Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 8 s 5 s 2007 ESPAÑA 35 Dos mujeres mueren en Santander y Jaén presuntamente a manos de sus compañeros Una de las víctimas murió acuchillada y la otra por los disparos realizados con una escopeta de cazasLos dos agresores fueron detenidos por la Guardia Civil ABC JAÉN, SANTANDER. Dos mujeres muertas- -una apuñalada y la otra por los disparos efectuados con una escopeta de caza- -es el resultado de dos nuevos episodios de violencia doméstica registrados a última hora de la tarde de ayer en dos pequeños pueblos de las provincias de Santander y Jaén, donde un hijo de la fallecida también resultó herido de gravedad. Los dos presuntos agresores fueron detenidos por la Guardia Civil. El primer suceso tuvo lugar en la localidad cántabra de Carrejo, en el término municipal de Cabezón de la Sal, donde una mujer- -G. C. Q. de 41 años y de nacionalidad colombiana- -falleció al recibir varias puñaladas por parte de su compañero sentimental, quien después de la agresión trató de quitarse la vida. Se trata de la primera víctima por violencia de género en esta Comunidad en lo que va de año. Según informó a Efe la Delegación del Gobierno en Cantabria, los hechos tuvieron lugar, sobre las nueve menos cuarto de la noche, en el domicilio del presunto agresor, J. V L. de 35 años y natural de Carrejo. Las mismas fuentes informaron de que la víctima no había presentado denuncia alguna contra su presunto agresor- -que contaba con antecedentes por alcoholemia- -ni tenía orden de protección. Al cierre de esta edición, el compañero de la mujer fallecida estaba siendo atendido por los servicios médicos ya que presenta varios cortes en el cuello producidos, al parecer, al tratar de quitarse la vida tras cometer la agresión. En Jaén, otra mujer, en este caso de 36 años, falleció en la localidad de Santa Elena a consecuencia de los disparos presuntamente efectuados por su marido, que fue detenido por la Guardia Civil poco después. Al igual que en el suceso ocurrido en Cantabria, la agresión tuvo lugar en el domicilio familiar, donde el marido de la fallecida disparó con una escopeta de caza contra su mujer y su hijo, que fue evacuado de urgencia al Complejo Hospitalario de Jaén al sufrir una parada cardiorespiratoria poco después de que alertara de los hechos a las autoridades. Al parecer, el estado de nerviosismo del joven, de 22 años de edad, era tal que los telefonistas creyeron que se trataba de un menor de edad. Fuentes del servicio de emergencias 112 de Andalucía informaron a Europa Press de que los hechos sucedieron poco antes de las nueve de la noche, pues a esa hora el hijo del matrimonio realizó una llamada te- En uno de los sucesos, el hijo de una de las fallecidas también resultó herido muy grave por los disparos Llamada de socorro lefónica a los servicios de emergencia en la que alertaba de que su padre había efectuado varios disparos en el interior del domicilio familiar, situado en el número 31 de la calle Málaga. Efectivos de la Policía Local de Santa Elena fueron los primeros en personarse en la escena del crimen, donde encontraron a la mujer y madre del denunciante tendida en el suelo y sangrando a consecuencia de uno o varios impactos de bala, al igual que su hijo. Los agentes de la Policía Local, primero, y los facultativos del 061, después, intentaron sin éxito reanimar a la mujer, que poco después de la llegada de los sanitarios era declarada difunta. Su hijo también presentaba impactos de bala, por lo que fue evacuado al Complejo Hospitalario de Jaén en estado muy grave. El supuesto autor de los hechos, de 40 años y ya detenido, es el esposo de la fallecida y padre del joven, quien según los primeros indicios habría disparado contra sus familiares en el transcurso de una fuerte discusión. Incautados 512 kilos de cocaína en Castellón por valor de unos 30 millones de euros L. PARDO CASTELLÓN. La Policía ha detenido en Castellón a los cinco integrantes de una red de tráfico de estupefacientes que operaba desde Castellón para distribuir cocaína en el arco mediterráneo, Francia, Alemania y Reino Unido. La investigación culminó el pasado 4 de mayo con la detención de un empresario castellonense, con antecedentes en Alemania por idéntica actividad de tráfico de drogas, que gestionaba varias empresas de transporte en las que encubría una red de entrada de cocaína base desde Colombia. La base de cocaína venía oculta con productos alimentarios para disuadir la acción de los perros. Más tarde era tratada en un laboratorio de Albocasser para su posterior venta al por mayor. Se calcula que la cantidad incautada podría haber generado unos de 30 millones de euros. La operación se produjo cuando los 512 kilos de cocaína base, se encontraban en el doble fondo de un camión en una nave industrial de Vall d Alba, donde estaba a la espera de ser transformada en el laboratorio de Albocasser, oculto en el interior de una obra en construcción. En la imagen, la viuda y su hijo, acusados del asesinato del esposo de la procesada en el juicio que comenzó ayer EFE La Viuda Negra culpa ahora a su hijo de matar, descuartizar y quemar a su marido EFE CARTAGENA. Jacqueline Moore, de 49 años, conocida con el apodo de Viuda Negra y que relató en internet la muerte de su marido y su posterior descuartizamiento e incineración en un bidón de su casa, en Cartagena, cambió ayer su declaración para culpar a su hijo, George Ross, del asesinato de su padrastro, Brian Moore. La viuda ha sido la primera en declarar a instancias del fiscal en el juicio con jurado que se inició ayer en la Audiencia Provincial de Murcia. La viuda afirmó que su marido era alcohólico y se bebía a diario en su casa Tallante, cerca de Cartagena, 24 tercios de cerveza, ocho litros de vino y una o dos botellas de whisky o vodka Relató que fue objeto de malos tratos por parte de su esposo en muchas ocasiones, incluido el día en el que murió. Explicó que en octubre de 2002 su marido la despertó pidiéndole alcohol y empezó a golpearla sin cesar en los brazos, las piernas y el pecho. Añadió que acertó a llamar a su hijo con el teléfono móvil para pedirle ayuda y que le buscase un lugar seguro donde esconderse. Asfixiado con una almohada Después dijo que su hijo llegó a la casa desde su trabajo con unas botas con refuerzo metálico y se enzarzó en una pelea con su padrastro, en la que éste perdió el conocimiento. Cuando fue detenida, en mayo de 2004, señaló que su esposo seguía con vida, después de que George Ross se hubiera marchado de la vivienda, y que había sido ella la que lo asfixió con una almohada. Ayer, sin embargo, relató que pidió a su hijo que se fuera y que comprobara que Brian Moore estaba muerto. La familia de la víctima denunció su desaparición a la Policía británica y ésta posteriormente pidió ayuda a la española. Pasaron dos años hasta que se produjo la detención de la madre y el hijo, después de que la Viuda Negra confesase el crimen en internet.