Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC ELECCIONES 27 M DOMINGO 13- -5- -2007 LA POLÉMICA DE LA FÓRMULA 1 ESPAÑA 19 Carlos Martínez Gorriarán PRIMARIAS, EN EFECTO as elecciones van a ser primarias en más de un sentido. Todos entendemos que son un anticipo de las generales próximas, y se han llenado de argumentos primarios desde el primer día. Especialmente la campaña socialista, empeñada, por alguna razón incomprensible, en ofender la inteligencia común. ¿Qué tienen que ver la guerra de Irak o el 11- m con elegir ayuntamientos y cámaras autonómicas? Nada, por supuesto. ¿Entonces? Obvio: se trata de suscitar un voto descerebrado, el del odio a Aznar. Absolutamente primario. Como primaria es la resistencia a admitir que algunos problemas que competen a alcaldes y concejales están más allá de sus competencias reales. La vivienda, por ejemplo. No habrá candidato que no se comprometa a resolver la enorme carestía de la vivienda. Es falso: los ayuntamientos españoles no pueden con ese muerto. Aunque pueden empeorar el problema- -es lo que llevan años haciendo, al usar los ingresos urbanísticos como fuente principal de financiación- por no hablar de la corrupción, es minúsculo, en cambio, lo que pueden hacer para que haya viviendas decentes a precios accesibles. Faltan leyes, competencias y dinero para eso. Donde las elecciones no van a ser primarias es en País Vasco y Navarra: van a ser algo mucho peor. Cuando se abran las urnas y se cuenten los votos destinados a ANVETA- Batasuna, asistiremos al regreso de los terroristas a las instituciones. Por culpa del gobierno de Zapatero, empeñado en que éstas sean unas elecciones primarias. En efecto: su significado atañe a lo más básico: si en España tenemos una democracia o una penosa imitación zapateril. L Ecclestone y Rovira celebran el acuerdo alcanzado con el Consorcio del Circuito de Cataluña para ampliar su contrato hasta 2016 AFP Ecclestone aclara que sólo quiere saber con quién firma los acuerdos El presidente de la gestora de la Fórmula 1 amplía su contrato con el Consorcio del Circuito de Cataluña, donde habría bastado un apretón de manos S. E. BARCELONA. El británico Bernie Ecclestone, presidente de la Fórmula One Management (FOM) que gestiona la Fórmula 1, declaró ayer en el Circuito de Cataluña que quiere conocer con quién firma los acuerdos y añadió que en el caso de Valencia no está claro quién estará en el poder tras las elecciones locales. Ecclestone salía así al paso de la polémica suscitada tras haber vinculado el circuito de Fórmula 1 en Valencia a la victoria del PP y puntualizaba esos extremos con motivo del acuerdo alcanzado con el Consorcio del Circuito de Cataluña para ampliar su contrato de 2011 a 2016. Para ello, dijo, no había sido necesario firmar ningún contrato, sino que habría bastado un apretón de manos Conozco perfectamente a las personas con las que estoy haciendo los tratos aquí en Barcelona y quiero conocer con quién firmo un acuerdo, y en el caso de Valencia parece que no está claro quién estará en el poder y no se puede firmar el contrato, me parece dijo. Lo cierto es que nadie en el PSOE permaneció ajeno a la polémica de la Fórmula Uno en Valencia. No sólo se refirió a ella el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el mitin en el Pabellón Fuente de San Luis de Valencia ver página 20 sino que también lo hicieron el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido. El primero aseguró que los valencianos no se compran ni se venden y auguró que responderán en las urnas con un no a quien me quiere sobornar y comprar mi voto Respecto a López Garrido, éste pidió a Rajoy desde Córdoba que rectifique y diga que la celebración a partir del próximo año de un Gran Premio del Mundial de Fórmula 1 en Valencia está al margen del resultado de las elecciones. Respecto al acuerdo alcanzado ayer en Barcelona, éste consistió en la renovación del contrato para que el Circuito de Cataluña siga albergando carreras del Mundial de Fórmula 1 hasta el año 2016, cinco más de lo establecido hasta ahora. El trato fue escenificado por el vicepresidente de la Generalitat y presidente del consorcio del circuito, Josep- Lluís Carod- Rovira, y Bernie Ecclestone. Ambos sellaron el acuerdo por el que la F- 1 continuará los próximos nueve años en el circuito de Montmeló, que alberga el Gran Premio de España desde 1991. En el caso de Valencia no está claro quién estará en el poder tras las elecciones locales, justifica el británico