Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 DEPORTES Primera división s Trigésima tercera jornada LUNES 7 s 5 s 2007 ABC Guti levanta un partido apasionante Salió cuando el Madrid perdía (0- 1) y fabricó brillantemente los tres goles de su equipo ENRIQUE ORTEGO MADRID. ¡Qué grande es el fútbol cuando se hace bien! Partido grande, muy grande, en el Bernabéu. Uno de los mejores de la Liga. Sino el mejor. Al menos, de los más apasionantes y disputados. Ganó el Real Madrid porque tiene una pegada de peso pesado que a estas alturas de temporada tumba al que se ponga por delante. Pero pudo hacerlo el Sevilla porque tiene la sutileza del juego bien elaborado y tuvo oportunidades, y claras, para ello. La paradoja es que para que el equipo de Capello demostrara la terrible eficacia de sus golpes tuviera que aparecer en escena su futbolista más sutil y versátil. Sólo un hombre con la calidad de Guti podía cambiar ayer ese partido que el Sevilla se había llevado a su orilla a base de remar contra corriente durante una hora. Se acordó Capello de Guti y todo cambió. Tres pinceladas de la más pura escuela sevillana, tres goles. Su salida revolucionó a su equipo y el encuentro. El triunfo del Barça en Anoeta sirvió para meter la presión justa a Real Madrid y Sevilla, que salieron en busca de la victoria sin concesiones ni miramientos. Con lo que estaba en juego no era día tampoco para cambiar de chaqueta ni de estilo. Cada equipo quiso ser lo que es. El Sevilla, en cuanto a juego, parece más, pero el Real Madrid demostró por enésima vez que sabe resolver como pocos. El fútbol sevillista responde mejor a todos los sentidos, aunque la ausencia de Navas y la apuesta inicial de Juande Ramos por los tres medios centro dejara cojo a su medio campo. Le faltaba una pata por la derecha por mucho que Alves sea el perfecto chico para todo. Como diría Joan Manuel Serrat, cada loco con su tema. Arrancó el Sevilla como sabe. Dominador. Con la defensa adelantada y presionando muy arriba la salida del rival, en los tres cuartos de campo. El Madrid recurría al balón largo para salir de su campo y quitarse al enemigo de encima. Con Beckham en el equipo su fútbol se simplifica sobremanera. Pases del inglés a la espalda de la defensa contraria... y a esperar que algún compañero aparezca para machacar. En este sentido Van Nistelrooy siempre está con la caña. Contaba sus últimos minutos una buena primera parte cuando el que golpeó en una ju- Real Madrid Sevilla 3 2 Real Madrid (4- 4- 2) Casillas; Cicinho, Sergio Ramos, Cannavaro, Torres (Helguera, m. 58) Beckham, Diarra, Emerson, Robinho; Raúl (Guti, m. 58) y Van Nistelrooy. Sevilla (4- 4- 2) Palop; Alves, Ocio, Escudé, Dragutinovic; Maresca, Poulsen, Renato (Hinkel, m. 64) Puerta; Kanouté y Kerzhakov (Chevanton, m. 72) Árbitro: Pérez Burrull. Amarilla a Torres, Sergio Ramos, Hinkel, Chevantón, Beckham y Robinho (2) la segunda por quitarse la camiseta en su tanto. En el 83, roja directa a Ocio tras empujar a Diarra en un córner. En el 74 expulsó a Luis Fabiano, que calentaba en la banda. Goles: 0- 1. m. 41: Maresca. 1- 1. m. 61: Van Nistelrooy. 2- 1. m. 78: Robinho. 3- 1. m. 85: Van Nistelrooy. 3- 2: m. 90: Chevantón Cada loco con su tema gada de laboratorio fue el Sevilla, que explotó la falta de concentración de la defensa madridista primero con Kanouté y después con Maresca. Tremendo su remate. No tuvo más remedio el Madrid que afrontar más riesgos tras el descanso. Se le escapaba la Liga. Se excitó el partido y el estadio con un claro penalti de Kanouté a Sergio Ramos que Pérez Burrull no vio. El ritmo se aceleró porque el Sevilla tampoco se escondió y buscó la puntilla en sus contras. Enton- ces fue cuando Capello movió ficha a falta de media hora. Guti por Raúl y Helguera por Torres para convertir a Ramos en lateral derecho y a Cicinho en lateral izquierdo. La respuesta fue inmediata. El primer balón que tocó Guti fue un pase perfecto, milimétrico. Van Nistelrooy hizo el resto. Regateó a Palop y remató a puerta vacía. Juande tomó medidas para evitar males mayores. Hinkel se incrustó en la derecha y Dani Alves adelantó su posición. El cambio sirvió para frenar momentáneamente a un Madrid lanzado y desde su nueva ubicación el brasileño tuvo el partido en sus pies dos veces seguidas. No acertó en el remate- -la segunda se la sacó Casillas- -y en la acción siguiente Guti volvió a tirar de manual y con otro pase tan extraordinario como el primero habilitó a Robinho, que tampoco falló. La remontada convulsionó el partido. Primero por la expulsión de Robinho, después por las tarjetas rojas a Luis Fabiano, que estaba en la banda, y a Ocio, y finalmente porque Guti refrendó su inspirada noche con otra maravilla que acabó en el tercer gol de su equipo, El postrero tanto de Chevantón le sirvió al Sevilla para igualar el goal average particular con su enemigo de ayer. LA CARRERA POR EL TÍTULO Lo que les queda BARCELONA VALENCIA PTOS 65 59 R. MADRID PTOS 63 SEVILLA PTOS 61 Robinho limpia la bota de Guti después de anotar el segundo gol blanco PTOS OTRA REIVINDICACIÓN DEL MAGIC BLANCO Es su sino, de la gloria al fango y otra vez a la gloria. Como jugador hay que ponerle la nota más alta; como profesional baja un poco Cosas de genios J. ÁVILA MADRID. La mayoría de los técnicos que han pasado por el banquillo del Real Madrid coinciden a la hora de valorar el perfil de Guti. Como jugador de fútbol hay que ponerle la nota más alta; como profesional baja un poco Es el Curro Romero del fútbol. Y en medio de esa dicotomía ha devorado más de diez temporadas defendiendo la camiseta del Madrid. Quizá no ha sido titular indiscutible porque no alcanzó la nota media que logró siempre su compañero y amigo Raúl. Pero lo que nadie puede negarle a Gutiérrez es su capacidad para cambiar el signo de un partido. Y casi siempre cuando vive un mal momento. Anoche escenificó su enésima reivindicación. La expul- ABC En MAYÚSCULAS, equipos que juegan en casa