Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 11- -5- -2007 Cultura reúne en internet los contenidos de once archivos españoles 95 Aumenta la discriminación genética y por estilo de vida en el ámbito laboral Cada vez son más las empresas que se niegan a contratar a fumadores o personas con una predisposición genética a desarrollar enfermedades, denuncia la OIT LAURA VILLENA. SERVICIO ESPECIAL. BRUSELAS. Tener un estilo de vida saludable y un historial médico limpio se están convirtiendo en factores determinantes para conseguir o mantener un empleo. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) cada vez son más las empresas y organismos públicos que a la hora de contratar nuevos empleados basan su criba en razones tan personales como cuestionables, como por ejemplo, si conduce coches rápidos, si es fumador fuera del ámbito laboral o si padece hipertensión. Más allá del límite de la legitimidad se encuentran los que obligan a sus candidatos a someterse a pruebas genéticas para tantear la posibilidad de contraer una enfermedad determinada. Este fue el caso de una profesora alemana que para obtener acceso a un puesto fijo en una escuela pública de la ciudad de Darmstadt tuvo que someterse hace dos años, como el resto de funcionarios públicos en este país, a un reconocimiento médico. A pesar de obtener como resultado un excelente estado de salud, el historial médico indicó que su padre padecía la enfermedad de Huntington. En ese preciso momento su cualificación y competencia para desarrollar el trabajo dejaron de ser importantes: ella se negó a someterse a pruebas genéticas y no obtuvo el puesto fijo. Situaciones como ésta son denunciadas en el último informe del OIT, La igualdad en el trabajo: afrontar los retos que se platean y clasificadas en el apartado de manifestaciones incipientes de discriminación laboral Se trata de nuevas formas de discriminación laboral o relativamente recientes en comparación con las tradicionales, como la raza o el sexo, y que mantienen abierto el debate sobre su legitimidad y legalidad. Según el informe, que defiende que este tipo de discriminaciones han sido demostradas e impugnadas ante varias instancias judiciales en todo el mundo y sobre todo en los países industrializados, platean importantes interrogantes sobre lo que los trabajadores hacen fuera de su lugar de trabajo, y la libertad individual de vivir como se elija En el caso de la discriminación genética, en la que los países anglosajones llevan la voz cantante, los despidos improcedentes o la denegación de empleo son generalmente justificados por razones de seguridad y salud, en especial cuando los trabajadores están expuestos a sustancias peligrosas. Si bien en este caso la Organización Internacional del Trabajo no defiende una postura en el debate sobre si existen o no motivos para justificar la exclusión o el trato menos favorable de un individuo debido a sus genes, insiste en que toda diferencia de trato debe tener un fundamento objetivo y proporcional Por otra parte, las empresas Los enfermos de cáncer esperan dos años y medio para los mejores tratamientos N. R. C MADRID. España ha dejado de ser uno de los países europeos que con mayor rapidez acceden a los tratamientos para el cáncer más innovadores, casi siempre las mejores opciones para los enfermos de cáncer. Un informe del Instituto Karolinska (Suecia) asegura que los pacientes españoles deben esperar más de dos años y medio para disponer de los últimos fármacos oncológicos que se comercializan. El informe analiza la facilidad de los enfermos para tratarse con 67 fármacos en 25 países: Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Japón, Sudáfrica y Estados Unidos, además de los 19 países europeos que ya incluyó en un estudio de características similares realizado en 2005. En aquella ocasión, nuestro país se situaba entre las tres primeras posiciones. En este último Francia nos ha quitado esa posición privilegiada y junto a Estados Unidos es uno de los países en la que los enfermos tardan menos en acceder a un tratamiento innovado. Tanto en el país vecino como al otro lado del Atlántico, la media de tiempo necesaria es de 1,3 años, seguidos de Alemania (1, 5) Suiza y Suecia (1, 7) Austria y Reino Unido (1, 8) España se sitúa en la decimotercera posición, eso sí, por delante de la media de los 25 países estudiados que se sitúa en 2, 7 años. El estudio del Instituto Karolinska también encontró una relación entre la agilidad para introducir nuevos fármacos y la mayor supervivencia de los enfermos, incluso en los países de Europa occidental. En el grupo de Alemania, Italia, Francia, España y el Reino Unido, los franceses son los que gozan de la mayor tasa de supervivencia (71 para las mujeres y 53 para los varones) frente al 64 y 50 de los españoles. Estos datos confirman el informe que el mes pasado presentó la Sociedad Española de Oncología Médica, denunciando la escasa agilidad para acceder a los nuevos tratamientos y la inequidad entre Comunidades Autónomas. Andalucía, Canarias y Castilla- La Mancha son los que presentan menos recursos contra el cáncer. También los discapacitados son marginados El último informe de la Organización Internacional del Trabajo, el más exhaustivo de cuantos ha realizado hasta ahora sobre discriminación laboral, hace una parada para dedicarse a las más nuevas formas de desigualdad y cita entre ellas la edad, la orientación sexual, el sida y la discapacidad. Más de un 60 de las personas que sufren alguna discpacidad están en edad de trabajar y sin embargo existe un índice de desempleo entre el 80 y el 100 por ciento superior al d elos trabajadores sin discapacidad. En Europa, el 52 por ciento de las personas gravemente discapacitadas no forma parte de la fuerza de trabajo, y el 73 por ciento de los empleadores no cree que los discapacitados necesiten servicios especiales. se interesan cada vez más por el estilo de vida de los trabajadores y exigen una vida sana para evitar costes adicionales en el seguro de enfermedad por los hábitos poco saludables que puedan tener sus empleados. En Estados Unidos se cuentas por miles ya las empresas que no contratan a fumadores o los penalizan obligándoles a cotizar más por el seguro de enfermedad, y ya son once los Estados que permiten diferenciar entre el precio del seguro de los fumadores y de los que no lo son. Manuela Tomei, autora del informe de la OIT que ayer se presentó en Bruselas, informó a este periódico de que en EE. UU. son 6.000 las empresas que prohíben contratar fumadores con el pretexto de reducir el consumo de tabaco, algo que ella calificó de medida draconiana que no ayudará a luchar contra el consumo. Dinamarca, Finlandia, Francia y Suecia han adoptado medidas legales para prohibir la discriminación basada en la genética, La empresa IBM ha revisado su política de contratación y 30 estados de EE. UU. prohíben la discriminación contra los fumadores. Los vetos de EE. UU. Algunos estados de EE. UU. obligan a los fumadores a cotizar más por el seguro de enfermedad Más información: http: www. ilo.o rg brussels Más rapidez, más supervivencia Libertades individuales Cada vez más empresas deciden no contratar a personas fumadoras FRANCISCO SECO