Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ECONOMÍA MIÉRCOLES 9 s 5 s 2007 ABC Galileo sólo despegará en 2011 si se aportan fondos públicos Hoy concluye el plazo para que las ocho empresas privadas del proyecto confirmen o no los compromisos adquiridos MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. La Comisión Europea, a través del comisario de Transportes, Jacques Barrot, confirmó lo que es un secreto a voces en Bruselas sobre Galileo: o entra en juego la financiación pública o los 30 satélites de Galileo no estárán en órbita en 2011. Esta declaración de Bruselas se produce precisamente la víspera de que cumpla el plazo dado por la CE a las ocho empresas privadas que participan, entre ellas las españolas Aena e Hispasat, para que confirmen su participación en el proyecto, que tiene un presupuesto aproximado de 3.400 millones de euros. Todo apunta a que estas ocho empresas van a demorar su compromiso una vez que han descubierto que la viabilidad económica inmediata del mismo es dudosa, y teniendo en cuenta que tienen que aportar 1.400 millones de euros de forma colectiva. El proyecto Galileo, que pretende poner en órbita 30 satélites en 2011 y competir con el americano GPS, es uno de los más importantes en el campo de la alta tecnología que acomete la Unión Europea y cuya puesta en marcha, además de suponer independencia respecto al sistema americano, crearía 150.000 puestos de trabajo. Una vez vistos los problemas para que las empresas privadas desembolsen los fondos a los que se comprometieron, la presidencia alemana de la UE trabaja con un escenario en el que los 18 primeros satélites se beneficiarían de financiación pública y, una vez que estuvieran en el espacio, se invitaría de nuevo al sector privado a participar en el proyecto. De este modo, el dinero público se emplearía en la fase de construcción y la inversión privada se encargaría de la explotación. El sector eólico recurre a Zapatero porque se siente engañado por Industria JAVIER GONZÁLEZ NAVARRO MADRID. Las principales empresas del sector eólico español han pedido la intervención del presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, para reconducir y rectificar el nuevo decreto de energías renovables que será estudiado en el próximo Consejo de Ministros. Ese decreto no sólo ha sido criticado por la Comisión Nacional de Energía (CNE) y el Consejo de Estado, sino que no recoge los acuerdos verbales alcanzados el pasado 20 de marzo entre representantes de esas empresas y el secretario de Energía, Ignasi Nieto. Ramón Fiestas, de la Asociación Empresarial Eólica (AEE) manifestó ayer que el decreto es un error monstruoso y una contradicción en muchos de sus términos y subrayó que el Ministerio de Industria no quiere reunirse con esta asociación, tal y como habían quedado hace unas semanas. María García, de Olivento, destacó que hay que recuperar la estabilidad en la retribución del negocio eólico para que no peligren las inversio- Sonatrach eleva al 36 su presencia en Medgaz El consejo de la Comisión Nacional de Energía (CNE) autorizó ayer- -con condiciones- -a la compañía estatal argelina Sonatrach a aumentar su participación accionarial en el gasoducto Medgaz del 20 al 36 Parte de este porcentaje será traspasado a Gas Natural. El consorcio que está construyendo este gasoducto entre Argelia y Almería está también integrado por Cepsa (20 Iberdrola (20 Endesa (12 y Gaz de France (12 Unos 2.000 millones Aena e Hispasat forman parte del grupo de ocho empresas privadas que dudan de la viabilidad de Galileo En todo caso, el comisario Barrot tendrá que confirmar la respuesta de las empresas que se produzca hoy en Bruselas, analizarla y después presentar alternativas al Colegio de Comisarios de la UE. Este acuerdo, posteriormente, sería analizado por el Consejo de Ministros de Transportes de la UE en junio, quienes tendrían que dar el visto bueno final a esta nueva entrada de inyección de fondos públicos, que podrían incluso llegar a alcanzar los 2.000 millones de euros, según fuentes diplomáticas. nes Representantes de Iberdrola, Acciona, Gamesa y Neo afirmaron que la nueva norma puede obligar a las empresas a llevar sus inversiones al extranjero.