya que fue un talismán: ganó por mayoría. Mayte Alcaraz Pañuelos y broches Esperanza Aguirre (madrileña, 55 años) descubrió Zara en 2003. Allí compra conjuntos ligeros de falda y chaqueta y jerséis para el frío. Esta primavera se ha abonado a cómodos zapatos de esparto tipo Castañer Aficionada a los modelos juveniles de Zara JAIME GARCÍA MADRID. Las peluquerías deberían abrir de noche, me confesaba hace meses Esperanza Aguirre (PP) con la desesperación de cualquier hijo de vecino de no tener tiempo para nada. La candidata planifica hasta sus médicos en función de su escaso tiempo. Y si eso hace con las revisiones obligatorias, imagínense con el estilismo. ¿Qué estilismo? pregunta Inés Sabanés (IU) cuando me intereso por su imagen. Ellas son la cuota femenina en esta campaña. Han recibido clases de comunicación (algunas, por cierto, impartidas por periodistas) pero- -fuera bulos- -de asesoramiento de imagen, nada. Cada uno a su libre albedrío. Eso sí- -y perdón por el tó- Pilates y gimnasia Quien le abastece de pañuelos, foulards y bufandas es su tía (soltera) y su madre, que la tienen en palmitas. Además, a menudo los ennovia con broches de fieltro, tan de moda este año. A Aguirre le gusta la bisuta (bisutería) y la fantasía en los complementos. O sea, tan cerca de Merkel en lo político y tan lejos en lo estético. No se recata en preguntar- -a esta periodista también- -por la procedencia de una americana. Y corre a la Semana Fantástica si hace falta. En las campañas aprovecho en los pueblos para abastecerme confiesa. Más de una tendera de las mercerías del sur de la Comunidad le ha vendido medias de fantasía a las que es tan aficionada. Ella, junto con Ségolène o Hillary, es la demostración palmaria de que las políticas del siglo XXI no