Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8- -5- -2007 El presidente alemán niega el indulto a dos terroristas por no mostrar arrepentimiento Horst Köhler 37 El decálogo del cambio El nuevo presidente de Francia ha vencido con un programa nada conservador, lleno de promesas de reformas. Algunas llevarán tiempo; otras deben producir pronto sus frutos, incluso antes del verano POR J. P. QUIÑONERO PARÍS. Nicolas Sarkozy ha prometido un decálogo de grandes reformas que debieran consumar la anunciada promesa de ruptura con más de dos decenios de demagogias de izquierda (Mitterrand) y derecha (Chirac) Unas prioridades que deberán escalonarse a lo largo de los cinco años de su mandato presidencial. Pero, según todos los cálculos, las primeras reformas tendrían que entrar en vigor antes de las próximas vacaciones veraniegas. bles para quitarlos y ponerlos, con el fin de desactivar crisis. Sarkozy ha prometido ruedas de prensa regulares para rendir cuentas personales. el eslogan definitivo del programa económico y social de Sarkozy, con un impresionante rosario de medidas a corto y medio plazo: bajar impuestos, reformar el mercado del trabajo, reducir la deuda pública. De entrada, varios proyectos muy visibles: reformar la semana laboral de 35 horas, pagando sin más impuestos las horas extraordinarias; los intereses de los préstamos inmobiliarios serán deducibles de la declaración de la renta; reforma fiscal de fondo... Antes de las vacaciones debiera lanzar el más ambicioso de los proyectos sociales: un Plan Marshal de ayuda masiva a los suburbios. Las ayudas estarán asociadas a una revisión completa del funcionamiento del modelo social, exigiendo responsabilidad a quienes se ofrecerá ayuda. El Estado más justo y solidario implica una relación estrecha entre la solidaridad y los nuevos deberes de los beneficiarios. El anunciado para los suburbios tiene un objetivo social evidente: intentar atajar la fractura social y los enfrentamientos entre franceses de distinto origen étnico o distintas convicciones religiosas. Trabajar más para ganar más. Es Un Estado más justo y solidario. Nicolas Sarkozy saluda a sus seguidores al abandonar ayer un hotel de París do burocrático, menos costoso, más eficaz. AP Relanzar Europa. En el terreno diplomático, todas las prioridades del presidente Sarkozy están íntimamente asociadas: el posible relanzamiento de la UE pasa por la aprobación de un minitratado constitucional europeo, el otoño próximo, por vía parlamentaria. Nueva forma de gobernar. Chirac y Mitterrand fueron presidentes arbitrales Presidentes con mucho poder, que preferían o estaban condenados a ejercer un poder de árbitros con gobiernos que no siempre les fueron favorables. Sarkozy desea ser un presidente director de orquesta Un presidente que manda, ejecuta y rinde cuentas personales del calendario de las reformas. Históricamente, todos los presidentes de Francia, desde el general De Gaulle, han utilizado a sus primeros ministros como fusi- La restauración de la identidad nacional ha sido una de las grandes cuestiones de la pasada campaña, que tiene una dimensión práctica importante: reforma del sistema escolar, reforma del sistema educativo, para intentar romper con el laxismo y la ausencia de responsabilidad cívica tradicionalmente asociada a las peores herencias del legendario mes de mayo de 1968. Restaurar la identidad nacional. de un ambicioso proyecto de Unión Mediterránea (UM) semejante a la UE. Se trata de un proyecto todavía embrionario: intentar negociar un gran proyecto diplomático común entre todos los pueblos de la cuenca mediterránea, europeos, africanos y medio orientales. Un Estado menos burocrático. Es- tá prevista una gran reforma estatal. A medio plazo, se proyecta una refundación del Esta- Acabar con la fractura social. No desvinculado de lo anterior, Sarkozy pretende volver a unir a la sociedad, cada vez más fracturada por la gestión de sus predecesores, para lo que debe actuar en todos los frentes. Esa vuelta de Francia a los negocios europeos está asociada a la restauración de las relaciones de París y Washington, tras los estragos de la guerra de Irak. Sarkozy espera convencer a los dirigentes norteamericanos de la necesidad de trabajar juntos en el terreno ecológico. Nuevas relaciones trasatlánticas. neas generales, el nuevo presidente es consciente de que Francia tiene que hacer un gran esfuerzo si quiere jugar un papel de cierta importancia, tras el retroceso de los últimos años. Nuevo orden internacional. En lí- Nuevo orden euromediterráneo. ABC. es Un punto capital de la nueva diplomacia francesa pudiera ser el lanzamiento, a medio plazo, Informe especial sobre las presidenciales francesas en abc. es internacional