Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL Sarkozy abre una nueva etapa en Francia JUEVES 10 s 5 s 2007 ABC Un libro con las infidelidades de Royal y Hollande alimenta la crisis socialista La ex candidata socialista y su compañero sentimental han interpuesto querella criminal contra las periodistas de Le Monde autoras de La femme fatale J. P. QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Ségolène Royal, ex candidata a la presidencia de la República, y François Hollande, su compañero sentimental y primer secretario del PS, han presentado una querella criminal contra Raphaëlle Bacqué y Ariane Chemin, redactoras de Le Monde y autoras de un libro, La femme fatale (La mujer fatal) donde se descubre al detalle el incendiario alcance político de las tribulaciones e infidelidades sentimentales de la pareja. El lunes, un día después de la derrota de la candidata, el Nouvel Observateur el semanario de referencia de la izquierda francesa desde hace varias décadas, publicó unas escogidas páginas incendiarias de La femme fatale Con apenas 2.000 palabras casi todo estaba dicho: una pareja víctima de penosas infidelidades, enfrentando a la candidata y al líder del PS durante una campaña en la que Ségolène y el padre de sus hijos se tiraron a la cabeza todo tipo de amenazas, enfrentando al mismo tiempo a sus respectivos equipos... Tras una larga jornada de reflexión Ségolène y Hollande terminaron ayer por reaccionar presentando una querella contra las periodistas, considerándose víctimas de un atentado contra la intimidad de su vida privada, el honor y la consideración Ni Ségolène ni su abogado conocen la integridad del libro, que hoy debiera ponerse a la venta. Pero la querella precipitó nuevas revelaciones, nuevas acusaciones, en un tono de comedia negra, culebrón político- erótico, de tono muy subido. Raphaëlle Bacqué y Arianne Chemin han publicado con mucho detalle las historias de cama que ya corrían desde hace meses sin que nadie se atreviese a contarlas, poniéndolas en el contexto incendiario de una rivalidad política atroz. La historia comenzó como una vulgar crónica de infidelidades matrimoniales. A François Hollande se le habían atribuido diversas aventuras sentimentales, y Ségolène tomó la decisión final de entrar en campaña para darle en la cara a su compañero y también aspirante a presidente. El dúo Bacqué- Chemin cuentan la historia con mucho detalle. El líder del PS habría tenido una relación carnal de cierta importancia con una popular periodista, y Ségolène habría recurrido a su hijo mayor y a uno de sus hermanos, espía profesional, antiguo colaborador en la operación del hundimiento del Rainbow Warrior para exigir que la periodista amante de su esposo fuese marginada en el semanario donde trabaja. A la primera infidelidad del compañero socialista habrían seguido un rosario de otros problemas sentimentales. Se habló con razón o sin ella de las posibles infidelidades de Ségolène con un antiguo patrón de una gran empresa automovilística. El dúo Bacqué- Chemin prefiere continuar su historia al filo de la pasada campaña electoral marcada por los enfrentamientos brutales de Ségolène y Hollande. Las periodistas hacen revelaciones de singular brutalidad. Julian Dray, primer consejero de Ségolène, viejo amigo de la pareja, le habría dicho a Hollande delante de testigos: Si te atreves a tomar esa decisión, Ségolène es capaz de impedir que vuelvas a ver a vuestros hijos, nunca, jamás Rosario de amenazas Atentado contra la intimidad