Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 CIENCIA FUTUROsHOGAR XXI y abc. hoytecnologia. com SÁBADO 12- -5- -2007 ABC EL TRUCO POR LUIS MATEO Desconecte de forma segura aparatos USB Los dispositivos USB se conectan y desconectan del PC sin necesidad de reiniciar el sistema. Esto es una gran ventaja. Pero cuando sea una unidad de almacenamiento, como un PenDrive o un disco duro externo, debemos prestar atención a la desconexión del dispositivo, ya que podemos provocar pérdidas de información o daños irreparables. Cuando trabajamos con archivos, aunque parezca que Windows ha terminado de completar la operación, el sistema puede seguir leyendo o escribiendo información en el dispositivo. Si en ese momento desconectamos la unidad USB, el fichero con el que se estaba trabajando quedará corrupto y resultará ilegible. En algunos casos el fallo afecta a la FAT (tabla de asignación de ficheros) y se pierden todos los datos de la unidad. Además, una extracción incorrecta implica un corte eléctrico que puede provocar daños irreparables en la El coste de reconstruir los millones de trocitos de papel encerrados en 16.000 sacas podría alcanzar los 30 millones de euros ABC En las vidas de los otros electrónica del dispositivo. Para evitar este tipo de problemas, siga los pasos: 1. -Antes de desconectar el dispositivo, en la parte inferior derecha de la barra de herramientas haga clic con el botón derecho sobre el icono que muestra una flecha verde y, en el menú que aparece, seleccione quitar hardware con seguridad. 2. -Una ventana muestra los dispositivos que actualmente están conectados. Seleccione el que desee y pinche Detener. Seleccione nuevamente el dispositivo y haga clic sobre Aceptar. 3. -Si todo va bien, aparecerá el mensaje Es seguro retirar el hardware Si es así, puede extraer la unidad sin problema. Puede pasar que aparezca No se puede detener el dispositivo... Entonces deberá esperar a que termine la operación de copia de archivos. También es posible que actualmente tenga abierto algún documento o programa que se encuentre almacenado en la unidad de disco extraíble. En este caso deberá cerrarlo e intentar de nuevo empezando por el paso 1. Codificadores del Fraunhofer Institut crean un algoritmo para recomponer las actas trituradas de la desaparecida policía socialista de la RDA RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLIN. 16.250 sacas de documentos desmenuzados esperan recomponer por fin, 17 años después, el siniestro puzzle de la organización y métodos de la policía política de la RDA. El ingeniero Jan Schneider está al frente del proyecto del Instituto Fraunhofer de Berlín para Construcción de Maquinaria y Tecnología (IPK) que ayer empezó a procesar millones de trocitos de papel, en busca de su pedazo, color y textura pareja, y de completar así un documento y un cuadro final de la vida según la Seguridad del Estado (Stasi) Documentos como los que el agente Wiesler, de la recién oscarizada La vida de los otros de Henckel von Donnersmarck, va recopilando cuidadosamente sobre los enemigos del estado encomendados, pero también otros posiblemente cruciales para explicarse aquella perversión totalitaria según la responsable del centro de documentación de la Stasi, duermen un sueño injusto desde hace años. El problema es que 30 empleados necesitarían entre 400 y 600 años para completar el trabajo: en 11 años, 15 pesonas en un laboratorio cerca de Nürenberg han logrado recomponer 323 sacas. En una ejemplar acción ciudadana, en las horas y días siguientes al cambio, cuando los agentes intentaban hacer desaparecer todos los testimonios e incendiar la central en Berlín, se lograron recoger los restos en miles de sacas. Siete años después de la reunificación una emisión llamada Das Stasi- Puzzle sobrecogió a todos y, entre ellos, al experto en técnicas de seguridad Bertram Nikolay, del prestigioso Fraunhofer. En plena recesión Berlín Ejemplar acción adujo en 2003 que no tenía los 50 millones que requerían la computerización. Decidí que hacía falta hallar un sistema para procesar aquello explica Nikolay, antes de que se perdiese para siempre y así empezó este experimento piloto, que no reconstruye las piezas reales sino las escaneadas, en una pantalla. Iba a tardar siete años y 6,3 millones de euros- -con ayuda de Lufthansa- -en crear los algoritmos de búsqueda, disuadido por los propios colegas, ¿cómo se encara un puzzle con 600 millones de piezas? ¿Cómo podría un ordenador procesarlos y, no sólo reconocerlos, sino saber cuál va con cuál? La mayoría de los documentos están formados por entre 8 y 30 pedazos. Luz sobre la historia El programa piloto ordenará 400 sacas en dos años, a menos de una saca por día, para reconstruir la verdad Efectivamente se trata de un programa contra la Stasi, la fuerza de una inexorable aplicación informática para reconstruir la verdad. Es excitante lograr decodificar un documento así, tienes la sensación de hacer luz sobre la historia dice el ingeniero Schneider. Los algoritmos iban a requerir criterios de búsqueda: bordes, color, textura, a mano o a máquina, posibles sellos o impresiones. Un escaner copiaría todos los trozos y un software que en hoy maneja 60 criterios, iría seleccionando los pedazos en grupos más pequeños. El programa piloto ordenará 400 sacas en dos años, a menos de una saca por día. Ni siquiera es un puzzle normal, donde las piezas encajan efectivamente, pues aquí no porque dos trozos vayan juntos sus cantos coinciden, dice Schneider. Pero la dificultad viene matizada por cómo los agentes fueron rompiendo los papeles cuando las trituradoras se averiaron: cuando una mesa se llenaba era vaciada en una bolsa, así que muchas provienen de un mismo archivo. Pero millones de documentos desaparecieron antes en los hornos, sobre todo los de espionaje exterior. En esta fase piloto se ensamblarán papeles de los últimos años, 1988 a 1989, explica Günter Bormann, del centro de documentación, una organizacíon que ha expuesto ya a numerosos colaboradores, en el este y el oeste, incluidos políticos, artistas y deportistas. El diputado Klaus- Peter estima que el coste de reconstruir las 16.000 sacas podría alcanzar los 30 millones de euros. Más información: http: www. ipk. fraunhofer. de