Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 9- -5- -2007 García Marcos dice que Chaves desoyó sus denuncias de la corrupción en Marbella Manuel Chaves, presidente de la Junta de Andalucía 11 Imaz no descarta alianzas con el PP de Rajoy tras las generales El líder popular saluda las palabras del dirigente del PNV y las achaca al fracaso de la estrategia de aislar a su partido J. A. MADRID. El presidente del PNV Josu Jon Imaz, dejó ayer la puerta abierta a un pacto entre su formación y el Partido Popular que lidera Mariano Rajoy si este último obtiene la victoria en las próximas elecciones generales. Nunca diré que no a una política de pactos aseveró. Aunque reconoció que actualmente no se cumplen las condiciones políticas prefirió no cerrarse porque sí a esta posibilidad. El dirigente peneuvista hizo estas afirmaciones en Madrid, en un desayuno informativo organizado por Ep al que acudieron destacadas personalidades del mundo empresarial y político. Entre los asistentes se encontraba precisamente el portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep Duran i Lleida, otro de los futuribles socios de Gobierno del PP, según él mismo ha reconocido en varias ocasiones. Esta es la segunda vez en pocos días en que Imaz deja abierta la posibilidad de un pacto PP- PNV tras las próximas elecciones generales si el principal partido de la oposición se alza con el triunfo, pero el eco de Madrid es muy acusado, y más tan cerca de las elecciones. El pasado 26 de abril, en un acto celebrado en Barcelona junto al líder de CiU, Artur Mas, el presidente del PNV apostaba, en clara referencia al PP, por buscar fórmulas de gobernabilidad por muy complejas que sean Así pues, parece que el pese a sus grandes discrepancias políticas, mantiene una buena relación en el ámbito personal con Rajoy. Esa sintonía se materializó en hechos el pasado mes de febrero, cuando el jefe de la oposición se reunió en secreto tanto con Imaz como con Duran para hablar sobre el terrorismo etarra. No obstante, la clásica ambigüedad del PNV no podía faltar en esta ocasión. Así, pese a criticar a Batasuna por no condenar la violencia, Imaz se lamentó de que la formación ilegal no pueda estar en las elecciones municipales del 27 de mayo y se empeñó una vez más en diferenciarla claramente de ETA, en contra del criterio del Tribunal Supremo, que ya en su momento estableció que Batasuna es parte de la banda terrorista. Mariano Rajoy agradeció el guante lanzado por Imaz durante un mitin en Ferrol porque, a su juicio, significa que hay gente de otras fuerzas políticas que, pese a las discrepancias importantes en temas importantes, ven al PP como una alternativa real de Gobierno Además, Rajoy vinculó la oferta al fracaso de la estrategia de algunos para intentar aislar a su partido. Por su parte, el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, quiso restar importancia a lo dicho por Imaz al asegurar que el dirigente del PNV había hablado como hipótesis en abstracto Garrido aprovechó también para afirmar que el primer partido de la oposición no cree ni por un minuto que vaya a ganar las elecciones porque, de lo contrario, haría otro tipo de política Otegi agradece el striptease de Imaz El portavoz de la ilegal Batasuna Arnaldo Otegi atacó duramente ayer a Josu Jon Imaz por no descartar un pacto con el PP tras las próximas elecciones generales. Además de recordar que su formación no mantiene diálogo político con el PNV Otegi agradeció irónicamente a Imaz su striptease político Por fin ha dicho una verdad, ha dicho que éste es su proyecto político. Eso sí, para defender este proyecto político está dispuesto a que no haya proceso democrático, a que no haya proceso de soluciones y a que se alargue el conflicto de este país dijo el portavoz de Batasuna. En términos parecidos se manifestó Mikel Arana, dirigente de IU en el País Vasco, al espetar a Imaz que un pacto con el PP sería improcedente, inapropiado y un acto claro de deslealtad Ambigüedad Josu Jon Imaz en su intervención de ayer en Madrid una fuga de votos hacia los partidos proetarras, y teme un atentado, por lo que también está interesado en recuperar posiciones en el escenario nacional. Y, al igual que ocurre con CiU, también hay corrientes distintas en el PNV donde Imaz es el contrapunto a la radicalidad de Ibarretxe. Fueron precisamente los peneuvistas quienes advirtieron a CiU del error de firmar ante notario su negativa a pactar con el PP en un futuro y, a diferencia del sector más soberanista de Convergència, nunca han renegado de su pacto con Aznar. La federación catalana comienza a hacerles caso. Para los nacionalistas gallegos, el bipartito ha supuesto un cierto desgaste para su líder, Anxo Quintana, especialmen- CHEMA BARROSO te debido al fracaso de políticas de a pie (incendios, inundaciones, maximalismos identitarios que chirrían con un electorado tranquilo) Quintana, que no obstante ha demostrado tener cintura para esquivar lodevaneos soberanistas de su partido en la negociación estatutaria, mantiene excelentes relaciones con el líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, lo que completa esta ofensiva negociadora triangular. Casi una década después- -la Declaración de Barcelona, convertida después en Galeuscat, se firmó en 1998- los principios que inspiraron esta alianza sientan las bases de esos posibles pactos: el reconocimiento de la realidad plurinacional de España. PP y PSOE tienen la palabra. PNV no descarta volver a la senda del apoyo a las mayorías parlamentarias que llevó a cabo en los noventa, cuando pactó primero con el PSOE y después con el PP. Además, Imaz destacó que,