Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es MARTES 8- -5- -2007 ABC Aguirre anuncia un nuevo urbanismo que pondrá fin a las viviendas altas por ley Prohibirá construir bloques de más de tres plantas más ático s La revolución urbanística de Madrid acabará con el modelo de los años 60 y 70 GONZALO ZANZA MADRID. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, realizó ayer uno de sus más significados discursos como candidata a la reelección. Lo hizo en el Foro ABC que organiza Deloitte y que patrocinó Iberdrola y lanzó dos propuestas, en materia de urbanismo y vivienda, de importante calado en España. La primera es, si gana las elecciones del 27 de mayo, limitar, por ley, la densidad de edificación en zonas residenciales de nueva construcción poniendo como tope en los futuros desarrollos la construcción de tres plantas más ático. Esta nueva norma no afectaría a los planes urbanísticos ya aprobados. La segunda consistiría en impulsar un nuevo plan de alquiler, esta vez dirigido a ciudadanos de todas las edades, con el que se construirían en esta modalidad y durante los próximo cuatro años 45.000 pisos que podrían arrendarse por un máximo de diez años. La limitación en la edificación a tres plantas más ático se incluiría dentro de la ley del suelo, cuya aprobación tiene paralizada la Comunidad de Madrid debido a que espera la ley estatal que impulsa el Ministerio de Vivienda. No afectaría, según explicó tras las preguntas del director de ABC, José Antonio Zarzalejos, a los suelos actualmente programados, no tendría efectos retroactivos indicó Aguirre- sino a los rústicos, los que no tienen clasificación urbana. La actual legislación divide los terrenos en urbanos y rústicos, sin posibilidades intermedias que quedan en manos de los ayuntamientos. Las razones de la presidenta para incluir esta propuesta en el programa electoral del PP para Madrid es imponer un urbanismo más humano y que aporte más calidad de vida. Los madrileños quieren más calidad, tienen todo el derecho a disfrutarla y ahora existen las condiciones para ofrecérsela, ha llegado la hora de iniciar el camino de un urbanismo renovador y más humano Para Esperanza Aguirre, no podemos hacer el mismo urbanismo que en las décadas de los 50, 60 ó 70, un urbanismo apelotonado y deshumanizado, con edificios de más de diez alturas Aguirre insistió en este idea al afirmar que cree en un país de propietarios que no tengan que residir en moles de hormigón de 12 ó 14 plantas en páramos periféricos Su propuesta supondrá limitar la densidad de población, porque los madrileños quieren ciudades menos densas y más amplias, con más espacios abiertos y con más zonas verdes, quieren que el sol entre todas las mañanas por sus ventanas enfatizó Esperanza Aguirre. Este modelo urbanístico tiene su base, según la presidenta regional y candidata del PP, en países como Reino Unido, Alemania, Bélgica u Holanda, cuyas ciudades consideró un ejemplo de urbanismo humano, de calidad y respetuoso con el medio ambiente, por eso aquí también habrá un urbanismo de calidad incidió Aguirre, para quien los madrileños no tienen por qué vivir de forma diferente a los europeos ni en cajas de cerillas Además de limitar la operatividad de esta nueva norma a suelos no programados o rústicos, Esperanza Aguirre estableció otra, los edificios singulares o con valor arquitectónico, que enriquezcan el patrimonio arquitectónico y cultural advirtió. Es decir, seguiría permitiendo la construcción de rascacielos o edificios emblemáticos mantuvo Aguirre en el su discurso ante el Foro ABC. La segunda propuesta, un nuevo plan de alquiler que contempla la construcción de 45.000 viviendas en esta modalidad durante los próximos cuatro años, otorgaría a los inquilinos prioridad en las listas para adquirir una vivienda pública en propiedad, aunque no la misma. El máximo tiempo por el que podrían alquilar la vivienda sería de diez años, con la limitación característica de 5,5 el Iprem (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) De momento, la Comunidad ha convocado concursos para edificar 7.906 pisos en esta modalidad, aunque el Ejecutivo tiene suelo (con plan parcial aprobado) para más de 11.000. Las viviendas tendrán una me- Sí a los rascacielos Esperanza Aguirre y José Antonio Zarzalejos, ayer en el Foro ABC dia de 70 metros cuadrados. Su construcción se ofrecería a los promotores privados pues, a su juicio, la mejor manera de gestionar un servicio público es dárselo al sector privado. Aguirre afirmó no creer en la administración pública convertida en promotor inmobiliario Este proyecto se complementaría, aunque sin restricciones de edad, con el desarrollado a lo largo de esta legislatura, el Plan de Vivienda Joven, que ha supuesto que haya suelo comprometido para construir 73.000 viviendas, también por parte del sector privado. Esperanza Aguirre volvió a demandar al presidente Rodríguez Zapatero el cumplimiento de sus promesas de gestión compartida de la red de Cercanías: Queremos las competencias sin inversiones, no es lógico que los vecinos de Humanes, Griñón y Navalcarnero vean el tren pasar y no parar, o los de Torrejón ir por el sur para llegar a Chamartín (en el norte) dijo en el Foro ABC. Aguirre, tras una pregunta del director de ABC, no se atrevió a asegurar que el Gobierno central, a través de sus ministerios, plaque su gestión sobre Madrid, pero sí retó a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, a que diga qué obra ha comenzado en la región e ironizó sobre la polémica inauguración doble de la estación de Metro en la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas al asegu- Sólo suelos rústicos Toma Londres como modelo para lograr una planificación más humana y con más calidad de vida Malasaña: El que tira piedras contra los vecinos es gentuza Al director de ABC, José Antonio Zarzalejos, le costó sacar el calificativo de boca de Esperanza Aguirre, pero lo consiguió. Le cuestionaba sobre los recientes disturbios en el barrio madrileño de Malasaña y por si compartía la misma expresión que Nicolas Sarkozy utilizó para identificar a los líderes de las algaradas de París en el otoño de 2005. Y al final, la presidenta madrileña lo reconoció: El que tira piedras contra los vecinos es gentuza La presidenta contaba a José Antonio Zarzalejos y al auditorio del Foro ABC que sus vecinos (ella reside en Malasaña) se pusieron a echar agua desde los balcones para apagar los fuegos en la calle, pero que tuvieron que cerrar las ventanas porque los vándalos comenzaron a tirarles adoquines. Realmente, añadió Aguirre, esa no es la clase de gente que queremos en Malasaña Para la presidenta madrileña, la violencia callejera tenemos que desterrarla entre todos, tengamos las ideas de Nicolas Sarkozy o Ségolène Royal, de cualquiera. No debemos aceptarlo de ninguna manera aseveró.