Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA El PSOE y el caso Malaya MIÉRCOLES 9 s 5 s 2007 ABC García Marcos dice que el PSOE desoyó sus denuncias de corrupción en la Junta La ex primer teniente de alcalde de Marbella asegura que su partido premió al alto cargo que ella denunció por pago de comisiones e irregularidades urbanísticas JOSÉ MARÍA CAMACHO MÁLAGA. La ex primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Marbella, Isabel García Marcos, imputada en el caso Malaya denunció a un alto cargo de la Junta por corrupción, pero ni el PSOE ni el Gobierno andaluz investigaron los hechos. Según la ex edil socialista, nadie en su partido quiso escuchar sus denuncias relacionadas con el pago de comisiones e irregularidades urbanísticas. García Marcos señaló que el PSOE no sólo hizo la vista gorda sobre la corrupción, sino que miró para otro lado y premió al denunciado dándole un puesto muy importante La ex concejal, en declaraciones a ABC, afirmó que ese dirigente socialista ya no está en el poder, pero todavía tiene la mano muy larga y su influencia en los despachos de la administración andaluza es notoria La ex edil lamentó la falta de coraje en Andalucía para denunciar la corrupción y acusó al PSOE de ser una secta, que aniquila al que discrepa de sus ideas. He sido utilizada y he vivido muchas mentiras hasta que me he desenganchado de mi partido y he podido expresar lo que siento. Te pueden amordazar la palabra, pero no el pensamiento dijo. La ex dirigente socialista recordó que Jesús Gil y Gil denunció también a familiares de altos cargos de la Junta por corrupción urbanística, aunque después pactó con el PSOE. La connivencia entre el ex alcalde y la Junta de Andalucía sobre la corrupción se ha prolongado durante más de quince años señaló Marcos, quien añadió que el Gobierno andaluz no hizo nada para modificar esa situación. viaje a Madrid y le entregué pruebas sobre las corruptelas de los altos cargos de la Junta, del ex primer teniente de alcalde Pedro Román y del constructor Benigno Vázquez apuntó. Marcos señaló que su partido no quería saber nada de las denuncias porque había pactado con Gil. Comencé a sufrir una persecución, que aún no ha terminado. Me abrieron un expediente en el Servicio Andaluz de Salud por defender mis derechos, mis compañeros me acosaban, incluso recibí amenazas de muerte para que dejara la política. Fue escandaloso se lamentó. Además, manifestó que algunos dirigentes de UGT y del PSOE le pidieron que no denunciara las irregularidades urbanísticas del hotel Guadalpín, cuyo dueño, Jesús Casado, está de Julián Muñoz, encarcelado hace diez meses. Isabel García Marcos hizo hincapié en que las relaciones de la Junta de Andalucía con el gilismo continuaron con Julián Muñoz. Julián se pavoneaba por Marbella de sus relaciones con el Gobierno andaluz indicó la ex edil, quien añadió que algunos de sus compañeros van ahora en la lista del candidato del PSOE a la Alcaldía de Marbella, Paulino Plata. Por otra parte, la ex edil criticó también al PP por su doble moral en Marbella. Según García Marcos, los populares mantienen que no han cometido ningún delito urbanístico, pero olvidan que algunos de sus dirigentes sí han estado vinculados en el pasado con presuntas corruptelas. García Marcos denunció algunos convenios firmados entre el Ayuntamiento y familiares de los ex ministros Margarita Mariscal de Gante y de Rafael Arias Salgado con el gobierno gilista. Doble moral del PP Isabel García Marcos ABC Pagué los gastos de mi dinero También explicó que puso cuatro denuncias en el Juzgado contra el ex consejero de Obras Públicas Jaime Montaner por irregularidades urbanísticas; sin embargo, su partido no le respaldó ni moral, ni económicamente. Fue bochornoso. Los gastos corrieron por mi cuenta, ya que mis compañeros se desentendieron de la denuncia aseguró la ex edil socialista. García Marcos subrayó que la querella contra familiares de altos cargos de la Junta no prosperó porque había prescrito. Yo vi en al Fiscalía Anticorrupción uno de esos talones de 50 millones de pesetas que Gil entregó para construir en Marbella La ex edil socialista manifestó que el entonces fiscal general del Estado Jiménez Villarejo le pidió documentos y papeles para poder sustentar su denuncia. Me organizó un imputado por la Malaya El juez Miguel Ángel Torres, instructor del caso, investiga la compra de un apartamento por parte de Isabel Pantoja en este establecimiento, donde también estuvo alojada la ex mujer El CGPJ aprueba por tres votos a dos una declaración de apoyo al juez Torres N. C. MADRID. El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aprobó ayer por tres votos a favor (los de los vocales de la minoría progresista Fernando Salinas, Juan Carlos Campo y Luis Aguiar) uno en contra (el del vocal de la mayoría conservadora Carlos Ríos) y una abstención (la del portavoz, Enrique López, una declaración de apoyo al juez de Marbella Miguel Ángel Torres a raíz de las declaraciones de dirigentes del Partido Popular, que acusaron al Gobierno de haber urdido una maniobra para tapar con la citación de Isabel Pantoja en el caso Malaya la polémica sobre las demandas contra ANV El acuerdo sacado adelante por la Comisión Permanente pide mesura y reflexión en la crítica a las resoluciones judiciales, sobre todo cuando procedan de responsables políticos López explicó que su abstención responde al hecho de que, en declaraciones a un diario de tirada nacional, el propio juez Torres no solicitó ni el apoyo ni el amparo del CGPJ y llegó a asegurar que no esperaba de esta institución ningún tipo de pronunciamiento. En consecuencia, según López, el acuerdo aprobado es innecesario porque el juez no se ha sentido perturbado y su independencia no ha resultado menoscabada Fuentes del CGPJ indicaron que Ríos alegó, para votar en contra del acuerdo, que ninguna de las críticas contenidas en el dossier de prensa analizado por la Comisión se dirigían al magistrado, sino al Gobierno y al presidente Zapatero.