Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA ETA Batasuna regresa a las instituciones LUNES 7 s 5 s 2007 ABC Edurne Uriarte Y ZAPATERO EN AZORES uando el Supremo dejaba ayer en evidencia la dejación del Gobierno en el nuevo asalto electoral de ETA, Zapatero se hallaba en un mitin haciendo un alegato apasionado contra... las Azores. Muchos nos preguntábamos cuándo se rompería esa pantalla del hechizo del poder que protegía a este presidente del descubrimiento público de su inconsistencia y creo que el momento se produjo en ese cruce de realidades. Entre el reproche del TS la agitación de Azores, se deshizo el bluff Zapatero, la historia de un carisma construido sobre la nada. Una nada hecha de la sorpresa electoral alentada por un atentado, del miedo a las consecuencias de los compromisos internacionales antiterroristas, del odio al PP y del marketing de la frivolidad. Circunstancias extraordinarias como la del 11- M pueden llevar al poder a un político endeble, soberbio y manipulador como Zapatero. Y luego ocurre lo inevitable, que un partido y unos intelectuales que saben de la temeridad y del error de sus políticas siguen y jalean al poderoso y convierten la equivocación de un individuo en una equivocación de Estado. Apenas sabía de terrorismo y llegó al Gobierno en un país donde el terrorismo es uno de los ejes de la política del Estado. No creía en la política de la persecución policial y judicial y firmó una ley de partidos cuando barruntó que así conectaba con la mayoría de la opinión pública. No cree en la política de transparencia que predica su aparato de marketing y ha construido un proceso de negociación con ETA basado en el ocultamiento y la manipulación. No cree en la consistencia de los principios de resistencia democrática frente al chantaje y ha imaginado que los españoles admitirían todos los precios, incluso sus mentiras, a cambio de seguridad. Cedió al chantaje de la mesa de partidos, al de De Juana, al de Otegi. Y aún se sentía invulnerable para ceder al de ANV con la apelación a la ley como tapadera. Pero el Supremo no está dispuesto a hacer de tapadera. Y la sociedad española ya sabe que él y no la supuesta rigidez de la ley es el único responsable de la vuelta de ETA a las instituciones. C armas. Todo lo contrario. Si hace dos años resultaba impensable que ETA volviera a matar, ahora se cuenta con ello. Es un valor entendido que lo puede hacer en cualquier momento, o, mejor dicho, en el momento que más le convenga Y es también un valor entendido que, en su momento, los electos de ANV darán cobertura a la ilegalizada Batasuna. Ahora, la izquierda abertzale, la que no condena la violencia, está organizada y movilizada. Va a poner toda la carne en el asador para lograr unos buenos resultados. Es verdad que a efectos de censo, la ilegalización de las listas ha conseguido que este se reduzca drásticamente pero los ayuntamientos en los que estarán presentes son plataformas suficientes para recuperar poder. ¿Condenará ANV un atentado de ETA? se preguntaba Imaz. El Gobierno arremete contra el PP como si los dirigentes populares fueran los únicos que muestran perplejidad y preocupación. Ahí el Gobierno se hace trampa a sí mismo porque perplejos y preocupados están muchos socialistas, vascos y sobre todo no vascos, que temen que en sus respectivos feudos la imagen de De Juana, ya restablecido, y el discurso de almidón lanzado para decir que sólo ellos son amantes de la ley pueda perjudicar sus expectativas electorales. Entre bambalinas, los partidos vascos- -todos salvo el PSE- -ven, quizás en un exceso de suspicacia, además un indisimulado cálculo electoral. Se comienzan a cruzar datos y allí donde ANV se presente los Ayuntamientos serán del nacionalismo puro y duro. El integrante de una de las listas autorizadas, allí estaba, en primera fila lanzando gritos amenazantes contra Javier Arenas en su reciente visita a Rentería (Guipúzcoa) De Juana está ya restablecido. De acuerdo con algunas impresiones médicas podría abandonar el hospital con toda tranquilidad y en su casa restablecer masa muscular a base de gimnasia y bicicleta estática. Con eso basta De Juana no va a volver a prisión y el Gobierno es libre de tomar esa decisión, que ya no puede parapetar ni en criterios médicos ni jurídicos. Deliberadamente, el Ejecutivo y sobre todo su presidente han obviado el discurso político, ese discurso necesario para acallar perplejidades y sospechas. Justo cuando el fiscal general avisa que no se va a mover un papel sobre posibles corrupciones hasta que acabe la campaña, el presidente se dedica a hablar de ello. Siempre ha creído el jefe de Gobierno que medir los tiempos es clave para el triunfo. Y en eso está, en medir los tiempos. Perplejidad socialista El proetarra Joseba Álvarez lanzó un discurso amenazante por la decisión del TS sobre las listas EFE No basta para ETA El gesto de no instar la ilegalización de ANV es un acto baldío: Batasuna sigue amenazando y prepara dialécticamente el temido regreso de ETA. Ya se cuenta con que vuelva a matar POR CHARO ZARZALEJOS Las deliberaciones de la Sala del 61 han sido profundas y muy serias y el margen que han tenido ha sido mínimo. Por primera vez en la práctica jurídica se encuentran en la tesitura de tener que ilegalizar a la mitad de las candidaturas de un partido legal. La Ley de Partidos no es una ley para penalizar a personas físicas, sino para evitar que éstas, a través de figuras jurídicas- -partido o agrupación electoral- -burlen los mínimos de la democracía. Lo suyo es aplicar la Ley de Partidos y no atender a recursos contencioso- electorales, que fue el procedimiento elegido, en primera instancia, por el Ejecutivo. Tras el aviso del Supremo, la Fiscalía se avino al procedimiento señalado en la Ley de Partidos y se acogió a la ejecución de la sentencia de ilegalización de Batasuna. Ha sido la labor del Supremo algo así como un encaje de bolillos porque no deja de tener mérito ilegalizar a listas de un partido legal. El precedente es digno de estudio. Si desde el punto de vista jurídico lo acontecido es inédito, desde el punto de vista político estaba cantado y asumido. El Gobierno, refugiado siempre en el discurso de ley y más ley, parece estar satisfecho. Y está satisfecho porque la rendija está abierta. Está satisfecho y debería estar preocupado. Lo importante ha sido el gesto el guiño de no proceder a instar la ilegalización para que fueran los jueces quienes dijeran la última palabra. Pero es un gesto baldío. En el País Vasco el ambiente vuelve a estar espeso, muy espeso. El pánico a un atentado podría explicar en buena medida la decisión del Ejecutivo, así como la idea de dejar un pequeño rastro para, si las cosas cambian, retomar lo roto en Barajas. Pero no hay un sólo motivo para que el pánico no permanezca. Las declaraciones amenazantes de los dirigentes de Batasuna no son ocurrencias gratuitas, como las emitidas ayer por Joseba Álvarez y Mati Iturralde- la decisión del Supremo nos lleva a una situación extremadamente grave dijo- -y ETA no ha dado una sola señal de estar dispuesta a dejar las Críticas al Supremo Las declaraciones amenazantes de los dirigentes de Batasuna no son ocurrencias gratuitas