Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CULTURAyESPECTÁCULOS SÁBADO 12 s 5 s 2007 ABC Cultura duda sobre la aprobación de la Ley del Cine en esta legislatura Fernando Lara asegura que ahora la pelota está en el tejado del Gobierno ABC MADRID. El director general del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) Fernando Lara, asegura que si la Ley del Cine no llega al Congreso en mayo será muy difícil que se apruebe en esta Legislatura. El responsable del ICAA reconoce que durante las negociaciones de la futura normativa se ha sentido escasamente respaldado por aquellos sectores que más se podían beneficiar. Lara, en una entrevista concedida al número 1 de la revista Cahiers du cinéma. España que recoge Ep, explica que tanto desde el Departamento que dirige Carmen Calvo como desde el Gobierno se ha hablado con todos los sectores y se han realizado todas las gestiones con otros Ministerios Pero, ahora la pelota está en el tejado del Gobierno que es el que debe decidir cuál es el trámite que va a dar a la Ley. Los plazos son muy justos y no se puede saber con exactitud la duración del debate parlamentario. Con estas cautelas, si el proyecto no entra en el Parlamento a lo largo del mes de mayo, será muy difícil que pueda aprobarse dentro de esta Legislatura afirma. Asunto de familia Consiga mañana, con ABC, una nueva etrega de la colección de cine clásico, El valle de la venganza por un euro MANUEL LUCENA GIRALDO ¿Qué hacía falta para que una película del oeste fuera excelente todavía en la década de los cincuenta, antes de que el género perdiera su aliento épico y su ambición moral, su transparente obsesión con el bien y el mal? No demasiadas cosas, si pensamos en la madurez narrativa que por entonces había logrado, la disponibilidad de excelentes actores, los escenarios, de estudio o naturales- -en este caso Canyon City, en Colorado- -y los técnicos. La diferencia entre películas solía proceder de elementos concretos, la participación de auténticas estrellas al servicio de una historia bien trabajada por un guionista con oficio, o por supuesto un director de genio. El valle de la venganza Vengeance Valley según su título original, fue dirigida por el eficaz artesano Richard Thorpe en 1951, según un guión de Irving Ravetch y En El valle de la venganza la tensión primordial procede de lo cainita de la historia que se cuenta: el resto, francamente, corre de la cuenta del paisaje, las escenas de caballos y Burt Lancaster. Después de varios dramas y filmes negros, este fue el primero de la larga serie de Westerns que este gran actor protagonizó. Su papel es el de Owen Daybright, el hijo adoptado de un rico ganadero, Ray Collins (Arch Strobie) que crece junto a su hijo biológico, el resentido Lee (Robert Walker) Aunque este último incuba un gran odio hacia Owen, la vida común y el duro trabajo del rancho impiden que llegue a mayores hasta la edad adulta. Entonces, Lee se convierte en un vago. Tras una larga ausencia, retorna con su esposa Jen (Joanne Dru) y se reconcilia con su padre, pero debe pagar cuentas pendientes, pues ha dejado a Lily Fasken (Sally Forrest) embarazada. Aunque Owen intenta protegerlo, la resentida ira de Lee, que teme perder el rancho de su padre y a su propia esposa, le conducen a tramar su muerte a manos de la familia de Lily. Con hermanos así, mejor crecer solo. El poder de las privadas Según Lara, es muy difícil llegar a un consenso con alguien que no quiere o cuando hay intereses difícilmente conciliables, cuando no opuestos Mi teoría es que las televisiones privadas tienen mucho poder que no deberían tener. Su peso es muy fuerte en los medios de comunicación afirma Lara, reconociendo haberse sentido escasamente respaldado por aquellos sectores que más se podían beneficiar de esta Ley. Y no estoy hablando de los productores puntualiza. Lara se pregunta si lo que las televisiones o los exhibidores quieren con su oposición a la normativa es que sólo exista una oferta cinematográfica nacional de 20 filmes amparada por las televisiones privadas, al gusto de las televisiones y exhibida en unas salas en las que el resto es únicamente cine norteamericano Luke Short, autor de la novela publicada por entregas en el Saturday Evening Post en la que se basó la versión cinematográfica. Thorpe dirigió entre 1923 y 1967 nada menos que 186 películas, gracias a la absoluta confianza que tenían en él los estudios. ¿Las razones? Filmaba cualquier cosa que le ordenaran, nunca se pasaba del presupuesto y era conocido por la tendencia, para ahorrar, a rodar las escenas en un solo plano, seguidas y sin cortes, hasta que fuera necesario parar la cámara porque un actor olvidaba una frase o se producía algún fallo mecánico.