Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8- -5- -2007 DEPORTES www. abc. es deportes 91 Basso admite su implicación en la Operación Puerto Acepta colaborar a cambio de una reducción de pena que negó después la UCI VERÓNICA BECERRIL, SERVICIO ESPECIAL ROMA. El vencedor del Giro de Italia del pasado año, Ivan Basso, admitió ayer ante la Fiscalía Antidopaje del Comité Olímpico Italiano (CONI) su responsabilidad en la Operación Puerto Según el comunicado hecho público por este organismo, Basso se presentó de forma voluntaria y admitió su implicación, mostrando también su intención de colaborar en las investigaciones. La semana pasada, el ganador del Giro y su compatriota Michele Scarponi (Acqua Sapone) testificaron ante la Comisión Antidopaje del CONI sin que estuviera previsto para ayer ninguna comparecencia más. Pero los abogados de Basso y Scarponi pidieron espontáneamente declarar. Hace unos días, tanto la Fiscalía Antidopaje del CONI como la Magistratura italiana reabrieron el caso sobre el dopaje de Basso y solicitaron poder efectuar el test de ADN sobre las bolsas de sangre que aún están en poder de la Fiscalía española. Para evitarlo, en la mañana de ayer el abogado del ciclista, Massimo Martelli, apareció por sorpresa en las oficinas de la Fiscalía Antidopaje para pactar el encuentro con Basso. Según La Gazzetta dello Sport el fiscal del CONI, Ettore Torri, se había encontrado con el ciclista en un bufete de abogados en el barrio romano de Parioli. Entonces, Basso habría aceptado colaborar con el CONI para ver reducida su pena de dos a un año, lo que le permitiría correr el Giro de 2008, ya que la justicia deportiva prevé el descuento de castigo en casos de colaboración. Lo hecho por Basso es un gesto histórico, ya que es el primer deportista de alto nivel que reconoce su implicación en la Operación Puerto La pugna de este corredor con las autoridades antidopaje comenzó el pasado año, cuando el 30 de junio, un día antes del comienzo del Tour, fue excluido de la carrera junto al alemán Ullrich y los españoles Óscar Sevilla y Francisco Mancebo, por haber violado el código Massimo Martelli Abogado de Ivan Basso Ha dado este paso porque ama el deporte. Ha hecho lo que le pedimos a Pantani y no hizo. No le dejemos solo. No es un bandido Franceso Moser Presidente de los ciclistas Es la ocasión de ir todos juntos contra la Operación Puerto, pero es necesario que España dé más nombres. Espero que los corredores entiendan que se ha acabado una época Ivano Fanini Responsable del Amore e vita Es el primer campeón en romper el silencio que mantenían corredores y dirigentes. Es algo histórico Basso, a su llegada al CONI para declarar el pasado 2 de mayo ético firmado por los equipos. Sin embargo, meses después su caso quedó archivado, lo que no fue argumento para que el italiano rescindiera su contrato con el CSC danés, que finalizaba en 2008, para fichar por el Discovery Channel. Sin embargo, el revés llegó poco después, cuando en un comunicado hecho público por los organizadores de la Vuelta a Dinamarca se anunció que Ivan Basso no es bienvenido al igual AP Gesto histórico que su equipo el Discovery Channel, por contratarle tras su presunta implicación en la Operación Puerto Ya en 2007, el 24 de abril, el CONI comunicó a Ivan Basso la fecha del interrogatorio, fija- José Carlos Carabias EL ÚNICO CAMINO l asunto es agotador por cansino. Ciclismo y dopaje, el matrimonio indisoluble, lo de siempre, hasta que la muerte los separe. Camino del cementerio iba este deporte maravilloso cuando la noticia saltó ayer. Ivan Basso, un campeón en du- E da, como todos los que acampan por el Tour, la Vuelta o el Giro, ha dicho basta. Basta de farsas, de fomentar la hipocresía de buenos y malos, de esconder la cabeza como el avestruz, de negar una evidencia. Quiere hablar, contar cómo acabó en el laboratorio de un druida millonario que se llama Eufemiano, pero que podría apellidarse Ferrari, Cecchini o Losa. Da igual. Unos más hábiles que otros, más escurridizos o más leños, han sacado petróleo de un deporte artesanal, basado en el trato cara a cara, en el apretón de manos, en la estúpida omertá que ha funcionado desde tiempo inmemorial. Todos callados para que nada se sepa. De niños los ciclistas nos parecían superhéroes, águilas en bicicleta capaces de desafiar a la naturaleza. Desde que se supo que la farmacia gobernaba en el pelotón, la cosa dejó de tener gracia. Con entrenamiento y ronchas de piel por el asfalto, pero así cualquiera. Ya nadie cree. Tiene que ser sin dopaje. O no ser. Es tan fácil como apretar el botón y cambiar de canal. Y será entonces, cuando las carreras se ganen sin medicina, subiendo puertos a diez por hora en vez de a cuarenta, con las manos limpias, el momento de exigir un trato justo, de hablar de aquella Juventus de Zidane cargada de EPO, de atletas robots en 100 metros lisos gracias al esteroide THG, o de los positivos de los tenistas argentinos silenciados en el baúl del olvido. No antes. da para el 2 de mayo. Días después, el 30 de abril, el Discovery Channel rescindió su contrato con el corredor italiano. Quien fuera director deportivo de Marco Pantani, Giuseppe Martinelli, expresó su punto de vista sobre la decisión de Basso. Es difícil hacer comparaciones, son historias diferentes. Si Basso ha decidido confesar es porque ha demostrado carácter, pero también porque se siente tutelado, a diferencia de lo que le pasó a Pantani Quizá esa supuesta tutela haya sido la desencadenante de la decisión de Basso de confesar Se sabe que quienes colaboran con la justicia deportiva se pueden beneficiar de un descuento de pena, pasando de dos a un año de inhabilitación. Si hubiera sido este el motivo, a Basso le han salido mal los cálculos porque ayer mismo la Unión Ciclista Internacional declaró que no habrá descuento de pena. Basso ha pasado de delincuente a héroe en Italia, un país donde no están acostumbrados a confesar. Falta saber exactamente qué es lo que ha confesado. Eso se sabrá hoy durante la rueda de prensa convocada por el corredor.