Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 9 de Mayo de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.383. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. El riesgo de ser mujer y pobre Parece irreal pero no lo es. En pleno siglo XXI, las mujeres pobres de Ciudad Juárez son torturadas hasta la muerte. Las autoridades miran a otro lado y Marisela Ortiz lucha por defenderlas MILAGROS ASENJO espués de participar en esta lucha por las mujeres en Ciudad Juárez he sido agredida y he recibido amenazas de hacerle lo mismo a mis hijas. Por este motivo, me he visto obligada a sacarlas de allí Estas palabras de Marisela Ortiz, presidenta de la asociación Nuestra Hijas de Regreso a Casa encierran la tragedia que sufren miles de familias mexicanas de estratos sociales desfavorecidos, a las que les ha sido arrebatada de la forma más violenta e inhumana a su madre, su esposa, su hija o su hermana. Ser pobre y mujer en El Paso- -a orillas del río Bravo del Norte, en la frontera con EE. UU. -puede ser en pleno siglo XXI sinónimo de absoluta indefensión y riesgo de muerte. Desde 1993, año en que comenzaron a documentarse, más de seiscientas mujeres han sido asesinadas en Ciudad Juárez y más de mil han desaparecido. Algunos hablan incluso de cifras más elevadas. Es una situación terrible que nos hace vivir en constante zozobra por nuestras hijas lamenta Marisela, que habla con cautela para evitar problemas. Recuerda que ha habido muchas niñas de entre 4 y 12 años, secuestradas, brutalmente violadas y asesinadas tras arrancarles la piel, muchas veces, en ritos satánicos o de iniciación a las mafias En determinados sectores de Ciudad Juárez hay miedo, mucho miedo. las niñas no salen solas a la calle y las mujeres pobres y trabajadoras no pueden volver tarde a casa Marisela, maestra y orientadora, había volcado su vida en los niños con discapacidades y en la formación de futuros maestros. Pero un día de febrero de 2001, la desaparición de Lilia Alejandra, una joven de 17 años que había sido DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany MONSIEUR LE PROFESSEUR P D Marisela Ortiz, junto a la actriz Cristina del Valle alumna suya, cambió su vida. Pensó que la joven nunca sería encontrada con vida y comenzó la lucha plagada de acciones contra lo que se conoce como feminicidio Pasado el tiempo, creó la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa que pasea por el mundo su dolor y su impotencia ante tanta crueldad, porque las autoridades miran hacia otro lado y se hacen cómplices afirma esta mujer fuerte que busca en la presión exterior su apoyo. Hay detenciones, pero nunca se llega a los verdade- EFE ros asesinos y las autoridades federales o estatales no son contundentes En España ha encontrado la solidaridad. El Instituto Cultural del Sur ha promovido un programa para que familias de Getafe, en Madrid, acojan en sus casas a hijos de mujeres muertas o desaparecidas en Ciudad Juárez. Son niños que han perdido la chispa de la vida y necesitan un poco de amor dijo Marisela en la presentación del programa 1.000 mujeres por Ciudad Juárez. Otra Juárez es posible or París pasan siempre las últimas ideas, aunque sean tan antiguas como una pirámide. Soplan vientos de cambio. Ahora pasa Sarkozy apenas florecido, ya casi bautizado presidente, como una catarata camino del Elíseo. Dice que va a devolver a los franceses, inventores del Tour y las etapas, el gusto por el duro pedaleo, esa buena costumbre de enfrentarse a la vida como quien se abre paso en la montaña, y el esfuerzo, y el orden, y el trabajo. También ha prometido llevar la disciplina a los liceos. Otra conquista que envidiarle Francia. A poco que Sarkozy cumpla sus compromisos, los alumnos franceses tendrán que levantarse cuando monsieur le professeur entre en el aula. Y eso de levantarse quiere decir callarse, desconectar el móvil, mirar al encerado, no hacer muecas ni gestos ofensivos, vestirse con un mínimo decoro, renunciar al insulto, la burla o la amenaza, prescindir de la fuerza, iniciarse en los tratos, no hacer ostentación de la belleza, convertir en tesón la rebeldía, ejercitar el don de la paciencia, aprender a sacarle punta al tedio, abrir bien los oídos, desempolvar la mente, recibir el legado de los siglos. Creo que a quien más engorda esta vieja receta no es tanto al profesor como al discípulo. Y más al niño humilde que al de familia rica. En un colegio público reglado y exigente, ante unos profesores investidos de auctoritas, el que quiere estudiar lo aprende todo, y el que no, por lo menos, se doctora en decencia. Esa dura materia que consiste en ser lo que uno quiera, pero estar como debe. La buena educación es el menos avaro de los amos. Y uno va comprendiendo con el tiempo que no sólo aumentamos de estatura cuando ante un profesor, nos levantamos.