Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12- -5- -2007 Se deshizo de Djokovic, y Davydenko le espera hoy en semifinales de Roma Nadal, 75 victorias en tierra, iguala la marca de McEnroe en todas las superficies 93 3 Rijkaard suspende. El entrenador ha fallado en muchos aspectos esta temporada. Al margen de sus experimentos tácticos- -se probó el vestido de Cruyff con el 3- 4- 3 y ha quedado totalmente deshilachado- la permisividad del holandés ha sido excesiva. Aunque asegure que continuará no está nada claro si el próximo ejercicio se sentará en el Camp Nou. Además, sin Ten Cate a su lado ha perdido contacto con los jugadores y su ayudante, Johan Neeskens, no se sabe muy bien para qué está. Le ha faltado autoridad y algún que otro puñetazo sobre la mesa. Un vestuario roto. Por mucho que se empeñen en negarlo, el vestuario del Barcelona está completamente dividido. Los improperios de Eto o atacando a diestro y siniestro en aquella recordada matinal en Vilafranca evidencian que hay demasiados gallos en el corral. Además, su relación con Ronaldinho- -con él está el séquito de brasileños- -jamás ha vuelto a ser la misma. Se habla de laportistas y rosellistas pero lo cierto es que cada uno va a la suya. Es el resultado de la autogestión. 4 La cara de Eto o ante Alexis refleja la desesperación del Barcelona en Getafe REUTERS Siete pecados condales El Barcelona del siete de siete se descompone a medida que pasa el curso. Aún aspira a la Liga, pero la humillación copera abre otra grieta ENRIQUE YUNTA BARCELONA. La derrota en la final de la Supercopa de Europa en Mónaco, donde el Barcelona fue maltratado por el Sevilla en la primera de las muchas decepciones de este irregular curso, se tildó de accidente. Entonces se dijo que el reglaje todavía estaba en proceso y que había margen de mejora. Pero aquello sólo era el preludio. Un aviso de la descomposición de un equipo que a día de hoy, aunque parte con ventaja para revalidar la Liga, tiene goteras por todas partes y no encuentra a nadie que arregle la vía de agua. En Getafe, en una de las noches más patéticas de la historia del Barça, se consumó el desastre. Agotada la excusa de las lesiones, la afición no encuentra justificaciones ante tanta penumbra. Es el resultado de una cadena de errores que desenmascara a todos los estamentos del club. los mismos pasos, los mismos vicios. Después de unos años de hambruna extrema parece que ya está saciado y ha perdido el apetito mucho antes de lo esperado. Ha ganado dos Ligas, dos Supercopas de España y una Champions que no está nada mal, pero parece que a la plantilla ya le basta. Cada día se preocupa más el grupo de Rijkaard de aspectos extradeportivos- -es común la ausencia en los entrenamientos de las grandes estrellas por motivos publicitarios- -e incluso el bueno de Joan Laporta es capaz de montar un partidito en Egipto en pleno abril para hacer caja, mientras los rivales acechan en la Liga. ser ambicioso, pero el pitoniso Laporta está cerca de cumplir su siete de siete aunque a la inversa. Salvo la Supercopa de España, el Barça ha ido tachando títulos. Supercopa de Europa- -Sevilla- Mundial de clubes- -Internacional de Porto Alegre- Champions -eliminado por el Liverpool en octavos- -y ahora la Copa del Rey- -Getafe- Le queda la Liga y la Copa Cataluña. No es lo que esperaba precisamente el presidente. 2 La prepotencia. No es malo Laporta se reúne con la plantilla y la afición llama mercenarios a los jugadores E. Y. BARCELONA. Fue una tortura, la peor de las resacas. Y el que mejor lo definió fue Samuel Eto o, que apareció por la sala de Prensa del Camp Nou cuatro meses después: Sentí mucha vergüenza. Si pudiese abrir el suelo para esconderme lo hubiera hecho. No estuvimos a la altura de la camiseta, hasta me costaba andar señaló el camerunés después de la suave sesión de trabajo. Antes hubo cumbre. Laporta, cuyo discurso tras la eliminación fue muy poco autocrítico, trastocó sus planes y se acercó a las instalaciones del club para charlar con la plantilla después de tan gigantesca humillación. Duró poco más veinte minutos y el mandamás, junto a Txiki Beguiristain, exigió un último apretón para, al menos, contentarse con la Liga en una temporada que debía ser gloriosa. Ya en el césped de La Masía se dejaron oír los seguidores, alguno de ellos todavía alterado. Recibidos entre abucheos, ca- 1 te Barcelona se parece cada día más al Real Madrid de la galaxia Los mismos gestos, Tras las huellas galácticas. Es- ¡Corred, perros! muflados por los gritos eufóricos del habitual grupo de guiris que no se enteraba de la película, los jugadores recibieron palos directos: ¡Corred más, perros! exclamaba uno. Cobráis como Dios y ni siquiera sois hombres reprochaba otro, que pedía a Rijkaard que se marchase al Milán. Incluso uno daba instrucciones a un empleado del material que llenaba las botellas de agua: Ponles whisky, que eso sí que les gusta En lo que coincidían todos era en tachar a los futbolista de mercenarios Pueden decirnos lo que quieran, lo acepto explicó Eto o. Pero es el momento de estar todos juntos, luego ya hablaremos. Sólo quiero ganar mis cinco partidos y luego que me pongan una multa otra vez Lleva toda la temporada jugando al escondite, tanto en el campo como ante los medios. Y no para de coquetear con el Milán, que está dispuesto a dejarse las entrañas por ficharle. Cuestionada su figura- -de la fibra ha pasado al michelín- su rendimiento esta temporada ha sido mediocre y sólo le salva algún destello y su acierto en las jugadas a balón parado. Pero, aunque sean espectaculares sus números, está muy lejos de aquel Ronaldinho tan genial. Se espera mucho más de él. Y lo primero, que se entrene. 5 Ronaldinho, capítulo a parte. Pésimo nivel físico. Porque otro ejemplo de galactización se encuentra en los entrenamientos. El Barça de este año anda muy justito de fuerzas y el trabajo de los preparadores está en boca de todos. Ronaldinho se pasa media vida en el gimnasio y muchos se escaquean siempre que pueden. La secretaría técnica. Los fichajes para esta temporada no han dado el rendimiento esperado. Llegaron Zambrotta, Thuram y Gudjohnsen, pero ninguno ha cuajado del todo. Muchos señalan con el dedo a Txiki Beguiristain, el principal gestor de esta plantilla. La sombra de Sandro Rosell es alargada. 6 7