Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL El fin de la era Blair s El balance VIERNES 11 s 5 s 2007 ABC Blair se despide entre los elogios de los principales líderes mundiales ABC Eficaz, europeísta y amigo. Los principales líderes políticos del mundo despidieron ayer a Tony Blair con elogios por su gestión en los diez años al frente del Gobierno británico. El primer ministro, que ayer anunció que abandonará Downing Street el próximo 27 de junio, se va arropado por la mayoría de sus colegas europeos, alabado por el presidente Bush y por su sucesor, Gordon Brown, y con el buen sabor de boca de la foto del martes en el Ulster, aunque criticado por la oposición británica. Éstas son algunas reacciones: El gran comunicador Blair tiene el mérito de haber dado al Partido Laborista el mayor éxito de su historia, con tres victorias consecutivas y una transformación ideológica que le asegura la competitividad en años venideros POR EMILI J. BLASCO LONDRES. Tony Blair ha sido un líder laborista atípico: formado en escuelas privadas, de una primerainclinaciónconservadora por herencia paterna, tardío en su compromiso político y siempre por surcos heterodoxos. Anthony Charles Lynton Blair nació el 6 de mayo de 1953 en Edimburgo. Los primeros años desu infancia los pasó en Adelaida (Australia) a cuya Universidad había sido destinado su padre. De vuelta a Gran Bretaña, la familia se instaló en Durham, en el norte de Inglaterra. Estudió en los colegios privados Choristers School y Fettes, en una enseñanza de elite que luego completaría en la Universidad de Oxford. Fue un alumno más bien díscolo y ansioso de poner a prueba las normas escolares; una probable manifestación de su deseo de llamar la atención y ser tenido en cuenta que se repetiría a lo largo de su carrera. Influido por su padre, presidente de la agrupación tory local, Blair llegó a presentarse a una simulación de elecciones como candidato conservador en la escuela, pero sin gran interés por la política. En ese tiempo de juventud, estaba más preocupado por el rock, como buena parte de su generación a finales de los 60 y principios de los 70, en una sintonía con el espíritu del tiempo que ha mantenido durante gran parte de su actuación política. Blair llegó con su guitarra eléctrica al St. John s College de Oxford, después de haber intentado fortuna en Londres como vocalista de una efímera banda, The Ugly Rumours. En Oxford estudió Derecho y ahí inició su inclinación hacia la izquierda. También en ese tiempo tuvo una conversión religiosa de la mano del pastor anglicano Peter Thompson. Ya licenciado, en 1976 comenzó a trabajar en Londres como ayudante en el despacho de abogados de Derry Irvine, donde conoció a Cherie Booth. Se casaron en 1980 y juntos iniciaron su singladura dentro del Partido Laborista. Tras fallar su intento de conseguir un escaño en unas elecciones parciales, Blair resultó elegido diputado en las generales de 1983 al quedar vacante a última hora la candidatura por la circunscripción de Sedgefield. En un pacto matrimonial, fue así él quien se dedicó a la política, pues Cherie no ganó su escaño en esas mismas elecciones. Entre 1984 y 1994, Blair ocupó diversos puestos en el gabi- George W. Bush Echaré de menos a Tony Blair, es un político capaz de ver más allá, de adelantarse a los acontecimientos El presidente sentenció: Es un gran amigo Angela Merkel La canciller alemana ha acogido la decisión de Blair con añoranza y respeto Aclamó la estrecha cooperación que ha unido y seguirá uniendo a ambos países. Miguel Ángel Moratinos Es un gran europeísta que logró sacar a la UE de la crisis que sufría El ministro de Asuntos Exteriores español expresó su deseo de que Gordon Brown continúe su labor e impulse un nuevo tratado constitucional. Gordon Brown Mucha gente recordará su manera de conducir el país tras el 7- J, su respuesta a los atentados del 11- S y su reacción a la muerte de la Princesa Diana El sucesor de Tony Blair elogió sus éxitos, únicos y duraderos Javier Solana El responsable de la diplomacia europea alabó el impulso que dio Blair a la política exterior común y a la Defensa: Reclamó unas fuerzas militares creíbles para la UE Espero que su sucesor sea bueno para su país y para la Unión en estos momentos tan importantes concluyó. Ian Paisley Me mantuvo fuera de Downing Street durante muchos años recuerda el recién nombrado primer ministro de Irlanda del Norte. Sin embargo, no hay duda de los enormes esfuerzos que ha realizado por la paz Viraje al centro nete en la sombra laborista. Cuando en 1994 murió repentinamente el líder del partido, John Smith, el grupo de jóvenes reformistas que habían aglutinado Blair, Gordon Brown y Peter Mandelson estaba preparado para la toma del poder. De una militancia más sólida, Brown parecía el indicado para postularse como nuevo líder, pero su indecisión dejó el camino libre a Blair. A pesar de ser calificado de bambi por los tabloides debido a su juventud y su aparente Florentino Portero UN PERSONAJE PARA LA HISTORIA S iempre me ha sorprendido la cantidad de biografías que se publican en el Reino Unido sobre las grandes personalidades de su historia política. Si los editores se atreven a sacar al mercado estos libros es porque hay interés. Los dilemas que caracterizaron las biografías de Disraeli o de Chamberlain están vivos en la memoria de las elites británicas, cuando no están todavía vigentes en del debate de nuestros días. Sin lugar a dudas, tanto Thatcher como Blair entrarán a formar parte de esa lista de grandes personajes que han determinado, con su personalidad sobresaliente, la historia de una gran nación. Desde un primer momento su programa socialista fue recibido con expectación en toda Europa. Representaba el abandono de los restos de marxismo, del excesivo intervencionismo estatal y de la cesión de poder a los sindicatos que habían caracterizado los gobiernos de Wilson y Callaghan. Sin rubor, asumió parte del legado de Thatcher, asegurando una economía dinámica como condición imprescindible para ejercer la solidaridad. Defendió un socialismo de firmes convicciones, en las antípodas del relativismo que asola a sus partidos hermanos en el continente, que le llevaba a aplicar el uso de la fuerza cuando las circunstancias lo hacían imprescindible. El Reino Unido mantiene unas constantes en su política exterior que están por encima de los vaivenes electorales. Blair se ha mantenido dentro de la tradición, pero imprimiendo su sello a la acción exterior británica. En línea con el gran dirigente liberal de la segunda mitad del siglo XIX William Gladstone, Blair trató de que la diplomacia fuera una expresión de los principios y valores de la no escrita Constitución británica. De ahí su empeño en promocionar la democracia y, en especial, los derechos humanos. Europa fue su obsesión. Fue el principal promotor del segundo pilar, el relativo a la política exterior, de seguridad y defensa. Una iniciativa que quedó truncada por la opción antinorteamericana de Chirac y Schröder. El paso del tiempo nos ayudará a valorar la importancia de su legado. escasa consistencia ideológica, Blair actuó con determinación y forzó a su partido a eliminar la emblemática cuarta cláusula, que proclamaba la propiedad comunitaria de los medios de producción. Ese viraje al centro y algunos escándalos del Gobierno de John Major propiciaron en 1997 una de las más abultadas mayorías electorales en la reciente historia británica. Blair se convirtió a sus 43 años en el primer ministro más joven en cerca de dos siglos. La muerte de Diana de Gales pocos meses después fue ocasión para demostrar su plena sintonía con la mayoría de la sociedad británica y sus excelentes dotes de comunicador, auxiliado por su jefe de prensa, Alastair Campbell, reclutado de la prensa sensacionalista. La maquinación mediática alargó la popularidad de Blair, con un nuevo claro triunfo electoral en 2001, pero con el tiempo generó desconfianza, sobre todo a raíz de la guerra de Irak. La victoria de 2005 fue ya exigua, de forma que su sucesión acabó precipitándose, en medio de la incomodidad laborista por la estrecha alianza con EE. UU. tras el 11- S, revueltas de sus diputados en el Parlamento en controvertidas leyes y la polémica por la supuesta venta de títulos honoríficos a cambio de donaciones. ABC. es Opina sobre el anuncio de retirada del primer ministro británico, Tony Blair, en abc. es internacional