Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 8 s 5 s 2007 ABC COSAS MÍAS DEL CORAZÓN EL MONOPOLIO POR OTRA PARTE ACIERTOS Y ERRORES DE JOSÉ MANUEL LARA al análisis económico, sino sencillamente como la expeO es frecuente, por lo menos en España, que un riencia vivida en su intento de convertir una poderosa empresario de larga y exitosa trayectoria reeditorial de libros en un grupo con intereses en los nueflexione y sistematice las razones del éxito y, vos medios, singularmente la televisión: Planeta invirademás, lo haga en público. Un empresario es hombre tió y ganó mucho dinero en Telecinco y en Antena 3 Telede acción, de decisiones, de riesgo... Un perfil que en navisión- -de la que hoy es accionista de referencia- peda se casa con la calma y ponderación que exige el análiro también perdió cifras muy importantes en Quiero sis de motivaciones, de medios. TV aquel intento frustrado y pionero de la televisión di, A lo largo de mi vida profesional he planteado decegital terrestre de pago. nas de veces a decenas de empresarios esta cuesEstoy seguro de que para las mujeres y los tión del éxito, sus causas y sus razones. Muy exhombres que, después de robar horas a la vida facepcionalmente obtuve respuestas que pasaran miliar y al desempeño profesional, se graduadel trabajo, trabajo, trabajo La pobreza conban como Emba del IESE, las reflexiones de Joceptual de la respuesta produce frustración en sé Manuel Lara les resultarán de utilidad en su el periodista que busca el titular, pero sobre tocarrera de gestores empresariales. Por mi pardo empobrece el mensaje que un hombre de éxite, y como ya ha quedado dicho, disfruté con la to debe mandar a la sociedad y, especialmente, a explicación del empresario de éxito, pero esta sus componentes más jóvenes: es evidente que el JOSÉ MARÍA misma historia me provocó otra pregunta: ¿por éxito no llega sólo a base de aplicar la receta traGARCÍA- HOZ qué entre la clase empresarial catalana Lara es bajo, trabajo, trabajo si así fuera, el número de más una excepción que una regla? Creo no equivocarempresarios triunfadores triplicaría al actual. me al señalar que, junto con Josep Oliu, presidente del El economista austriaco Schumpeter atribuyó el éxiBanco de Sabadell, es el único empresario con sede en to empresarial a la capacidad de aprovechar las oportuBarcelona que ha llevado una empresa hasta el Ibex- 35. nidades brindadas por la innovación tecnológica: surge En el índice selectivo, bien lo sé, figuran otras sociedaun invento y a continuación hay alguien con espíritu des catalanas como Aguas de Barcelona, Abertis o Gas emprendedor capaz de convertir ese hallazgo en un proNatural, pero esas son empresas más institucionales, ducto comercializable. Que se sepa, nadie ha sido capaz cuyo origen casi se pierde en los tiempos, y están a su de mejorar la teoría de Schumpeter, pero un economista vez amparadas por una institución como es La Caixa. nada tiene que ver con un empresario. Hace sólo veinte años empresas del Ibex como ACS, Hace apenas un mes, José Manuel Lara, durante la Gamesa, Ferrovial, Inditex, NH, Sogecable, no tenían viceremonia de graduación de los Executive Master in Buda pública o incluso ni habían nacido. Y, hace veinte siness Administration, en el campus madrileño del IESE, años, las empresas catalanas constituían el núcleo ducerraba la fractura que entre teoría científica y vida ro de la escuadra empresarial española ¿Qué ha pasareal yo siempre había advertido a lo largo de mi vida codo? ¿Por qué son excepción los emprendedores o empremo observador profesional de los vaivenes empresariasarios catalanes que han dado el paso de entrar en Bolles. En su exposición, el big boss del Grupo Planeta señasa y después plantearse aventuras multinacionales? ló que el éxito empieza cuando se aprende de los aciertos Responsabilizar a Madrid o a la falta de infraestrucy de los errores y, sobre todo, cuando se madruga para turas puede ayudar a salir del paso, pero el olvidado cendiscernir lo que va bien y lo que va mal, y actuar en contralismo está lejos de explicarlo todo. secuencia. josemaria garcia- hoz. com No lo expuso como una nueva aportación científica U STED no tiene el monopolio del corazón le dijo Valéry Giscard D Estaing a François Mitterrand en el debate televisivo de las presidenciales de 1974. Usted no tiene el monopolio del progresismo le han dicho la mayoría de franceses a Ségolène Royal. Junto a ellos, los intelectuales de la derecha, pero también algunos de los más brillantes intelectuales de la izquierda, persuadidos ahora de que el progresismo se ha desplazado a la derecha. En la Francia de los elefantes del PS y en el resto de la Europa Occidental, la identificación del progresismo con la izquierda aún permanece como uno EDURNE de los grandes elefantes URIARTE ideológicos del siglo XXI. Hace varias décadas que perdió su razón de ser. Más o menos desde que la izquierda gobierna en muchos de esos países y lo único que cabe cambiar son las políticas instauradas por ella misma y mantenidas y hasta petrificadas por el conservadurismo de izquierdas. Y también desde que los intelectuales de izquierdas dominan los círculos culturales, mucho antes que mayo del 68, y la revolución de ideas sólo puede hacerse desde la derecha, o desde la izquierda contra el conservadurismo de izquierdas. Y, sin embargo, es un elefante lleno de salud, bastante mejor que la exhibida por los elefantes socialistas que desde el domingo quieren desplazar a su elefanta jefe. Incluso en el país donde un político como Sarkozy ha redefinido la ubicación ideológica del progresismo, la izquierda aún sigue convencida de tener su monopolio, como hace 37 años lo creía Mitterrand. Royal, su pupila y protegida, cerró su postulación como futura líder del PS el domingo por la noche con una reivindicación de su condición de izquierdas y de progreso, como si ambas cosas fueran sinónimas. Y en su debate con Sarkozy pretendió descalificarlo moralmente con aquella misma íntima arrogancia de Mitterrand, la del monopolio del corazón. Los términos del debate son parecidos en España, pero con una diferencia. Nuestro elefante ideológico es más bien una montaña, es tal su volumen y la fuerza de su adherencia. Por un factor que marca nuestra distancia de Francia, el pasado franquista frente al mayo del 68. Hace más de tres décadas que la izquierda vive instalada en el monopolio del corazón, asentada en la agitación permanente de ese fantasma del pasado y en la identificación de la derecha de hoy con el dictador de ayer. Cuando la derecha española ganó las elecciones en 1996, no lo hizo porque hubiera podido romper el monopolio, sino por la corrupción y la autodestrucción de la izquierda. Y cuando Aznar volvió a ganar, lo consiguió a pesar del mantenimiento de ese monopolio, por su eficacia y por su credibilidad, pero con el corazón ideológico de los españoles en otro lugar. El reto pendiente de la derecha española es lograr lo que Sarkozy en Francia, ganar las elecciones, no por hundimiento del adversario, sino por haber sido capaz de romper su monopolio del corazón. N ¿Interrumpimos un momento nuestra negociación? Por favor, Josu, necesito ir al lavabo.