Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ESPAÑA SÁBADO 12 s 5 s 2007 ABC España condecora en Rabat al yerno del polémico mariscal Mizzian LUIS DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. El Gobierno ha condecorado con la Orden de Isabel la Católica en el grado de Encomienda de Número concedida por Su Majestad el Rey al banquero marroquí Othman Benjelloun, uno de los hombres más ricos del reino alauí. Benjelloun está casado con la hija del mariscal Mohamed Mizzian, apoyo fundamental de Franco en la sublevación que dio origen a la Guerra Civil. El acto tuvo lugar en la Embajada de España en Rabat el pasado jueves, según una nota de la consejería de Información que no se hizo pública hasta ayer viernes. La ceremonia contó con la presencia de altos cargos del Gobierno marroquí y del mundo de las finanzas, así como con los miembros de esta misión diplomática dice el texto. La Prensa española acreditada en Marruecos no fue avisada. España, como añade la nota, reconoce de esta manera el papel de Benjelloun en el desarrollo del mundo de las finanzas al frente del Banco Marroquí de Comercio Exterior (BMCE) y la promoción de la educación en el medio rural y la protección del medio ambiente gracias a la fundación de esta institución. El encargado de imponer la condecoración fue el embajador español, Luis Planas, que pasó su momento más delicado al frente de la diplomacia española en Marruecos hace un año cuando asistió a la inauguración de un museo en honor a Mizzian. Mizziam fue, según varios historiadores, un controvertido y poderoso personaje de la historia de la España de la dictadura y del Marruecos de Mohamed V y Hasán II. Una flotilla de diez pateras con 250 personas burla los controles en Canarias El buen tiempo propicia una oleada procedente de Marruecos y el África subsahariana ERENA CALVO LAS PALMAS. Diez embarcaciones clandestinas en una sola noche pusieron en jaque ayer a los equipos de control en Canarias. Procedentes de las costas marroquíes y subsaharianas- -puntos de partida de las principales rutas de la inmigración clandestina vía marítima- más de 250 inmigrantes aprovecharon las condiciones climatológicas para lanzarse a un océano que gracias a las altas temperaturas y la calima de estos días invita a una navegación mucho más tranquila y segura explicaron a este periódico fuentes de Salvamento Marítimo en Canarias. De hecho, ninguno de los indocumentados atendido en las Islas en las últimas horas tuvo que ser hospitalizado, aunque en algunos casos sí que presentaron cuadros de deshidratación. Nada grave explicaron desde Cruz Roja con alivio después de las trágicas semanas anteriores en las que perdieron la vida cerca de diez indocumentados en su intento por alcanzar el Archipiélago. Cien magrebíes Uno de los ochenta inmigrantes que ayer llegaron a Los Cristianos (Tenerife) lograron huir y posiblemente consiguieran esconderse en las dunas y barrancos de la isla redonda. Lo mismo sucedió en Lanzarote, donde el Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) -en esta isla, igual que en Fuerteventura, con radares fijos- -tampoco logró detectar la lancha neumática que fue interceptada a las dos de la madrugada por la Guardia Civil cuando ya se encontraba muy próxima a la costa de Playa Bermeja. De este grupo, sólo se pudo detener a tres magrebíes. Y mientras las islas orientales recibían hasta ocho embarcaciones procedentes de las costas de Marruecos, dos cayucos alcanzaban el Puerto de Los Cristianos, en Tenerife, con 129 subsaharianos a bordo procedentes de algún punto de las costas mauritanas, confirmaron a este periódico fuentes de la Cruz Roja. En las diez embarcaciones clandestinas viajaban cerca de una veintena de supuestos menores, a los que ahora habrá AP La isla más afectada la madrugada del viernes fue Gran Canaria, en cuyas costas se encontraron siete pateras que aprovecharon la madrugada para desembarcar en tierra firme. En total, sólo fueron detenidos cien magrebíes, varones adultos, de cinco de las siete embarcaciones localizadas. Un dispositivo formado por Guardia Civil y la Policía trataba ayer de encontrar al resto de ocupantes de las pateras- -todos los sin papeles de dos de las barquillas pudieron burlar a los agentes sin problemas- que que someter a las pruebas óseas para determinar su edad exacta y que de confirmarse ingresarían en las próximas horas en alguno de los centros de menores inmigrantes habilitados por el Ejecutivo regional en Canarias. Los centros acogen en estos momentos a más de medio millar de chicos africanos. Aunque desde Cruz Roja llamaron ayer a la calma, lo cierto es que la del viernes es la primera gran oleada de embarcaciones clandestinas que alcanza las islas este año.